Planes financieros para nuevos padres

Nathaniel Sillin tiene maestría en Negocios y es un experto en finanzas que dirige los programas de educación financiera de Visa./EL LATINO

Por Nathaniel Sillin
redaccion@latinocc.com

Planear para tener un bebé es excitante y a veces puede ser aterrador para los padres, por lo menos, para los que van a ser padres para primera vez.

Pasan los meses rápidamente y de pronto, van a estar en casa empezando la nueva aventura con el miembro más nuevo de la familia.

Bienvenidos a la emoción, cansancio, fascinación, desconcierto y amor que es ser padres.

Junto a la alegría y satisfacción que vienen con un bebé, vas a tener nuevas responsabilidades financieras.

Algunos de los costos son inevitables, y otros dependen en gran parte de tu discreción.

Seguir un plan financiero podría ayudarte a proporcionar unas oportunidades y experiencias bonitas para tu hijo mientras mantienes los costos de la familia bajo control.

Preparándote para el costo del parto.

Puedes poner en una lista, antes del parto, pagar una deuda, crear un nuevo presupuesto, crear un fondo para emergencias, instalar un software automatizado de las finanzas personales y revisar los beneficiarios.

Es muy probable que no vayas a tener ni el tiempo ni la energía para todo esto después de que nazca el bebé.

También necesitas revisar tu póliza de seguro médico y entender bien la cobertura durante el cuidado prenatal, parto y nacimiento.

Los planes de la Ley de Asistencia Asequible (Affordable Care Act, o Obamacare) y de Medicaid siempre cubren el embarazo y parto, pero los co-pagos, co-seguros, deducibles y el máximo de los gastos de bolsillo pueden variar.

Es posible que no tengas cobertura si tienes un plan de derechos adquiridos.

Después del nacimiento, puedes cambiar planes en el Mercado (Marketplace) y agregar a tu hijo(a) porque vas a ser elegible para un Período de Inscripción Especial.

Ahorro de dinero durante los primeros años.

Mientras te adaptas a la vida como nuevo padre – noches sin dormir, baños al bebé y miles de pañales, es muy probable que tengas tentación por una gran cantidad de productos para el cuidado del bebé.

Algunos son necesarios pero hay muchas formas de ahorrar en las compras diarias de cosas para el bebé.

Pregunta en el hospital, investiga en línea y checa con los pediatras acerca de muestras gratuitas.

Puede que no duren mucho, pero el tener unas reservas de muestras de diferentes productos puede ser muy útil.

También pregunta acerca de un extractor de leche gratuito, al cual tienes derecho con un plan de seguros del ACA.

Artículos consumibles, como fórmula, pañales y toallitas para bebé se pueden comprar al por mayor en tiendas de almacén o se te pueden enviar por medio de una suscripción con un vendedor en línea.

Cualquiera de estas opciones te puede proporcionar ahorros a largo plazo comparados con compras hechas al momento.

Discute las opciones para el cuidado de niños. Algunas familias necesitan los ingresos de dos padres que trabajan.

Otros pueden escoger entre quedarse en el trabajo o convertirse en padres de tiempo completo.

El considerar los pros y contras de dejar de trabajar puede ser difícil ya que debes considerar una variedad de costos y beneficios. Al final, puede que la decisión no sea totalmente financiera.

Puede que le des más valor a tener más tiempo con los hijos en lugar de un segundo ingreso, aunque signifique tener que vivir con un presupuesto más ajustado.

Pero aún si no estás seguro de que vas a querer usar una guardería, es mejor anotarte en las listas de espera en las guarderías de tu localidad ya que puede tomar varios años conseguir un lugar.

Planea para el peor caso.

Como padre, eres responsable del bienestar de tus hijos.

Ahora puede ser el momento de revisar un testamento o considerar nombrar un guardián.

También, si no tienes una póliza de seguro de vida, ahora es el momento oportuno para buscar una póliza.

Si algo te pasa, el seguro de vida puede ayudar a proporcionar apoyo financiero para tus hijos en el futuro.

Las pólizas de seguro de vida completa o permanente no vence mientras las primas se paguen; la póliza de seguro a plazos te cubre por un período específico, como 10 o 20 años por ejemplo.

Puede que las primas para una póliza a plazos sean mas bajas que para una póliza permanente y esto podría ser una mejor opción si solo buscas cobertura mientras mantienes a tus hijos.

En resumen. Un nuevo bebé le da mucha alegría a la familia.

Pero cuando surgen necesidades o deseos, es mejor tener las finanzas en orden.

Independientemente de si estás solo en el proceso de planeamiento o si ya estás esperando, nunca es muy temprano para prepararte para los costos de criar a un hijo.

Después de todo, un miembro nuevo de la familia es el mejor regalo y el comienzo de una aventura fantástica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *