Liñán “enamoró” el Granada

ART-ARTE-093014-1
Manuel Liñán quien llegó desde Madrid, presentó su aclamado show “Nómada”, el pasado 27 de septiembre en el Teatro Granada como la presentación estelar del Flamenco Arts Festival./FRITZ OLENBERGER
 Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

Con una energía inigualable y ante la ovación de los presentes que abarrotaron las bellas instalaciones del teatro Granada el pasado sábado, Manuel Liñán cautivó Santa Bárbara con sus precisos e imponentes técnicas de flamenco.

El “bailaor” de 32 años oriundo de Granada, se presentó por primera vez en SB y lo hizo a lo grande, cuando realizó la premier norteamericana de su aclamado show, ‘Nómada’ como acto principal de las celebraciones del ‘XIV Flamenco Arts Festival (FAF)’.

Según la directora del FAF, Vibiana Pizano, poner en marcha la presentación no fue nada fácil.

“El señor Liñán es una estrella de talla mundial, por lo que traer a una compañía (de baile) de este calibre no sólo es muy costoso, sino que requiere de mucha logística por lo de las visas, vuelos, producción de escena y otros requerimientos, pero sin duda valió la pena”, indicó Pizano, quien juntó a su padre, Al Pizano, fundaron el FAF y han traído a SB a luminarias del mundo del flamenco.

Acompañado de su compañía de baile y músicos; cinco “bailaores”, tres “cantaores” y dos guitarristas, Liñán dejó huella de su calidad y estilo único a los mil espectadores que se dieron cita.

Durante la velada que dio comienzo a las 8 de la noche y terminó a las 9:45, el ‘bailaor’ mezclo técnicas de flamenco clásico con unas más vanguardistas y contemporáneas.

Así, los asistentes pudieron disfrutar del evento realizado gracias al generoso auspicio de Perry Ford de SB de cañas, soleares, tanguillos, fandangos de Huelva, seguiriyas, alegrías, tarantos y bulerías, todas estas los diferentes tipos de géneros musicales de flamenco.

ART-ARTE-093014-3
Acompañado de su compañía de baile y músicos; cinco “bailaores”, tres “cantaores” y dos guitarristas, Liñán dejó huella de su calidad y estilo único a los mil espectadores que se dieron cita./ FRITZ OLENBERGER

Los asistentes rápidamente se quedaron maravillados con la precisión de Liñán en la ejecución de cada coreografía, vestido imponentemente de negro, el ‘bailaor’ levantó en varias oportunidades al público presente, arrancando también de cada esquina del lugar los “¡Olé, ¡Olé!”, clásicos con los que se motiva en España a los artistas de este baile.

Según Saúl Peña y su esposa Isabel, el show fue como si estuviesen en Madrid.

“Soy española y junto con mi esposo venimos desde Ventura a presenciar la función. Me encantó porque fue muy auténtico como si estuviese en España, se puede ver que él (Liñán) es un prodigio”, indicó González-Peña.

Así, el final llegó con una sorpresa que dejó a muchos de los presentes boquiabiertos.

ART-ARTE-093014-2
Manuel Liñán./FRITZ OLENBERGER

Los reflectores se apagaron y en el centro del escenario sobresalía a contraluz una silueta femenina, envuelta en chal de tonos rosa y un vestido verde de cola pronunciada… cuando el ‘cantaor’ Víctor Márquez ‘El Tomate’ empezó a interpretar la bulería de cierre, “la mujer” del vestido desveló su identidad… para sorpresa de propios y extraños no era una mujer se trataba de Liñán.

El último acto duró unos 12 minutos donde el español se dejó el alma, sacando a relucir todo su repertorio y técnicas, y sin envidiarle nada a una mujer, “domó” como pocos las 30 libras “de cola” del vestido que llevaba. El público rugió con aplausos y gritos al último giro… fue natural, Liñán ya les había “enamorado”.

Para más información sobre el FAF, visitar el sitio virtual, www.flamencoarts.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *