Escuelita para padres

La maestra Sonia Aguila es una experta en educación que enseña en la Escuela Canalino de Carpintería./EL LATINO

Hoy, mientras bailaban mil ideas en mi cerebro y pensaba en el tema para mi artículo, recibí un mensaje que una de las escuelas en el Distrito estaba en alerta por una amenaza.

Como que el corazón se detiene por un instante al leer este tipo de mensajes. Se nos viene a la mente lo peor, no se sabían los detalles, ni nombres, únicamente nos informaron que ya habían notificado al Departamento de Policía y que aumentaría la supervisión en esa escuela.

¿Pero qué esta pasando últimamente en las escuelas? ¿Qué piensan los adolescentes?

Prendemos el televisor, leemos el periódico y todos los días malas noticias. Estudiantes con armas, drogas, suicidios. ¿Será que ha aumentado la violencia o es que con la tecnología ahora nos enteramos mas rápido de todo lo que sucede en el mundo?

Definitivamente los tiempos han cambiado, porque no recuerdo que antes hubiera tanta violencia.

Cuando era pequeña, las escuelas eran mas tranquilas, casi no había peleas, y muy rara vez se escuchaba hablar sobre armas, pero ahora se habla de eso todos los días.

Criar y educar a los hijos no es tarea fácil y menos si son adolescentes, hoy en día, los muchachos tienen el mundo en sus manos, o que al menos eso piensan. ¿Qué pueden hacer los padres? Se preguntara usted.

Es importante que los padres sepan con quién se junta sus hijos, por ello es vital conocer sus amistades. ¿Con quién hablan por teléfono, con quién salen?

Establezca reglas en casa aunque sus hijos estén grandes, porque no es correcto ni sabio que los hijos entren y salgan a la hora que les pegue la gana.

Ponga un horario para llegar a casa, pida a su hijo(a) que le llame si llegará tarde.

¿Y si no hacen caso? Entonces deben existir consecuencias, no les permita usar el teléfono, ni salir con amigos o jugar sus videojuegos.

¿Quién paga el teléfono celular de sus hijos? ¿Quién les compra ropa y comida?

Se les da todo más sin embargo no quieren seguir las reglas de la casa, así que hable con ellos y así entiendan que es por su bien, y dígales que quiere lo mejor para ellos.

No lo tome a pecho si le dicen sus hijos que es mala persona, que lo odian. Recuerde que las personas suelen decir cosas que realmente no sienten cuando están enojados.

Otra cosa muy importante es que ambos, padre y madre, estén de acuerdo en cómo educar a los hijos.

No es bueno cuando la mamá dice una cosa y el papá otra, porque los hijos son muy inteligentes y se aprovecharan del padre que les da lo que desean.

Es recomendable que los padres estén de acuerdo sobre la mejor manera de educar a los hijos.

Comunicación, comunicación, comunicación: esa es la clave. No es nada nuevo.

¿Cuántos muchachos llegan a casa y se encierran en su cuarto? Los padres ni se enteran si comieron, cómo están, ni cómo se sienten.

Coman en familia, apague el televisor y converse con sus hijos diariamente. Deje el teléfono a un lado, pregúnteles que hicieron.

Cuales son sus temores, preocupaciones.

Si su hijo está fuera de control y no sabe que hacer, busque ayuda, no se quede con los brazos cruzados, por ningún motivo se rinda.

Luche por sus hijos, abráselos, dígales mil veces cuanto los ama, créame ellos valoran mucho esto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *