Condados tienen la palabra para campesinos

Hazel Davalos es la directora de CAUSA para la zona norte del Condado de SB, además ha sido líder comunitaria que ha estado involucrada en muchas organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes./ EL LATINO
Hazel Davalos es la directora de CAUSA para la zona norte del Condado de SB, además ha sido líder comunitaria que ha estado involucrada en muchas organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes./ EL LATINO

redaccion@latinocc.com

Después de la reciente investigación que reveló abusos laborales atraves de los campos de la Costa Central, los campesinos, activistas y organizaciones comunitarias están pidiendo a los supervisores de los condados de Santa Bárbara y Ventura que pasen una Ordenanza de Derechos de los Campesinos.

Dicha ley implementaría mejores estándares laborales para el trabajo agrícola y de ser aprobada, sería la primera vez que un Condado utiliza su propio poder para prevenir abusos laborales agrícolas, incluyendo el exceso de trabajo, el robo de salario, y amenazas a la seguridad y la salud.

La campaña está apoyada por más de 80 organizaciones locales religiosas, de trabajo, medioambientalistas, estudiantiles, comunitarias y de campesinos.

Basado en más de 600 entrevistas con campesinos, una investigación por abogados laborales y juntas con oficiales de agencias gubernamentales, rancheros y activistas, desarrollamos la Ordenanza de Derechos de los Campesinos, la cual se enfoca en tres asuntos:

Reduciendo el exceso de trabajo: La ordenanza incluye pólizas para proteger a las mujeres embarazadas del contacto con pesticidas y así de garantizar un período de descanso no pagado, para luego tener otro periodo de embarazo con su posición laboral protegida.

La exposición a pesticidas, esto puede causar problemas reproductivos serios, por lo que ninguna mujer debería de trabajar durante su embarazo, exponiendo a su hijo(a) a los pesticidas solamente por temor a perder su trabajo.

También se puede reducir el trabajo extremo por medio de garantizar descansos verdaderos donde el trabajador tiene por lo menos 10 minutos de descanso después de llegar al área con la sombra, agua y baños.

En campos de cultivo grandes a veces los trabajadoras pierden la mayoría del tiempo de descanso sólo en caminar a través de del lugar para llegar hasta el único baño disponible, evitando tener tiempo para descansar en la sombra.

Robo de salario: Se puede emplear investigadores del Condado para asegurar que los empleadores respeten las leyes de salario.

También, campesinos que no reciben el pago ganado, si es porque trabajaron durante el descanso, o antes o después del tiempo pagado. Estas son formas del robo de salario.

La ordenanza también propone que implementen castigos más fuertes para el robo de salario, incluyendo a multas de $100 por empleador, por día, cuando hay violaciones el pago dado al trabajador, y tal vez la confiscación de sus permisos.

Y es que sin castigos significantes, los empleadores no tienen incentivo para respetar la ley.

Hay necesidad de proteger los trabajadores de las represalias, por lo que se puede crear una línea telefónica anónima donde cualquiera se puede quejar y hacer un multa de $5,000 para la represalias contra el trabajador acusado.

La amenaza de una represalia crea una cultura de miedo.

Salud y seguridad, la ordenanza propone que Condado de becas a las agencias locales para que hagan talleres sobre las condiciones básica como agua, equipo, lastimaduras, el acoso sexual, y como someter una queja.

También el condado puede hacer inspecciones para asegurar que los baños estén siempre limpios, está comprobado que baños pueden dañar la salud de los empleados y ayudar a la propagación de enfermedades gastrointestinales.

Los Condados pueden ayudar a los rancheros que deseen hacer una transición a usar menos pesticidas dañosos.

Proponemos también que el departamento de la Fiscalía del Distrito se enfoque en los victimas de acoso sexual, así como explicarles como funciona el sistema jurídico (legal) local.

Los campesinos hacen uno de los trabajos más difíciles, pero reciben un pago bajo. Muchos enfrentan condiciones laborales malas.

La gente que trabaja para proveernos la comida que todos consumimos merecen trabajar con dignidad y respeto.

Queremos que cuando la gente compra frutas y verduras del Condado de Santa Bárbara que fueron producidos en condiciones humanas.

Sólo unidos podremos lograr que los Condados de Ventura y SB aprueben esta Ordenanza de Derechos de los Campesinos.

Para más información contacte a Hazel Davalos al, hazel@causenow.org

Hazel Davalos es la directora de CAUSA para la zona norte del Condado de SB, además ha sido líder comunitaria que ha estado involucrada en muchas organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *