Suplemento Especial: Espíritus de las “Fiestas Españolas 2015”

Tanto Alexandra, la Espíritu “grande” de la Fiesta, como Ysabella, Espíritu Junior, se sienten dichosas y emocionadas de haber ganado este año la exigente competencia de baile flamenco que tuvo lugar el 18 de abril en el anfiteatro de escuela La Cumbre Junior High./CLARA MARTINEZ
Tanto Alexandra, la Espíritu “grande” de la Fiesta, como Ysabella, Espíritu Junior, se sienten dichosas y emocionadas de haber ganado este año la exigente competencia de baile flamenco que tuvo lugar el 18 de abril en el anfiteatro de escuela La Cumbre Junior High./CLARA MARTINEZ

Espíritus de “Las Fiestas 2015”:  talento, determinación y mucho encanto

Por Consuelo Martínez
redaccion@latinocc.com

Alexandra Freres e Ysabella Yturralde harán gala de su talento, pasión, estilo y liderarán los múltiples eventos que se realizan en Santa Bárbara durante la contagiosa efervescencia de los  Old Spanish Days o “Fiestas Españolas”.

Tanto Alexandra, la Espíritu “grande” de la Fiesta, como Ysabella, Espíritu Junior, se sienten dichosas y emocionadas de haber ganado este año la exigente competencia de baile flamenco que tuvo lugar el 18 de abril en el anfiteatro de escuela La Cumbre Junior High.

Revisando los orígenes de dicha competición, nos encontramos con que si bien es cierto la celebración de las “Fiestas Españolas” comenzó en 1924, no fue hasta 1949 cuando se eligió a la primera Espíritu representante.

Ésta habría sido Lia Parker quien en la actualidad tiene 82 años y con el mismo espíritu y sonrisa ha concedido entrevistas para medios locales.

Más adelante, en 1965, habría nacido la idea de elegir a la Junior Spirit, título que se lo adjudicó una niña llamada Jeannine López.

Como ellas, muchas jovencitas  siguen  intentando año tras año poder cumplir el sueño de convertirse en las embajadoras de esta importante celebración que caracteriza a Santa Bárbara y que atrae tanto turismo.

Sacando polvo en el “entablao” (Plataforma de madera donde danzan las bailaoras), todas ellas (y en contadas ocasiones “ellos”), expresan su profundo amor por la vida y  las ganas de alcanzar cualquier meta.

El pasado viernes, sacando tiempo de sus apretadas agendas, ambas ganadoras 2015 concedieron una entrevista exclusiva para El Latino Costa Central.

Puntualmente llegaron ataviadas con sus llamativos vestidos en los jardines de La Corte, atrayendo las miradas de los curiosos.

Alexandra, o “Alex” como la conocen sus cercanos, comenzó a bailar flamenco a los 3 años y desde entonces nunca ha parado. /CLARA MARTINEZ
Alexandra, o “Alex” como la conocen sus cercanos, comenzó a bailar flamenco a los 3 años y desde entonces nunca ha parado. /CLARA MARTINEZ

ESPÍRITU DE LA FIESTA

Alexandra, o “Alex” como la conocen sus cercanos, comenzó a bailar flamenco a los 3 años y desde entonces nunca ha parado.

Tras varios intentos ganó por fin la competencia; aunque dice haber aprendido muchísimo “no ganando”.

Alta, esbelta y de ojos color miel, Alex luce imponente en un vaporoso vestido de flamenco de un delicado tono rosado.

Su personalidad segura, comunicativa y madura, la hacen parecer mayor que los 18 años que acaba de cumplir.

Esta talentosa adolescente, quien a la vez practica otros ritmos como jazz, hip-hop y ballet, comenzó en Cruz Studio y más adelante se cambió a la Academia de Daniela Zermeño, a quien señala como su mentora.

“Este verano practiqué casi todos los días, sólo porque había muchas danzas que aprender. Antes de la Fiesta dedicaba 3 días a la semana, por 3 horas”, comparte la talentosa adolescente.

Nadie en su familia baila, pero Alex recuerda que sus primeras memorias de la Fiesta son haber estado en el Desfile de Los Niños y en El Mercado.

“Siempre he estado muy envuelta en la celebración. Tengo videos míos de cuando era chica corriendo alrededor del escenario. Con mi mamá siempre los miramos y nos reímos”.

Con el tema “Lo Siento Mi Amor” de Lola Flores, el que volcó toda su pasión y técnica, logró impresionar al jurado y llevarse la corona.

Según la “Espíritu” es un tema “con mucha fuerza” y aunque está en español puede sentir toda esa pasión.

Hoy feliz de haber ganado la competencia recuerda algunos detalles:

“Antes de que anunciaran los resultados, atrás del escenario, creía que me iba a desmayar y pensaba ‘Dios mío, no lo voy a lograr’. Estaba realmente entrando en pánico… Después, en el escenario (con todas las demás bailarinas esperando el resultado) yo estaba ¡Oh Dios, ¡Oh Dios, ¡Oh Dios…!  Super nerviosa  preparada para lo peor… Y entonces escuché mi nombre formalmente. Pensé que nunca sucedería”.

Fueron varias  veces intentando ser “La Espíritu” y 3 veces recibió el premio “Spirit Runner Up”.

El hecho de haberlo intentado muchas veces, me ayudó a ser la persona que soy ahora: determinada y perseverante y por lo tanto no cambiaría nada, porque aprendí mucho no ganando.

“Ganar nos enseña muchísimo, pero no ganar, también”.

Alexandra acaba de graduarse de San Marcos High School, donde estuvo envuelta en muchas actividades como Varsity Mock Trial, Kids Helping Kids y con un promedio de 4.6. También estuvo nominada Teen of the Year en Goleta.

“Balancear el tiempo es difícil; pero, disfruto hacer muchas cosas y exigirme a mí misma” afirma, en tanto, sus planes son estudiar Negocios en Chapman University.

La carismática bailarina nació en Santa Bárbara y tiene 3 hermanos.

Uno mayor de 26 años, más una pareja de mellizos (niño y niña) de 11 años.

Aunque no tiene raíces hispanas, ni habla español, siempre se ha decantado por el flamenco.

“No soy  latina, soy europea. Freres es de Francia. Practicando flamenco me he puesto en contacto con la historia de Santa Barbara y con la historia latina; por lo que aprendí a apreciar otras culturas. Participar de las ‘Fiestas’ ha ido abriendo mi mente”

“La Espíritu es una embajadora de Old Spanish Days. Yo diría que es alguien que representa la herencia,  la cultura de Santa Bárbara y lo que las ‘Fiestas’ trae. Alguien que disfruta y ama lo que hace y eso puede verse en el escenario cuando danza”, concluye la bella “bailaora” quien asegura que ‘Las Fiestas’ ya empezó para ella y por lo tanto, el 5 de agosto sólo será el puntapié inicial en público.

Alexandra, o “Alex” como la conocen sus cercanos, comenzó a bailar flamenco a los 3 años y desde entonces nunca ha parado. /CLARA MARTINEZ
Alexandra, o “Alex” como la conocen sus cercanos, comenzó a bailar flamenco a los 3 años y desde entonces nunca ha parado. /CLARA MARTINEZ

EL BAILE DE SU VIDA

Ysabella es espontánea, talentosa y naaada de tímida. Ella  no puede disimular la alegría de saberse Espíritu Junior de la Fiesta y cuenta los días para cumplir su gran sueño: “Bailar de blanco en la  Missión”

Hoy con 10 años de edad, comparte con naturalidad que empezó a bailar a los 2 años y medio. Al principio practicó ballet pero más adelante descubrió que  el flamenco era lo suyo.

La encantadora pequeña relata una escena que quedó en su retina cuando tenía 4 años de edad, en que vio una presentación del Estudio de Linda Vega: “La Espíritu Junior estaba bailando, entonces miré a mi mamá y le dije “yo quiero ser esa niña que está de blanco”.

Desde ahí habría empezado a practicar flamenco y hoy ya coronada como Junior Spirit, está a punto de cumplir su sueño  “y aquí estoy. En un par de días Yo seré ‘la de blanco…’” recalca emocionada refiriéndose al evento en las escalinatas de la iglesia de la Old Missión que tanto la motiva.

Ysabella es nacida acá y al igual que Alexandra, tiene dos hermanos mellizos: Antonio y Alexander.

Otra cosas que le gusta hacer en su tiempo libre es coleccionar muñecas Barbies y muñecas de otros tipos.

También le encanta la gimnasia y nadar en la piscina de su casa, y aunque no habla español, pareciera que el talento para el baile lo lleva en su venas donde circula sangre vasca, mexicana y portorriqueña.

También su madre, quien es terapista de familia, practica zumba, salsa y tango, y algo más que la hace feliz es que en octubre irá a la boda de un primo y conocerá Puerto Rico por primera vez

Pronto empezará el sexto Grado en la Escuela Washington y ya tiene pensado que en el futuro quisiera ir a la universidad, trabajar un par de años en su academia y entonces estudiar decoración de interiores.

En términos de danza, aclara, tiene “un par” de mentores.

“La maravillosa Linda Vega. Ella sabe que hizo realidad mi sueño. Ella me conversa y también sabe que es como mi segunda mamá y mi  Estudio, mi Segundo hogar”.

Otras modelos a seguir han sido Corie, una maestra de hip-hop, Talia Ortega, la Espíritu de la Fiesta 2014 y Sofía su maestra de deporte en la escuela.

Hoy llena de entusiasmo, la preciosa niña, detalla que era su segunda vez compitiendo y que había tres “Ysabellas” el día de la audición

Imitando la voz del anunciador, con mucho humor repasa el momento en que sólo supo que había ganado cuando escuchó su apellido.

“Significa tanto para mí ser la Espíri­­­tu Junior de la Fiesta. Trabajé tan duro y por tanto tiempo en esto, entonces es un sueño hecho realidad”

Opina inspirada que la Espíritu Junior debería ser muy comunicativa, una gran bailarina y nada de  tímida. Debe tener pasión por el flamenco y yo pienso que tengo esas cualidades concluye segura la expresiva niña, quien declara divertida y vigorosa

“I’m ready for Fiesta!”

Opina inspirada que la ‘Espíritu Junior’ debería ser muy comunicativa, una gran bailarina y nada de  tímida.

Debe tener pasión por el flamenco y yo pienso que tengo esas cualidades concluye segura la expresiva niña, quien declara divertida y vigorosa una vez más:

“I’m ready for Fiesta!”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *