Lobos y Porto campeones en Oxnard

Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajo un excelente clima y con la presencia de más de 400 personas, entre ellos funcionarios locales, la “Liga Clubes Unidos de Oaxaca” cerró su torneo 2014-2015 con dos finales y un partido por el tercer lugar.

Así el Lobos se coronó campeón de Primera, el Porto de la Segunda División, mientras que el Unión Gómez ganó el tercer lugar de la Primera.

La premiación de los campeones, la cual estuvo a cargo por la Cónsul Titular del Consulado de México en Oxnard, Berenice Díaz Cevallos, quien entregó uno a uno los trofeos y medallas.

En el lugar también hubo una Feria de Salud donde diferentes organizaciones y clínicas públicas, privadas y sin fines de lucro se hicieron presente llevando a cabo exámenes médicos, de la vista y dentales gratis, entre otros.

Por su parte Bernardino Martínez presidente de la Liga, indicó estar satisfecho y contento de la tarde futbolística.

“La verdad esta jornada final ha sido todo un éxito, con buenos partidos y la presencia de la Cónsul Berenice, es un honor que haya aceptado nuestra invitación”, indicó

LOBOS “COMIERON” PEGASO

Así, en la Primera División el Lobos no tuvo problemas para vencer contundentemente 3 a 0 a su similar del Pegaso.

Fue un partido que los ahora campeones no tuvieron problema en resolverlo, gracias a su poderío ofensivo.

Y es que los “naranjas” se fueron “con todo” desde el inicio de las acciones sin embargo no fue hasta pasada la media hora cuando por fin su delantero, Damian Pérez, abriría el marcador con un tremendo riflazo.

Así se llegó al descanso, con el Lobos dominando a su antojo y el Pegaso sin poder “entrar en el juego”.

Ya en el segundo tiempo llegaron las últimas “mordidas” de los Lobos, que resultaron letales para un moribundo Pegaso, el cual nunca “pudo desplegar su vuelo”.

En partido por el Tercer lugar de la misma división el Unión Gómez venció 3 a 2 al Chiñión.

PORTO CAMPEÓN DE LA SEGUNDA

En un encuentro no apto para cardíacos, y contra todo pronóstico la oncena más joven de la Liga, El Porto derrotó 4-2 en penales al Tigres de Oaxaca para erigirse como campeón de la Segunda División.

El partido tuvo que acabar desde los “fatídicos 11 pasos”, ya que en tiempo reglamentario y en tiempo extra, el cotejo terminó con empate a un gol por bando.

El Porto, que es compuesto por adolescentes en un 80 por ciento, siendo su jugador más joven de 14 años, y el mayor de 26, hizo el partido de sus vidas.

Hasta hace unas semanas cuando acabo el torneo regular y se definieron los clasificados a octavos de final, el Porto sería la última escuadra en colarse a la fase de eliminación.

Desde ahí, la juvenil escuadra se deshizo de oponente que enfrentaba, y en la final no fue la excepción.

Como si fuese de película el Porto resurgió de las cenizas, primero, su portero titular Paulino López, por una razón que ni ellos conocen, no se presentó al partido más importante del torneo, por lo que el defensor Héctor Rodríguez le tocó cubrir la valla.

Bajo ese sombrío marco, las cosas no pudieron ser peores ya que tan sólo a los 3 minutos los Tigres se fueron adelante en el marcador, gracias a una jugada de contragolpe, que encontró malparada a la defensa “porteña”.

Para colmo de males, Rodríguez salió lesionado al minuto 25 cuando se quebró dos dedos de la mano al chocar con un delantero contrario, por lo que otro jugador de campo tuvo que jugar de portero nuevamente.

Los juveniles, sin embargo, no se amedentraron y de hecho fueron quienes controlaban el encuentro y disponían de las mejores oportunidades. El empate se veía llegar.

Comenzó el segundo tiempo, y la alegría para los seguidores del Porto sólo era cuestión de tiempo, así al minuto 73 Bernardino Ramírez anotaría el empate, gracias a un tiro cruzado a la izquierda de la meta “felina”.

Ya no hubo tiempo para que se moviera el marcador, el final del tiempo reglamentario llegó, y con ello los tiempos extra.

Ahí, una vez más el Porto gozó de las mejores oportunidades, sobre todo en el minuto 112, cuando una vez Ramírez tuvo la oportunidad de marcar, sin embargo, con todo para hacerlo y con sólo ante el guardameta, mandó su disparo afuera.

Ya en los penales, los juveniles fueron más precisos al marcar 4 de los 5 penales lanzados.

Fue un junto premio para una escuadra que luchó contra la corriente mucho antes que iniciará el encuentro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *