“Logan”: superhéroes como no antes vistos

Geoffrey Cowper es oriundo de Barcelona, graduado en Producción Cinematográfica de Barcelona y director de varios films, que ha presentado en numerosos festivales de cine.

redaccion@latinocc.com

James Mangold, guionista y director Neoyorkino encargado de llevar a la gran pantalla maravillosos films como el thriller policíaco de culto Copland (1997), protagonizado por un espléndido Sylvester Stallone, o el increíble drama biográfico sobre Johnny Cash, En la cuerda floja (2005), vuelve a la carga con “Logan”.

Esta es una de las películas más anticipadas del año, siendo la segunda película de la franquicia X-Men que tiene su premier mundial en un festival de clase A, la “Berlinale”.

Después del moderado éxito de público y crítica que supuso su anterior film, “The Wolverine (2013)”, Mangold fue llamado de nuevo por la 20th Century Fox para dirigir otra película sobre el mismo personaje.

Esta vez quiso llevar la historia en otra dirección, por lo que escribió él mismo la historia de ‘Logan’ inspirándose en la novela gráfica “Old man Logan”, de Mark Millar, elegida deliberadamente para crear un polo opuesto a su film antecesor, con personajes y conflictos mucho más humanos y reales.

Hugh Jackman (con quien el director realiza su tercera colaboración) accedió finalmente a interpretar a ‘Wolverine’ siempre y cuando fuera por última vez; debido, según él, a su edad (48 años) y a su desafortunado cáncer de piel. Desde El Latino deseamos lo mejor al carismático y talentoso actor australiano.

La historia se lleva a cabo en un futuro no muy lejano, en concreto el año 2029, en el que apenas nacen mutantes y en donde las habilidades del que fue una vez ‘Wolverine’ (Hugh Jackman), ya no son lo que eran.

Ahora, Wolverine es sólo ”Logan”, y está físicamente destruido; ha sido vencido por el alcoholismo, y el adamantium de su cuerpo le está envenenando. Trabaja como chofer de limusinas en Texas, aguantando a todo tipo de idiotas y sufriendo para llegar a final de mes.

Él y el mutante alvino ‘Caliban’ (el carismático guionista y comediante británico Stephen Merchant), viven en una planta de fundición abandonada al otro lado de la frontera en México, donde cuidan al ya mayor profesor ‘Charles Xavier’ (el mítico actor Patrick Stewart, que perdió 21 libras para interpretar al personaje, de forma que pareciese más anciano, enfermo y decrépito), que sufre una enfermedad neurodegenerativa que le hace perder el control de sus habilidades telepáticas con un efecto secundario devastador.

 

Un día Logan es encontrado por el cibernéticamente mejorado ‘Donald Pierce’ (Boyd Holbrook; famoso por encarnar al agente de la CIA ‘Steve Murphy’ en la serie “Narcos”), jefe de la corporación Transigen, que están convirtiendo a niños mutantes en auténticas máquina de matar.

Logan es abordado por Gabriela (Elisabeth Rodríguez), una enfermera de Transigen, que le pide ayuda para llevar a Laura (la debutante en el cine Dafne Keen), una niña de 11 años que posee un extraordinario talento para luchar, a “Edén” un lugar cerca de la frontera con Canadá.

Logan acepta a regañadientes el trabajo a cambio de dinero, pero al conocer a la entrañable pero letal ‘Laura’, no puede evitar comprometerse a ayudarla en su misión.

La película llega a un épico y sanguinario clímax cuya espléndida resolución se clavará como una flecha en el corazón de todos los fans de ‘Wolverine’, con un último plano de carácter simbólico, triste pero a la vez esperanzador, dando pie a un nuevo comienzo.

La apuesta de Mangold es para aplaudirla, ya que aparte de recrearse con trepidantes escenas ultra-violentas que convirtieron la película inmediatamente en Rated-R, nos muestra un Logan real, sufriente, comprensivo y, sobre todo, humano, con una historia alejada de las típicas florituras a las que nos tienen acostumbrados las películas de superhéroes.

Una película de Marvel crepuscular, lejos de sus vicios, convenciones y clichés, que incluso sus detractores más acérrimos van a recomendar por su poderío emocional y sus desarrollados personajes.

Todo esto está en parte logrado, según el director, gracias a depender de muy pocos elementos de CGI y a no abusar de las pantallas verdes.

Y a su clara vocación de western clásico, al que rinde homenaje literal cuando ‘Charles’ y ‘Laura’ miran una parte de Raíces {rofundas (George Stevens, 1953) dentro de la pequeña pantalla.

No olvidemos que Mangold hace 10 años estrenó el increíble remake de “El tren de las 3:10” (2007).

Así, ‘Logan’ es el broche final para una saga que debería haber terminado hace tiempo, esta entrega es la décima de los personajes de X-Men.

‘Logan’ demuestra que no todas las películas de superhéroes tienen que ser para un público infantil, ni tienen que salvar a la humanidad de alguna calamidad que va a acabar con el planeta tierra.

La cinta, que costó considerablemente menos que su film predecesor ($97 millones de dólares contra $120), recaudó en su primer fin de semana más de $250 millones en el ámbito mundial. Actualmente ya llegó a los $600 millones a nivel mundial. y ocupa momentáneamente el puesto 12 del top 250 de la historia dentro de la prestigiosa lista de la página web IMDb.

Pero eso tiene mucho que ver con el factor novedad, y se prevé una inmediata bajada considerable, como si de un soufflé se tratara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *