El querer es poder

El querer es poder

Roque T Ballesteros
rballesteros805@gmail.com

¿Tiene usted hijas o hijos en la preparatoria, quiere que salgan adelante en sus clases, y puedan así sobresalir en los retos que les esperan después de los 18 años?

Column_Roque-T.-Ballesteros
Roque Ballesteros es poeta y además profesor de educación física de una Escuela del Distrito Escolar de Santa María.

En la mayoría de ocasiones, los padres tienen muy buenas intenciones pero se encuentran en una situación donde algo les previene entrar en el mundo escolar del estudiante.

Las expectativas de los estudiantes al entrar a el grado nueve cambian completamente, como medio de entrenamiento, que requieren más tiempo y asistencia de todos los sectores incluyendo el núcleo familiar.

Así, la noción que podemos hacer más para la educación de nuestros hijos es un tema que sobresale en un sin fin de familias.

Todos los papás tienen muy buenas intenciones y desean que sus hijos tengan una experiencia positiva, especialmente en la secundaria, el cual es el trampolín para la madurez y la vida laboral.

En términos generales existen medios fáciles que le pueden ayudar para introducirse en este mundo escolar, colaborar, y tener muy buenos resultados.

La realidad es que los estudiantes, los maestros, y los directores necesitan de su apoyo para trabajar en comunidad y en solidaridad.

Las conversaciones que podemos iniciar ahora es una muy buena inversión para pensar y edificar un plan que le brinde a usted e igual que a sus hijos, una oportunidad para aprender y unidos luchar para un mejor mañana.

La prevención y mantenimiento siempre es mejor que la lamentación de la manifestación.

Es más difícil tener que afrontar problemas graves que son causados por una falta de educación formal que tomar iniciativa temprano y tomar cartas en el asunto.

La educación de sus hijos tiene que estar en primer plano, pues marcará casi con toda seguridad las vidas de ellos para siempre.

Ahora, ¿cuáles son algunas cosas prácticas que pueden poner en acción inmediatamente?

Espero la siguiente lista ayude para guiar su dirección.

  1.  Establezca un medio de comunicación con sus hijos que produzca información importante para su evaluación.
  2.  Encuentre cual es el plan establecido por los consejeros de la escuela y exija seguimiento especialmente si existen cambios o variantes.
  3.  Identifique quienes los maestros o administradores que le puedan dar información escolar.
  4.  Tenga a su disposición una manera de tener acceso a información por medio del internet.
  5.   Participe en juntas de la escuela que tengan un buen beneficio y estudie el material proporcionado.
  6.  Aprenda cuales son las metas personales de sus hija(o)s después de la secundaria, e identifique que se está trabajando para llegar a ese objetivo.
  7.  Recuerde que no todo es perfecto, pero el no rendirse en su lucha noble, siempre tendrá buenos resultados.
  8.  Reconozca cuales son las opciones para tutoría en los cursos que son difíciles para sus hija(o)s.  La mayoría de escuelas tienen programas que son gratuitos.
  9.  Construya un sistema de responsabilidad y consistencia donde sus hija(o)s sepan que las calificaciones productivas ganan o pierden recompensas.
  10.  Edifique un profesionalismo con todos los adultos que trabajan con sus hijos.  Esto le ayudará a recibir reportes del crecimiento de sus estudiantes.

Algunas de las nuevas propuestas de California han producido nuevos fondos dirigidos para el avance estudiantil de estudiantes que provienen de hogares donde hablan español o estudiantes de bajos ingresos.

Igualmente las escuelas tienes como requisito tener recursos disponibles para ayudar a los padres de familia formar parte de el sistema educativo sin ninguna reservación.

Si usted desea saber más acerca de los programas disponibles o tiene alguna pregunta en general, me puede escribir a rballesteros@lmusds.org.

Mis mejores deseos en la educación de usted y sus hija(o)s.

Roque Ballesteros es poeta y además profesor de educación física de una Escuela del Distrito Escolar de Santa María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *