Obamacare sale de cuidados intensivos

Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

Patricia Bonilla padece de diabetes, artritis y es una sobreviviente de cáncer, sin embargo, el mal que más la había afectado desde hace unos meses era la ansiedad de qué pasaría con su seguro médico.

Para Patricia, sin embargo, esos ataques de ansiedad terminaron el viernes pasado luego que el líder de la bancada republicana en el Congreso, Paul Ryan, anunció el retiro de la ley que ellos crearon para abolir el Affordable Care Act (ACA) mejor conocido como Obamacare.

“Fue un gran alivio saber que no me quedaré sin medicina, consultas ni todo lo que eso implica. Mi vida depende mucho del Obamacare”, indicó la mujer de 67 años residente de Oxnard.

Y es que el American Health Care Act apoyado por el presidente Donald Trump, no sobrevivió ni los intentos de “salvarlo” de último minuto, que él mismo le trató de dar el jueves cuando les dio un ultimátum a los Congresistas a conseguir los votos para ser aprobado y pasarlo a la Cámara Baja.

Los problemas para el AHCA, se dieron desde el principio ya que hace menos de dos meses el estudio del Congressional Budget Office (CBO) ordenado por el Congreso, reveló que en el primer año 14 millones de personas perdería en su seguro médico.

Cifra que aumentaría hasta los 24 millones para el año en los próximos 10 años.

Por si esto fuese poco, a lo largo y ancho de todo el país se empezaron a realizar cabildos abiertos en las alcaldías locales, donde la ciudadanía exponía sus preocupaciones y sobre todo exigía respuestas a los congresistas de esas localidades

Para muchos expertos como Yurina Melara, Vocera de información de Covered California, Trump y los republicanos no calcularon las verdaderas ramificaciones y el efecto de destruir el Obamacare, que aunque no es perfecto solucionaba en gran parte la necesidad de seguro médico en las personas de bajo recursos sobre todo en aquellas de la tercera edad.

“Creo que no pusieron un buen plan sobre la mesa, introdujeron un proyecto que afectaría y dejaría a millones sin cobertura médica y eso es lo que les pasó factura para no lograr todos los votos que necesitaban”, indicó Melara.

Para que el AHCA fuese aprobado los republicanos necesitaban 255 votos en el Congreso, donde ellos tienen la mayoría, sin embargo, según varios medios de comunicación hasta el viernes en la mañana se estimaban que entre 22 a 36 republicanos votarían en contra.

Al mismo tiempo es Congresista del Distrito 24 que comprende el condado de Santa Bárbara y parte de los de San Luis Obispo y Ventura, Salud Carbajal aseguró que seguir contando con el Obamacare es una gran victoria para en la comunidad.

“El fracaso de la Mayoría Republicana en aprobar su propia ley de salud son excelentes noticias para millones de familias donde sus vidas han mejorado debido al ACA que les ha permitido tener un seguro médico económico y de calidad en los últimos siete años”.

El demócrata aseguró también que “el fallido y mal planeado plan republicano hubiese puesto en una situación financiera y de salud desastrosa a nuestros ancianos, mujeres y hubiese permitido a las aseguradoras a cobrar cuotas altísimas a cambio de coberturas significativamente inferiores”.

Una de las más controversiales pólizas del proyecto de leer republicano y de Trump fue quitar el derecho a obtener un seguro médico a aquellas personas que padecieron de una enfermedad grave o crónica

“Esto fue lo peor que hubieran podido incluir en la ley que trataban de pasar, sólo mostraban que no les importaba la gente, sino el dinero para las compañías aseguradoras Es una lástima como este presidente y los republicanos siguen mintiendo descaradamente y tratando de enriquecerse a costa de todos nosotros”, indicó Patricia.

El fracaso del AHCA, cae como un balde de agua fría sobre Trump, sobre todo con su credibilidad, ya que en decenas de ocasiones en sus mítines y debates presidenciales, aseguró que “quitar el desastroso Obamacare e implementar un plan muchísimo mejor para todos los estadounidenses sería lo más fácil”, en sus primeros meses de mandato.

La respuesta de Trump no se hizo espera, como ya es costumbre el mandatario hizo uso de twiter donde aseguró que los responsables de la debacle son los demócratas “por tener un plan tan malo como el Obamacare”.

Sin embargo, la principal crítica de ciudadanos demócratas y republicanos, hacía Trump y su partido, es que tuvieron muchísimo tiempo para presentar una mejor ley.

“No es posible que pasaron 7 años criticando y acusando el Presidente Obama de incompetencia y que ‘su plan no servía y que era un fraude’, y a saber qué más para que al final salieran con algo que no se compara al Obamacare en nada y que haría todo más caro”, increpó Patricia.

Para ella, lo peor de todo es que los políticos no tienen castigos por desempeños tan malos como los de los republicanos.

“Pero osotros debemos de seguir aguantando 2 años más a este montón de (políticos) inútiles que sólo vengan por su bien y el de las corporaciones.

POSIBLES CAMBIOS

Como explica Melara, el Obamacare y todos los programas subyacentes funcionarán como hasta ahora lo han hecho.

“No hay cambio alguno, por lo menos hasta dentro de 2 años si es que la nueva administración incluye una ley otra vez este año”, asegura.

Además, Melara indica que si bien no habrá cambio estructural en el ACA, en el aspecto logístico se podría dar uno muy grande.

“La administración Trump está estudiando introducir reducir el número de días disponibles para inscribirse en el ACA. Ellos quieren que se reduzca el plazo a 45 días”, manifiesta Melara.

Actualmente el período de inscripción para Covered California, como se conoce el Obamacare en el estado, es de 90 días iniciando el 1 de noviembre y terminando el 31 de enero del año siguiente.

Melara explicó que esto podría llevar a que menos personas se inscriban.

“En los tres años que el Obamacare ha estado funcionando en su totalidad, hemos visto que las inscripciones se dan por oleadas. Durante el primer mes  y en el último es cuando más inscripciones se dan”, enfatizó la representante.

Melara, sin embargo, indicó que de darse este cambio su entidad está “muy bien preparada para hacerle frente”.

“Tenemos el material humano y logístico, no sería un problema para nosotros”.

Covered California cuenta con 14 mil agentes certificados para inscribir a personas en el ACA, en más de 1,200 oficinas en todo el estado.

RESULTADOS POSITIVOS

De acuerdo a un estudio presentado la semana pasada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la cantidad de personas no aseguradas en California ha disminuido a un nuevo mínimo histórico de 7.1%.

Dicha cifra es significantemente menor al porcentaje del 17% que había en el 2013.

“Covered California se enorgullece de ser parte del esfuerzo en ayudar a millones de personas a obtener la cobertura y el cuidado que necesitan”, dijo el director ejecutivo de Covered California, Peter V. Lee.

Antes de que entrará en vigor el ACA, la tasa de personas sin seguro de salud para todas las edades del estado, era más alta que el promedio nacional, 17%, comparado al 14.4% a nivel nacional.

De acuerdo a cifras de dicha institución en California se benefician 1.4 millones de personas del Obama Care de las cuales un 33% son latinas.

Mientras que en las cifras de los Condados de Santa Bárbara y Ventura hasta junio del 2016 eran de 63,600 personas apuntadas al Obamacare.

Covered California es la agencia estatal encargada del manejo del mercado de seguros de salud del estado, donde los californianos pueden encontrar planes de salud asequibles de calidad.

Además en la única entidad que puede obtener la asistencia financiera que está disponible del gobierno estatal y federal, basada según la escala salarial del solicitante, para subsidiar los costos del seguro médico.

IMPENSABLE

Las repercusiones en los cimientos del partido republicano y sobre todo en el presidente no se han hecho sentir, ya que desde el domingo tanto él como un par de congresistas más han hecho ver que la única solución para aniquilar el Obamacare, es trabajar en conjunto con los demócratas.

Para muchos analistas políticos estás declaraciones eran impensables hasta un par de días, ya que en ningún momento el presidente dio señales de que el tener un diálogo con los demócratas.

Algunos demócratas están dispuestos al diálogo.

Carbajal, explicó que ahora lo mejor es que el Congreso trabaje de manera conjunta para mejorar las falencias que pueda presentar el ACA.

“Con esto se crearía un sistema de seguro médico más accesible para todos los ciudadanos”, aseguró el Congresista del Distrito 24.

Sin embargo el peligro para el Obamacare aún está latente ya que el domingo Trump también dejaba claro que dejarían explotar el Obamacare”.

Las voces criticando la postura de Trump no se hicieron esperar, incluso ni de su mismo partido, pues a tan sólo unas horas, el gobernador republicano de Maine, Paul Le Rage indicó que “dejar que el Obama Care fracase, es como decirle a alguien que se tire de un puente”.

“Sí, seguro, continuemos maltratando a los estadounidenses. Eso lo mismo como pedirles saltar al vacío de un puente, no tiene sentido. Con esto, (Trump) prácticamente está diciendo: dejen que fracase (el ACA) entonces los estadounidenses sufrirán más, y cuando esto pase talvez ahí nosotros podríamos hacer algo”, indicó Le Rage.

De acuerdo a Congresistas demócratas, la administración de la Casa Blanca y los republicanos, harían uso de algunas tácticas como no hacer cumplir algunas de los mandatos para que el funcionamiento del ACA sea óptimo.

Precisamente uno de estos es el hecho que el IRS, no esté dando multas a personas que presenten declaraciones de impuestos que aún no tengan seguro médico.

Lo anterior es parte fundamental del Obamacare, ya que al hacer mandatorio que un mayor número de personas tengan cobertura médica, es como las compañías aseguradoras pueden bajar los costos de seguro médico en general, y como resultado personas de bajos ingresos tengan acceso a este servicio.

“Es lamentable que este presidente quiera boicotear de una manera muy sucia y baja el Obamacare. Por eso la comunidad debe saber desde ahora que sí el programa no funciona como antes es culpa únicamente de esta administración y de los republicanos”, indicó el Congresista Carbajal.

Los subsidios federales son fundamentales para el buen funcionamiento del Obamacare y así mantener los costos de seguro médico bajos y competitivos.

Por ejemplo, a nivel nacional el año pasado los subsidios alcanzaron los $4.2 mil millones, donde el promedio por familia fue de $5,300 y $3,500 por adulto soltero.

Donde la mayoría de los subsidios fueron a parar a personas de la tercera edad, aquellos mayores de 65 años.

Covered California reveló un estudio donde expusieron que el 12% de los hogares beneficiados con el Obamacare, recibieron más de $10 mil en ayudas el año pasado, y un 16% de los beneficiados obtuvieron más de $6 mil en ayuda en el costo de su cobertura médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *