El ICE estuvo en la Costa Central

Por Tatiana Prophet-Carlos Hernández
redaccion@latinocc.com

Cómo pólvora corrieron los rumores que una redada se daba en el Sur de California, el pasado viernes con el paso de las horas esos rumores se convirtieron en noticia y sobre todo una alarma nacional para los inmigrantes.

Llamadas telefónicas, fotografías, anuncios en las redes sociales, la voz se iba regando, el pánico inundaba a cientos de miles de inmigrantes en todo el país.

Los peores presagios se hicieron realidad, era real que el operativo “Cross Check” del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que duró 5 días, de lunes a viernes, se había dado en 7 condados diferentes de todo California.

En una conferencia telefónica el pasado viernes con los medios de comunicación, el director de operaciones, David Marin, indicó que la agencia “comenzó a planear esta incursión antes de cualquier orden ejecutiva fuese firmada” por el presidente Donald Trump”.

“Las operaciones reflejan absolutamente el tipo de prioridad que damos en nuestras actividades diarias. Estas operaciones de rutina generalmente toman semanas de planificación porque necesitamos establecer nuestros objetivos de búsqueda”, agregó

Marin y la portavoz del ICE, Virginia Kice, señalaron que la operación era rutinaria, había dirigido a personas con antecedentes penales y no era nada diferente de lo que la agencia ha llevado a cabo durante varios años.

Según las autoridades esta es 1 de 4 de este tipo por año, que llevan a cabo, donde la última le habían hecho “en verano y había dejado como saldo 240 personas capturadas”, aseguró Kice.

De acuerdo al abogado Héctor Marrache con oficinas en Oxnard, si bien estas operaciones son parte del accionar normal del ICE, pero lamentablemente la manera de como se dieron en la Costa Central y en Los Angeles, crea mucho caos dentro de la comunidad inmigrante.

“Aunque las autoridades no buscan a individuos sin récord criminales graves estas operaciones son tan amplias que es como decir. ‘vamos a cazar tiburones pero de repente también terminan atrapando delfines’. Ese es el riesgo que se corre, estar en el momento y en el lugar equivocado cuando estos operativos suceden”, explica el abogado.

EN LA COSTA CENTRAL

En la Costa Central, en los condados de Ventura y Santa Bárbara el operativo dejó como saldo 11 personas capturadas por agentes de migración.

En Ventura, 3 arrestos fueron en Oxnard, 2 en la ciudad de Ventura y 1 en Camarillo.

Sin embargo, el lCE aseguró que agentes llegaron también a la ciudad de Santa Paula, también en las redes sociales circuló una imagen de agentes del ICE en el restaurante “El Pescador” en Fillmore.

Por su parte en SB, se dieron 5 arrestos: 4 en Santa María y 1 en Los Alamos.

El lunes durante todo el día, la comunidad inmigrante de la ciudad de Santa Bárbara estuvo en miedo constante, ante rumores que “la migra” andaba haciendo retenes en varios puntos de la ciudad.

Uno de esos rumores era que el ICE había ido el lunes al restaurante “Super Cucas” del Westside, donde supuestamente habían arrestado a 5 personas, sin embargo El Latino contactó ese día al propietario del lugar quien negó los hechos.

“Esta gente no aprende, allí andan hablando mentiras que ha venido Inmigración acá y no es cierto, es una pena porque ponen a toda la gente de esta zona en pánico”, indicó el empresario.

El SBPD también informó que nadie en sus agentes observó ningún tipo de redadas o retenes en diferentes calles de SB.

“Quiero aclarar algo, que no se hicieron checkpoints ni se andaba arrestando a personas al azar. Esas informaciones y rumores que circularon sólo producen miedo en la comunidad y no son ayudan para nada”, indicó Marin.

Al mismo tiempo, Marin indicó que los informes recientes de que los detenidos estaban impedidos de ver a un abogado eran falsos.

“Permítanme ser claro para todos, hemos facilitado una reunión con todos los que hemos arrestado. Si hubo circunstancias en las que esto ocurrió, por favor háganoslo saber para que podamos moverse inmediatamente para rectificar la situación”.

¿OPERATIVOS MÁS AMPLIOS?

Lo llamativo de la operación “Cross Check” es que no sólo se enfocó en delincuentes convictos, sino que como lo muestra el reporte dado el lunes por el ICE, el 25%, es decir 1 de cada 4 arrestados a nivel nacional, no son criminales sino únicamente son “violadores de las leyes migratorias”.

En otras palabras, dichos inmigrantes son aquellos que no habían salido tras una orden de deportación, habían entrado de nuevo al país tras ser deportados o simplemente no tenían sus papeles en regla.

El Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly indicó está semana, que luego de una semana de “operativos enfocados”, los agentes de ICE en Los Ángeles, Chicago, Atlanta, San Antonio y Nueva York arrestaron a “más de 680 personas”.

Según la agencia, el 75%, unas 510 personas, son delincuentes convictos de delitos como “homicidio, abuso sexual, asalto a un menor, tráfico de drogas, manejar bajo la influencia y cargos por tenencia de armas, entre otros”.

El resto de los arrestados, sin embargo, más de 170, al parecer son inmigrantes que han “violado las leyes migratorias” y no necesariamente han cometido un delito de otra clase ni han sido convictos en un tribunal penal.

Cabe recordar que los tribunales de inmigración son civiles y una orden de deportación no es una convicción penal, sino una orden de salir del país.

Aunque las autoridades aseveran que las redadas son operativos que ya estaban programados antes incluso de la toma presidencial, entidades pro-migrantes aseguran que estas no son más qué resultado de las órdenes ejecutivas del presidente Trump.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA, por sus siglas en inglés) y abogados que tomaron algunos de los casos de las personas capturadas aseguran que en el pasado las autoridades del país eran más abiertas y accesibles a la hora de dar información de las personas capturadas, pero que sin embargo en esta ocasión apenas dieron información.

“Esto es un atropello contra la comunidad inmigrante pues se ha llevado también a personas que no han cometido ningún delito tenemos que estar redadas se vuelven a repetir así cómo pasó hace algunos años”, manifestó la Directora Ejecutiva de CHIRLA, Angélica Salas.

Para está entidad con sede en Los Angeles y el gremio de abogados la administración Trump presenta una grave amenaza para la comunidad, inmigrante, como ya lo demostró con el hecho de firmar sendas orden ejecutivas a tan sólo días de tomar poder.

Trump, firmó el 26 de enero pasada una Orden Ejecutiva donde daba el visto bueno a la construcción de un muro de más de 2,000 millas con la frontera con México.

Un día después, firmó otra dónde aprobaba la contratación de 1500 agentes de inmigración y patrulla fronteriza, así como le dio al Departamento de Seguridad Nacional el poder de ir tras los indocumentados que tienen ofensas menores o ninguna convicción en absoluto.

Este fue el caso de Manuel Mosqueda, un indocumentado de Los Ángeles que fue arrestado y puesto en un autobús hacía Tijuana el jueves, luego que los agentes se presentaron en su apartamento buscando a otra persona que no vivía allí.

Abogados de CHIRLA, sin embargo, lograron detener su deportación, pero Mosqueda sigue en prisión.

Mariaelena Hincapié, Directora Ejecutiva del National Immigration Law Center (NILC), manifestó que ahora “todo el mundo es prioridad”.

“Los agentes ya no tienen guía de sus superiores, hay una falta de uniformidad y se están haciendo cosas diferentes en diversas partes del país. Tampoco hay transparencia en los operativos, que primero negaron y tampoco se permitió el acceso de abogados para los detenidos”, comentó Hincapié.

Para Joaquín García residente de Oxnard estás nuevas leyes lo han puesto en mucho estrés ya que comparte que dos de sus hermanos no tienen un estatus migratorio en orden.

“Creo se viene momentos muy trágicos para todos los latinos porque ya empezaron a venir a esta zona y estás redadas lo único que van hacer es separar familias y todo va a ser culpa de ese nuevo presidente racista que tenemos”, indicó García.

NO AVISARON

Algo que llama la atención es que los departamentos de policía de las ciudades de la Costa Central no fueron alertados de la presencia del ICE.

“No tuvimos ninguna notificación del ICE que estarían acá en la ciudad la semana pasada. En el pasado, casi siempre avisaban, aunque no es necesario que lo hagan, cuando hacen este tipo de operativos, a menos que necesiten nuestra ayuda”, indicó el Teniente Lorenzo Duarte del Departamento de Policía de SB.

En la misma línea se mostraron los Departamentos de Policía de Santa Paula y Oxnard, quienes dicen que nadie del ICE les comunicó nada.

Por su parte, la vocera del Departamento del Alguacil del Condado de SB, Kelly Hoover, también indicó a El Latino que ellos no colaboraron, ni fueron informados por parte del ICE de sus operaciones en el Condado.

“No tomamos parte en ninguno de los arrestos de la semana pasada, y tampoco necesariamente debemos ser informados de ninguna de sus operaciones”, indicó Hoover.

Esto resulta muy llamativo para el abogado Marrache.

“Es muy llamativo que ahora no sigan el mismo protocolo de antes, puede ser que sea como resultado de la Administración de Trump y su idea de cómo combatir la inmigración clandestina”, aseguró el jurista.

El lunes por la noche, tanto Salud Carbajal, Congresista del Distrito 33, que abarca el Condado de SB y parte de Ventura, indicó que esta semana se reuniría con la directora del ICE en Washington.

“Estoy profundamente preocupado por los informes recientes de la actividad de ICE y por noticias de toda la nación de que los inmigrantes sin antecedentes penales están siendo deportados. He programado reuniones con funcionarios de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, en la Costa Central y en Washington, D.C. para determinar yo mismo el alcance de sus operaciones y el procedimiento operativo en el futuro con respecto a las deportaciones bajo esta Administración”, indicó el Congresista.

El Senador de Nueva York, Charles Schumer, también dijo que pedirá al ICE más información sobre las detenciones, aseverando que los informes de que el ICE se enfoca en las familias de inmigrantes no violentos son “profundamente perturbadores”.

“Los inmigrantes indocumentados viven con miedo, y están confundidos y asustados”, apuntó Schumer.

El demócrata de Nueva York también lamentó y criticó al ICE por su falta de transparencia y posibles violaciones del debido proceso.

“Tratar a aquellos con violaciones de tráfico al mismo nivel con asesinos y ladrones es algo muy negativo para todos”, enfatizó

¿QUÉ HACER?

Para el abogado lo más importante para aquellas personas que no tengan un estatus migratorio en orden o para su familiares, es tener y contactar desde ya a un abogado de inmigración y el teléfono a la mano.

“Le recomiendo que no abran la puerta a nadie, ya que sin una orden de un juez no pueden entrar a la fuerza a su casa. Pero si llegan a ser arrestados es importante que tengan disponibles los contactos de un abogado, e incluso de una oficina de préstamos de fianzas”, indica Marrache.

El abogado Abbe Kingston con sede en SB, también asegura que lo mejor es no abrir la puerta a los agentes, a menos que presenten una orden de arresto firmada por un juez y no por el ICE.

Otra recomendación es llevar una tarjeta de Derechos Cívicos, en todo momento para dársela a los agentes en caso es capturado y no dar ningún tipo de información, solamente decirles que quieren hablar con su abogado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *