La mafia de la FIFA

DEP-DEPORTES-062415W
Según los documentos del ‘Confidente X’, esa cantidad de 1,2 millones de dólares llegó a nombre de la CONMEBOL, pero Leoz lo desvió a su cuenta personal, la 1596/2 del Banco do Brasil de Asunción./AGENCIAS

Por Agencias
redaccion@latinocc.com

La mecánica del FIFA Gate era la siguiente: el dinero entraba en la cuenta de la Confederación Sudamericana (CONMEBOL), y luego el presidente, Nicolás Leoz, lo repartía a su antojo.

Movió cifras millonarias de las cuentas de la institución a las suyas personales. Así de fácil, así de impune.

El periódico AS de España, cuenta con el testimonio del ‘Confidente X’, un exempleado de la CONMEBOL, que aporta documentos que prueban el saqueo al que fue sometida la Confederación Sudamericana de Fútbol bajo el mandato de Leoz (1986-2013).

Nicolás Leoz Almirón (Pirizal, 1928) fue también miembro del Ejecutivo de la FIFA (1998-2013) y vicepresidente de este organismo.

Actualmente está en arresto domiciliario en su hacienda de Luque (Asunción) a la espera de ser extraditado a Estados Unidos, país que le acusa de corrupción, soborno, fraude, blanqueo y asociación para delinquir.

Sus cuentas corrientes se confundían con las de la Confederación Sudamericana.

Los traspasos de dinero eran frecuentes, tanto en dólares como en guaraníes, moneda paraguaya.

El relato del Confidente X, que trabajó en la CONMEBOL durante una década y media, describe el ‘modus operandi’ en la Confederación Sudamericana, el epicentro de la corrupción junto con la CONCACAF (Confederación Norteamérica, Centroamérica y del Caribe de Fútbol), con dineros que llegaban desde cualquier parte del mundo, de Tokio a Nueva York, y, tras pasar por aquí y allá, acababan en cuentas de sus dirigentes en Paraguay, Brasil, EE UU o en Panamá.

“A veces, para maquillar las operaciones, usaban como testaferros a alguno de sus familiares. El doctor Leoz a su esposa, María Clemencia; sus ayudantes hacían algo parecido”.

El primer caso, que sirve para ilustrar cómo se distraía el dinero a capricho en la Confederación Sudamericana (que integran Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela) hace referencia a una cantidad de un millón y medio de dólares “que el por entonces (en el año 2000) presidente de la Federación de Japón, Ken Naganuma, ya fallecido, envió a la CONMEBOL para ser repartido entre las diez federaciones por el voto de los países sudamericanos a la candidatura de Corea y Japón para el Mundial 2002”, cuenta el ‘Confidente X’.

“Pero ese millón y medio se distribuyó de otra forma: un millón doscientos mil dólares americanos los ingresó Leoz en su cuenta; doscientos mil dólares para Eduardo de Luca, secretario general de la CONMEBOL, y cien mil dólares para Zorana Dannis, la enlace de la Confederación con la FIFA”.

Una colombiana con oficina en EE UU.

Nicolás Leoz./ARCHIVO
Nicolás Leoz./ARCHIVO

Según los documentos del ‘Confidente X’, esa cantidad de 1,2 millones de dólares llegó a nombre de la CONMEBOL, pero Leoz lo desvió a su cuenta personal, la 1596/2 del Banco do Brasil de Asunción.

“AS” publica el reconocimiento de firma en el Banco do Brasil de Leoz y su esposa, María Clemencia Pérez, que los vincula con ese número de cuenta. Los otros dos giros bancarios fueron a parar uno al Northern Trust International Bank, de Nueva York, y el otro a una oficina del Citibank en New Jersey, también en Estados Unidos.

Esta fue “una de las operaciones, pero hubo muchas más y no todas pasaron por mis manos”.

Explica X que estas prácticas “eran habitulaes y seguidas”, hasta el punto que era casi un imposible separar las cuentas privadas de Leoz de las de la propia CONMEBOL.

Leoz dimitió de sus cargos en la FIFA y en la CONMEBOL hace algo más de dos años.

“La FIFA ha recibido la dimisión formal de Nicolás Leoz de sus cargos como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y presidente de la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol) por razones de salud y de índole personal”, informó la FIFA en un comunicado oficial el 23 de abril de 2013.

En realidad, Leoz se vio involucrado en el caso ISL, la empresa de marketing de la FIFA que quebró por pagar sobornos a sus dirigentes “porque era la única manera de cerrar los negocios con ellos”.

Así lo declaró Hans Juerg Schmid ante el juez suizo Siegwart, que citó en el juicio a Leoz y al resto de la cúpula de la FIFA.

“Por qué debe entender este tribunal que se paguen sobornos”, respondió al juez a cargo.

NO APARECE

Por su parte, el Actual presidente de la CONMEBOL, el paraguayoJuan Ángel Napout, no quiere aparecer y aún no se ha manifestado sobre lo que sucedió en la institución que preside.

Así se lo explica uno de los periodistas del diario ABC Color de Paraguay.

“Ni siquiera se le vio en el primer partido de la Copa América, la competición por excelencia del continente sudamericano”.

Napout sí estuvo en Zúrich a finales de mayo, cuando el FBI y la policía de Suiza detuvieron a ocho dirigentes de la FIFA en una redada en el hotel Baur au Lac.

Tras los sucesos pidió a las diez federaciones sudamericanas que votaran en bloque al príncipe Ali y en contra de Blatter, pero Brasil y Ecuador se saltaron el acuerdo. Napout habló el 29 de mayo sobre ello: “Dijimos que íbamos a votar en bloque. Pero algunos países decidieron no hacerlo. Lo entiendo. Son circunstancias excepcionales”.

El actual presidente de la CONMEBOL, que se hizo a la sombra de Leoz, lanzó un alegato tras las detenciones de sus compañeros en la FIFA: “La FIFA no puede ser corrupta. Si hay corrupción, es individual. No es la institución, somos los hombres. La institución sigue siendo pura. No hay una letra que permita corrupción, los hombres sí. Blatter ha actuado bien”.

Después de esta última declaración, no se ha pronunciado.

Napout, de origen palestino, fue elegido vicepresidente de la FIFA en el 65 Congreso celebrado el mes pasado en Zúrich y es presidente de la CONMEBOL desde 2014.

Su director general en el organismo es Gorka Villar, primogénito del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *