X-Men: Apocalipsis:¡definitivamente apocalíptica!

Geoffrey Cowper es oriundo de Barcelona, graduado en Producción Cinematográfica de Barcelona y director de varios films, que ha presentado en numerosos festivales de cine.
Geoffrey Cowper es oriundo de Barcelona, graduado en Producción Cinematográfica de Barcelona y director de varios films, que ha presentado en numerosos festivales de cine.

redaccion@latinocc.com

Luego de 16 años de que Bryan Singer (“The Usual Suspects”, “Superman Returns”) dirigiese la primera entrega de los “X-Men”, vuelve a la carga con la tercera entrega de la renovada saga que inició Matthew Vaughn (“Kick Ass”, “Kingsman”) en 2011 con “X-Men: First Class”.   

A fecha de hoy, Singer ha dirigido ya cuatro films de este grupo de mutantes inadaptados de Marvel.

Esta no es la mejor de ellas, pero sí definitivamente es entretenida, repleta de espectaculares escenas de acción, y con un elenco de primera línea que dan vida a este complejo abanico de personajes fascinantes.

El film arranca con un épico prólogo que nos sumerge de lleno en el antiguo Egipto.

Está teniendo lugar un ritual sagrado en el que el primer mutante, un casi momificado ser que ha sido adorado y considerado como un dios.

‘En Sabah Nur’ (Apocalipsis) es llevado junto a sus cuatro guardianes, que vienen a ser los cuatro jinetes del Apocalipsis, a las catacumbas de una gigantesca pirámide para poder transferir su mente al cuerpo de un joven mutante con la capacidad de ser inmortal.

En ese momento, un grupo de rebeldes destruye la pirámide, que se colapsa sobre si misma sepultándole vivo.

Sin embargo, sus cuatro guardianes dan sus vidas para protegerle, consiguiendo que la transferencia termine con éxito, creando el villano más terrorífico de la saga, interpretado por un Oscar Isaac en estado de gracia.

De vuelta a la “actualidad”, en un muy bien ambientado 1983, se nos presenta a Scott Summers (Tye Sheridan) en medio de una clase, donde empieza a notar una extraña sensación de picor en los ojos.

Eso crea una divertida confusión que hace que el típico “bully” del instituto piense que está mirando a su novia descaradamente.

Summers se disculpa y va al baño, donde se encierra.

El chico agresivo le sigue y golpea repetidamente la puerta del baño. Entonces, Scott ya no puede más con esa situación tan estresante, y al abrir los ojos explotan “literalmente” sus súper poderes, dejando los baños, medio instituto y “al bully” de turno destrozados.

Esta es la escena de introducción de ‘Cyclops’, uno de los personajes más míticos y queridos de los “X-Men” y, sin duda, uno de los puntos fuertes de esta entrega.

Después se nos presenta a “Nightcrawler” (Kodi Smit-McPhee), un mutante que tiene la habilidad de teletransportarse, que es traído de un circo y sacado en una jaula para que luche contra ‘Angel’ (Ben Hardy).

Por suerte, es rescatado por ‘Mystique’ (la siempre agradecida y talentosa Jennifer Lawrence).

xmen-apocalypse-gallery-01-W
Las múltiples tramas de esta historia coral siguen ahora en El Cairo, donde ‘Moira McTaggert’ (Rose Byrne), descubre una secta haciendo un ritual para despertar a ‘En Sabah Nur’, cosa que consiguen, generando una contundente onda expansiva de energía oscura que es sentida por todo el mundo, especialmente por los X-Men.

‘Alex’ (Lucas Till) lleva a su hermano ‘Scott’ al instituto de la mansión X para que aprenda a controlar sus poderes.

Al llegar tropieza con ‘Jean’ (Sophie Turner), una mutante telépata, con la que establece un vínculo sentimental, que desafortunadamente tendremos que esperar para ver florecer.

Cuando Alex le presenta su hermano a ‘Xavier’ (James McAvoy), éste queda deslumbrado al ver sus increíbles y destructivos poderes en una de las más divertidas escenas.

Esa noche, el gran temblor generado por el despertar de ‘En Sabah Nur’ provoca que ‘Jean’, en mitad de una pesadilla, tenga una visión del fin de los días, al más puro estilo “Terminator 2” (James Cameron, 1991).

‘Xavier’, al verla en semejante trance, accede su mente para saber de qué se trata, descubriendo que el Apocalipsis es inminente.

Magneto (Michael Fassbender), ahora trabaja de incógnito en una industria metalúrgica con su nueva familia, intentando tener una vida normal.

En el momento del alzamiento de Apocalipsis, se ve obligado a rescatar a un obrero de ser aplastado mortalmente por una enorme máquina, y, desafortunadamente, un compañero del trabajo le ve usando sus poderes.

‘Erik’, al darse cuenta, inmediatamente insiste a su familia para huir de allí antes de que le descubran, pero ya es demasiado tarde.

Un dramático accidente crea un nuevo trauma imposible de superar para ‘Erik’, que vuelve a perder la fe en la humanidad.

Esto hace que Apocalipsis le localice y le pida que se una a él para convertirse en el cuarto de sus guardianes, junto a unos evolucionados y más fuertes ‘Angel’, ‘Storm’ (Alexandra Shipp) y ‘Psylocke’ (Olivia Munn).

Ahora todo está en juego, así que los “X-Men” tendrán que unir todas sus fuerzas para intentar derrotar al terrorífico Apocalipsis.

Añadir que ‘Quicksilver’ (Evan Peters), vuelve a protagonizar una hilarante escena en ultra slow motion.

A demás del impagable “cameo” de Stan Lee junto a su esposa Joan. ν

Geoffrey Cowper catalán, graduado en Dirección Cinematográfica en Barcelona y director de varios films.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *