Champions League: El Real aplastó al Basilea

Por Redacción
redaccion@latinocc.com

Luego de una primera mitad de ensueño, el Real Madrid empezó su camino como una aplanadora al golear 5-1 al hasta ahora “matagigantes” de la pasada Champions League, el Basilea de Suiza.

Gareth Bale, Cristiano Ronaldo
El Real Madrid, luego de la dura derrota encagada contra el Atlético Madrid en la Liga Española, no tuvo piedad del Basilea suizo, al que derrotó 5-1 en el Santiago Bernabeu./AGENCIAS

Como estaba previsto, al menos en el papel y basado en el historial, el actual campeón no tuvo problemas para liquidar al Basilea y para curarse las heridas, al menos, las deportivas, que le dejó el derby que perdió hace unos días frente al Atlético de Madrid.

Los suizos opusieron la resistencia justa; buenas maneras y escasa pólvora. Vivieron de lo que les duró el orden. Los goles de la primera parte desmadejaron al visitante que, cuando se rehizo en la segunda, volvió a encajar un tanto. Se ha visto mil veces…

En el Bernabéu es malo guarecerse, pero si te aventuras suele ser mucho peor.

Ya sabemos, además, lo que sucede cuando el Madrid encuentra espacios.

No hay mejor equipo a campo abierto, imbatible en las llanuras de Castilla o en las planicies de Oklahoma.

Cada vez está más claro que las líneas constriñen a ciertos jugadores.  A Bale, al que todo se le queda pequeño, el terreno, el balón, la camiseta, la diadema. También a Cristiano o Sergio Ramos.
James fue quien tiró del hilo que descosió al Basilea y lo hizo con un taconazo dentro del área, una jugada imprevista y letal para una defensa robotizada.

El pase, además, iba en dirección a Nacho, lateral convertido en extremo. Demasiadas sorpresas, quizá, para un adversario tan inocente.

Orson Wells desarrolló la idea en El tercer hombre.

Cristiano Ronaldo
En la victoria blanca, el colombiano James Rodríguez fue el motor y cerebro del Real Madrid./AGENCIAS

“En Italia, en treinta años de dominación de los Borgia no hubo más que terror y guerras, pero surgieron Miguel Ángel, Leonardo y el Renacimiento. En Suiza hubo amor y fraternidad, quinientos años de amor y paz, ¿y cuál fue el resultado? El reloj de cuco”.

Pero cabe recordar a James. Es de justicia destacar la determinación del colombiano por ser protagonista, por ejercer de líder. Defiende cuando se acuerda, pero hace por acordarse.

Mejora en la mediapunta, aunque ayuda en el mediocampo, ya lo dicen sus compatriotas: “James es un 10, no un mediocampista tirado a la banda”, y si el Madrid quiere sacar oro de su fichaje, Ancelotti debe sin duda darse cuenta lo más pronto de ello, por que el juego se hace más rápido cuando pasa por sus botas.

Con espacios y con tiempo para pensar, Modric se apoderó el encuentro durante algunos minutos.

Su catálogo de pases con el exterior del pie fue un homenaje a Martín Vázquez. Así asistió a Bale en el segundo tanto, culminado por el galés con una vaselina (remate-control-autopase) y un voleón final bajo palos.

Difícil hasta con una pelota de gomaespuma.

Un minuto después, el gol de Cristiano tuvo origen en el mismo pie.

En esta ocasión fue Bale quien ejerció de intermediario. No transcurrió mucho tiempo antes del cuarto tanto, obra de James, que recogió un balón rechazado por el portero.

Hubo para todos… Hasta el cuestionadísimo Benzema se redimió con un zurdazo que le alargará el crédito cinco o diez partidos más.

A pesar de perder el control durante gran parte de la segunda mitad, el momento más incómodo para el Madrid llegó con el gol del paraguayo Derlis González (delantero interesante).

Fue entonces cuando arreciaron los silbidos a Casillas, presentes en cada balón que tocó, en pugna sonora con los aplausos que defienden al portero.

Así no se puede vivir. O mejor dicho: así sólo se puede vivir contra el Basilea. Por fortuna para Iker, una gran intervención en el minuto 66 le puso final feliz al psicodrama.

EL DILEMA: CASILLAS

Casillas, silbado primero durante el partido que disputó el sábado ante el Atlético, fue aplaudido y pitado por partes iguales por el público cuando sonó su nombre por megafonía en las alineaciones del choque que disputan los blancos esta noche ante el Basilea suizo en la Liga de Campeones.

Al minuto del partido, se escucharon pitos para el cancerbero, pero poco minutos después también fue aplaudido cuando atrapó el primer disparo realizado por el equipo suizo.

Justo diez minutos antes del inicio del choque, con media entrada de aficionados en el estadio Santiago Bernabéu, el nombre de Casillas se escuchó el primero de toda la alineación del conjunto blanco.

Los pitidos y los aplausos se escucharon por partes iguales en un síntoma de la división de opiniones que hay respecto al guardameta merengue.

Quien sí fue silbado por unanimidad fue el francés Benzema.

El delantero del Real Madrid no está cuajando buenas actuaciones en los últimos partidos y su público le dedicó una pitada cuando salió su nombre en la pantalla gigante del Bernabéu.

CRISTIANO DE RÉCORD

Con su gol al Basilea, Cristiano Ronaldo suma una muesca más en su revólver en la Champions League y en competiciones europeas, camino de ser plusmarquista en ambas estadísticas.

Cristiano RonaldoDe hecho, ya ha superado a Inzaghi en el global de torneos continentales, con 71 tantos del portugués por 70 del italiano.

Es segundo en la clasificación histórica y sólo le queda por delante Raúl González Blanco, con 76.

Solamente en la Copa de Europa la cuenta de Cristiano es de 68 y, de nuevo, únicamente Raúl le supera, con 71.

El atacante blanco tiene la oportunidad de alzarse en ambos casos con el primer puesto en la presente Champions League, la primera que disputa tras su excepcional anterior campaña en Europa, cuando rompió dos récords: el de más goles anotados en una edición (17) y el de más dianas en la liguilla (9).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *