La honra de ser papá

Hombres de la Costa Central afortunados de ser padres.

Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

Junio es el mes donde da comienzo el verano, pero también es el mes cuando se celebra la tenacidad del “hombre de la casa”, ese que trata de dar lo mejor de sí a su familia: papá.

Ser un buen ejemplo para sus hijos, respetuoso, proveedor, sabio, estricto y justo son algunos de los calificativos que lleva una labor inigualable y que para muchos, especialmente los latinos, es la culminación para sentirse un hombre de verdad.

Así, este próximo domingo 21 de junio muchos hombres de la Costa Central tendrán la oportunidad de no sólo disfrutar de un día en familia, con regalos y comidas, sino también de sentirse honrados y bendecidos por ese vital de ser padres.

Saúl Peña y su esposa Isabel González posan junto a su pequeño de cinco años Daniel, durante la celebración de un ‘Día del Padre’./CORTESÍA
Saúl Peña y su esposa Isabel González posan junto a su pequeño de cinco años Daniel, durante la celebración de un ‘Día del Padre’./CORTESÍA

UN PADRE TENAZ

La labor de ser la piedra angular de la familia no es una tarea sencilla, sobre todo si se careció durante la vida de esa figura paternal, como comenta Saúl Peña.

“Mi padre murió a los seis años, así que mi madres nos crió a mis hermanos y a mí, nunca tuve la dicha de tener un papá, pero eso es precisamente lo que más me motiva para que yo de lo mejor de mí y ser un buen padre para mis hijos”, indica Saúl de 47 años.

Y es que para este empresario nacido en Santa Ana, El Salvador, y residente de Ventura ser papá es lo mejor que le puede pasar a un hombre, sin embargo es algo que también lleva una gran responsabilidad.

“No sólo es procrearlos, sino que lleva también un sin fin de responsabilidades como enseñarles buenos principios y que sean personas de bien para la sociedad”, el padre de cuatro hijos.

Saúl, quien gracias a su segundo matrimonio, con Isabel González, disfruta nuevamente de la vida de padre, ya que le dedica mucho tiempo y atención al más pequeño de sus hijos, Daniel de cinco años.

“Ahora ya más establecido y con más tiempo, trato de darle más atención, como no le pude dar a mis hijas cuando estaba más joven y es que la vida acá lo hace que uno pierda ese balance familiar”

Es por ello, que Saúl comenta con mucho orgullo y emoción que uno de los momentos más especiales que tiene con el pequeño Daniel, es ayudarle cada tarde con sus tareas y llevarle a comer helado una vez por semana.

“Es una rutina que tenemos, ese tiempo entre él y yo es especial, y sin duda, crear esas memorias con mi hijo es lo más gratificante en esta vida, porque es algo que siempre quedará en mi memoria”, sostiene.

Además, el empresario reconoce que para un inmigrante la responsabilidad de ser padre se hace mucho más difícil.

“Se llega a este país sin conocer la cultura o cómo funciona el sistema, entonces en nuestros años más productivos sólo pensamos en trabajar muy duro, y eso hace que ha veces se descuide lo más importante que son la familia y los hijos”.

Precisamente, Saúl quien tiene una agencia de seguros y su esposa es médico, sostiene que la clave para ser un buen padre radica en mantener un balance entre el trabajo y el tiempo que se le dedica a la familia.

“Para mí esa es la clave, ya que ese tiempo familiar es crucial en la formación de los hijos”.

Saúl, al preguntársele como se describiría en una palabra como padre sería: divertido.

“Soy muy bromista, siempre me gusta estar de buen humor en la casa”.

Ahora, para este próximo Día del Padre, Saúl estará celebrando su día en compañía de su esposa, Daniel, un hijo que vive en Ventura y sus dos otras hijas, quienes llegarán desde Los Angeles..

“Lo celebró en familia, yo cocino la carne ese día, la pasamos muy bien y como me gusta bromear aprovecho para hacerle bromas a mis hijos, lo importante es que compartimos mucho tiempo juntos”.

El Supervisor del Condado de Santa Bárbara, Salud Carbajal dice que las mejores memorias como padre son los nacimientos de sus hijos Natasha y Michael. En la gráfica (de Izq. a Der.), el supervisor es captado en la playa junto a Michael, su esposa Gina, Natasha y su esposo Anthony Garduño./CORTESÍA
El Supervisor del Condado de Santa Bárbara, Salud Carbajal dice que las mejores memorias como padre son los nacimientos de sus hijos Natasha y Michael. En la gráfica (de Izq. a Der.), el supervisor es captado en la playa junto a Michael, su esposa Gina, Natasha y su esposo Anthony Garduño./CORTESÍA

UN PAPÁ PÚBLICO

A Salud Carbajal, en el condado de Santa Bárbara se le conoce más como su rol de Supervisor por el Primer Distrito, sin embargo, como él mismo lo afirma es un papá como cualquier otro.

Salud, a pesar de su alto cargo en el gobierno de dicho condado, sostiene que su rol de padre nunca lo ha descuidado.

“Gracias a Dios tuve un papá que me inculcó muy buenos valores, los mismos que le trato de pasar a mis hijos y eso me ha ayudado, porque para mi ser padre es un regalo”.

El funcionario quien ahora se postula para Congresista Federal del Distrito 24 de la Costa Central, dice que su labor paternal no es nada fácil.

“Por ser figura pública, uno siempre está en la lupa de los demás. Todas las acciones se hacen más importantes, y así la responsabilidad de ser un buen ejemplo también es más difícil, porque debe ser un buen modelo para la comunidad”.

El Supervisor quien junto con su esposa Gina, son padres de Natasha de 30 años y de Michael de 16, dice que a pesar de lo complejo de su horario y vida, la labor de padre y esposo son lo más importante en su vida.

“Darla igualdad a la esposa y porque junto con mis hijos son lo más importante en mi vida. La clave de ser buen padre ha estado en asegurarme de pasar tiempo con ellos, ese tiempo es especial para mí, aunque ha veces por alguna función o una reunión todo se hace más difícil”, sostiene.

Precisamente, el político sostiene que uno de las memorias más especiales que tiene como papá es el día que nacieron sus hijos.

“Son dos memorias, maravillosas, muy importantes, porque me resaltó la importancia que tendría en la vida de ellos, la responsabilidad por su bienestar, felicidad y futuro. Es uno de los principios que traigo de mi papá, ser responsable y un buen proveedor”.

Así, Salud indica que los momentos que más disfruta junto con los suyos van desde viajar, hablar sobre temas sencillos de sus vidas cuando comen, “porque todo es muy gratificante”.

Cuando se le pregunto cómo se describiría como padre en una sola palabra dijo: “responsable. Porque es algo que vi y traigo de mi papá”.

Y al preguntarle como su familia le describiría indicó: “muy generoso, con mucha compasión y también muy exigente”.

Para este Día del Padre, el funcionario lo celebrará como lo ha hecho durante muchos años, atendido por su familia con una comida con sus platos favoritos.

“Mi esposa y mis hijos me hacen una cena, este año comeremos chile verde que es mi platillo favorito, además con taquitos que mi esposa hace los mejores del mundo. Luego mis hijos me hacen un pastel, me compran unos regalitos, nada caro y así pasamos todo ese día celebrando”.

José Huitrón es captado junto a su esposa y sus pequeños Israel de 9 meses e Isaac de 5 años.  Para José ser padre es una bendición./CORTESÍA
José Huitrón es captado junto a su esposa y sus pequeños Israel de 9 meses e Isaac de 5 años. Para José ser padre es una bendición./CORTESÍA

UN PADRE DE FE

José Huitrón de 34 años, es otro de los hombres de la Costa Central que dicen sentirse bendecidos por la dicha de ser papá.

Padre de dos hijos, Isaac de 5 años e Israel de 9 meses, para José lo más difícil de su rol familiar es ser el mejor ejemplo posible, ya que ha veces no es tan fácil…

“Hay que tener mucha paciencia y ha veces no la tengo, pero es que la tarea de ser padre siempre se va aprendiendo algo nuevo y mejorando”.

José, quien se describe como un hombre cristiano de fe,  asegura que seguir la Biblia como guía es la clave para ser un mejor padre.

“Me hace más fácil la labor de ser papá, porque si hay algo que no sé, la leo y me da mucha sabiduría, porque allí puedo encontrar muchas respuestas para ser el papá que debo ser”.

José quien viene de un hogar de 9 hermanos y hermanas, precisamente dice que uno de sus sueños es tener una familia numerosa.

“Me encanta ser papá, es una bendición y espero tener por lo menos cuatro o cinco hijos”

Al igual que los dos padres anteriores, José, quien tiene una empresa de mercadotecnia en Santa María y da clases en un instituto técnico local, sostiene que la clave en ser un buen padre es tener un balance con el tiempo destinado al trabajo y a los seres queridos.

“El tiempo, es un obstáculo más y como empresario ha veces viajo mucho, tener ese balance (familia-trabajo) se hace muy difícil, pero ha veces no voy a un evento, o acepto un trabajo, porque prefiero pasar tiempo con mi familia. Sé que es algo que vale la pena”.

Una de las rutinas que José más disfruta con sus dos pequeños es ir cada fin de semana a un parque local.

“Vamos a que el mayor se divierta, corra y a darle de comer a los patos del parque, son de esas memorias que siempre llevaré en mi vida”.

Por último José comparte que este próximo 21 de junio lo celebrará con un asado junto a su esposa, hijos, padres, tíos y hermanos.

“Siempre hacemos un asado, con mucha carne o pollo, generalmente los hombres son los que cocinamos, pero ojala este año sean las mujeres quienes lo hagan”, finaliza entre risas el empresario. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *