Aprobaron licencias para inmigrantes

Luego de casi 20 años California indocumentados podrán conducir.

Por Carlos Hernández y Consuelo Martínez. chernandez@sblatino.com Después de más de 15 años de lucha el ex asambleísta estatal Gil Cedillo vio como su sueño por dar licencias a los indocumentados se convirtió una realidad, cuando el gobernador Jerry Brown firmó en ley la propuesta AB60. “Han sido años de una lucha interminable e incansable, hemos afrontado muchísimos obstáculos pero gracias al apoyo de muchas organizaciones, la comunidad, colegas y sobre todo al
gobernador Brown, ya no seguiremos esperando por algo que era necesario por los inmigrantes que quieren vivir con dignidad y respeto", indicó Cedillo, quien ahora es concejal de Los Angeles. Y es que las multas y penas de conducir sin una licencia válida de California conllevan, pueden ser muy altas y devastadoras. Mario Nuñez, originario de Guatemala y quien llegó hace 12 años al país, cuenta como su hermano y un amigo fueron deportados luego que el Departamento del Alguacil los detuvo sobre la carretera 101 a la altura de la salida de Hollister Ave. por que una de sus luces traseras no servía. “Cuando el agente se dio cuenta que no tenían licencia ni papeles se los llevó a los dos, y también un carro de $4,500 y que mi hermano pasó ahorrando unos seis meses. Luego en la cárcel, los tuvieron tres días y después pasó Inmigración a traerlos para deportarlos”, sostuvo Nuñez. El hombre de 39 años cuenta como su hermano Ruben le hubiera gustado estar aún en el país y poder tomar ventaja de la nueva ley que entrará en vigor a finales del próximo año. “Es una lástima que él no éste ya en California, pero me alegró por muchísima gente y amigos que tengo que se van a beneficiar con la nueva ley, es algo que se merecía desde hace mucho tiempo la comunidad hispana”, sostuvo. Relatos como estos fueron los que muchas veces fueron presentados al gobernador Brown, antes de tomar su decisión final el pasado 3 de octubre cuando frente a la alcaldía de Los Angeles decidió firmar la AB60. La propuesta es obra de Luis Alejo, Asambleísta de Salinas quien retomó la lucha iniciada en 1998 por Cedillo, cuando era representante del distrito 48. Desde 1994 la comunidad indocumentada tiene prohibido obtener licencias de conducir en California por disposición del entonces gobernador Pete Wilson, el mismo que impulsó otras leyes antiinmigrantes como la “Proposición 187”. “Este es el primer paso. Cuando millones de personas sin documentos conduzcan con respeto en el estado de California, el resto del país tomara nota que ya no tienen que vivir en las sombras….No fue la política ni los políticos, si no nosotros el pueblo que logramos que esto sucediera,” aseguró el gobernador demócrata. LA LEY Aunque la nueva ley ha creado un clima de esperanza, entraría en vigor hasta finales de 2014 y no sería hasta el 1 de enero de 2015 cuando se emitirían las licencias, las cuales a su vez no son “licencias”. La AB60 dicta que los documentos a darse a personas sin un estatus migratorio en regla, luego de pasar las respectivas pruebas de examen teórico, visual y práctico, llevarían las iniciales de “DP” por privilegió y no las de “DL” (por sus siglas en inglés). Es decir será un documento de Privilegió de Manejo y no una Licencia de Manejo. No todo fue fácil para la AB60, ya que el asambleísta republicano, Tim Donnley de Twin Peaks, aseveró ser un error porque no se sabrá a quien se les entregarán los permisos de conducir. Peaks, dijo que era un error porque no se sabía a quien se les entregaría. Sin embargo Das Williams, asambleísta local que siempre apoyó las enmiendas de Cedillo y votó a favor de la AB60, asegura que los argumentos de Donnley son infundados y falsos. “Esa era una táctica usada por los republicanos radicales, de hecho cuando todas estas personas saquen sus permisos de conducir, ellos estarán comprobando su identidad lo que obviamente aumenta la seguridad del país”, explicó Williams. Según cifras oficiales de la oficina del Censo, en California viven 14 millones de personas de origen latino, siendo de estas el 82 por ciento de origen mexicano. Así la AB60 podría permitir que entre 1.4 a 1.7 millones de personas en California manejen legalmente. Ana Cataldo, de 35 años, quien enfrentó repentinamente la necesidad de manejar sin licencia cuando se separó del padre de sus hijos, será una de los cientos de miles de beneficiados. La arriesgada conductora oriunda de Ciudad de México y quien llegó a Estados Unidos en 1994, porta una licencia mexicana vencida y lo más temido sucedió porque hace tres años cuando tuvo un accidente. “La culpa fue de la otra persona que pasó con rojo y me chocó por el costado. Aparte del golpe y de ver que mis hijos estaban asustados, sabía que la policía iba a venir y tenía nervios….para colmo el carro no era mío”. La mujer terminó con el susto y con una multa de más de $300. “El carro quedó inservible y entonces debimos arreglárnoslas con la aseguradora para poder retirarlo del corralón”, relata ahora más contenta Ana quien se sacará un gran peso de encima cuando la ley entre en vigor. “Todos estamos nerviosos que sea cierto, es lo que estamos esperando para poder manejar con tranquilidad”. Según un reporte realizado por el Programa de Periodismo de Investigación de la Universidad de Berkeley, en el 2009, mostró que los retenes generan un estimado de $40 millones en ganancias en concepto de gastos de remolque y multas. Con la aprobación, California sería el décimo estado en permitir que los indocumentados soliciten licencia de conducir. YA ERA TIEMPO Para Williams darles a los indocumentados la oportunidad de conducir era algo imperante. “En primer lugar, fue un error muy grande cuando hace años se les quitó las licencias a estas personas (los indocumentados). podíamos seguir esperando por algo que era justo y necesario, y por eso siempre estuve y vote a favor de este tipo de propuestas de ley”, indicó Williams. Por su parte Russell Trenholme, fundador y presidente de IMPORTA, organización que lucha por los derechos de los inmigrantes en SB, la ley permitirá proteger a la comunidad inmigrante de las multas “Al fin estos políticos arreglan un tremendo error que fue el dejar sin licencias a personas sin papeles… esto tomo tintes hasta racistas como lo muestran en todo el estado los miles de casos de agentes que paran y quitan los autos a conductores sólo por su aspecto latino”, indicó Trenholme. El líder comunitario es un experto en el tema, ya que en 2011 hizo un extenso reporte donde mostraba como el SBPD y el Departamento del Alguacil del Condado, tenían un alto promedio de incautación de vehículos, principalmente en los retenes. El reporte de Trenholme indicó que entre 2009 hasta 2012 se multaron a 5006 inmigrantes por no contar con una licencia válida de California. Según el Sargento Ridley Harwood, vocero del SBPD, en el último año fiscal que finalizó el 30 de junio pasado, agentes dieron 1,187 infracciones, y para el del anterior 1,104. Para el Jefe de Policía de SB, Camerino Sánchez, esta es una victoria para la comunidad. “Como latino y comandante de policía siempre apoye la propuesta, siempre pensé que era necesaria porque muchas de las personas necesitan conducir por necesidad”, indicó. Y es que Sánchez es parte de la Asociación de Comandantes de Policía de California, asociación que jugó un papel clave en la aprobación de la AB60. Para Sánchez esto mejorará la relación entre la comunidad y el SBPD, al terminar con estereotipos que los agentes persiguen a conductores sólo por su aspecto latino, así como hará las calles de todo el estado más seguras. “Ahora todos los conductores harán los exámenes y conocerán las leyes de tránsito, así como todos se verán obligados a contar con un seguro para autos y esto reduciría el número de conductores fugados en accidentes de tráfico”, sostuvo Sánchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *