Cuca Acosta: “la tía que ayuda en la UCSB”

Cuca Acosta: “la tía que ayuda en la UCSB”

 

Por Consuelo Martínez

redaccion@latinocc.com

Cuca Acosta es Directora Asociada de Admisión de la UCSB algo que hace realmente  de corazón.

Feliz y agradecida de haber llegado a la Universidad, ha consagrado su vida a ayudar a otros a conseguir ese mismo sueño.

Esta carismática profesional nació en Santa Bárbara hace 37 años, es alegre, espontánea y le encanta platicar, cualidades perfectas para la labor que realiza en un puesto que desempeña desde hace 10 años en la UCSB.

Su madre llegó de Celaya, Guanajuato a comienzo de la década de los 70s y trabajaba limpiando una casa en Montecito cuando se enamoró y se casó con quien cada semana recolectaba la basura, el único con quien podía hablar en español allí.

De esa unión nacieron un hermano mayor y “Cuca”.

A pesar que su madre nunca fue a la escuela y no sabía leer o escribir, la abnegada madre siempre le inculcó el valor y el amor por la educación.

“Vas a ir a la universidad, vas a  ir a la universidad”, solía repetirle.

“Me enseñaba sus manos, maltratadas por el cloro y de todos los químicos que usaba para limpiar y era triste, y me decía ‘no quiero esto para ti’”,  recuerda Cuca.

Pero a “Refugio” que es su nombre original y desde niña todos la conocen como “Cuca”, siempre le encantó la escuela y rápido aprendió inglés, en la escuela precisamente es donde encontró valiosas amistades.

Asistió a la Cleveland Elementary School, donde tenía su mejor amiga, cuyo padre era maestro y siempre cuando iban a hacer algo, la llevaban con ellos, a veces eran otras personas que le daban una mano.

“Tenían padres de familia que siempre me estaban llevando porque sabían que mi mamá no podía, ella estaba trabajando o no tenía los recursos para salir un fin se semana. Ella trabajaba 7 días a la semana y también durante las fiestas como navidad o el Día de Gracias”, recuerda la profesional.

Cuando iba a la Santa Barbara High School, tenía 6 ó 7 amigos, todos de Montecito y de familias de muchos recursos económicos.

Ella y sus amigos tomaban clases avanzadas en la high school, en los grados 11 y 12 ya tomaba clases en el SBCc.

Tanto esfuerzo y dedicación dieron sus frutos, así cuando se graduó de la preparatoria pasó directamente a la UCSB.

“Tuve mucha suerte que encontré amigos que siempre estaban con la ambición de ir a la universiddad, y la plática no era voy a ir, la plática era ‘adónde voy a ir?’”, comparte.

“Cuando mi mamá no podía, mis amigos sí y sus padres también”, dice Cuca agradecida, así como de todos los programas académicos de apoyo que se ofrecen en Santa Bárbara y que tanto le sirvieron para alcanzar su sueño.

En la UCSB  estudió Licenciatura en Filosofía.

“Cuando Le dije a mi mamá iba a estudiar filosofía me dijo ‘ay Dios hay que rezar porque cómo vas a trabajar con eso’.  Pero la cosa es muy diferente en los de los Estados Unidos que en México”, recuerda entre risas la profesional.

Un día después de graduarse ya estaba trabajando en su profesión. Comenzó con un internado en el departamento de Early Academic Outreach EAO, en el Instituto Comunitario de Educación Superior (SBCC) y para CALsoap por un año y trabajó de manera particular, con padres de familia que hablaban español.

“Me aprendí los requisitos de la UCSB y después regresé a la universidad a la oficina de admisión y aquí estoy”, explica ‘Cuca’ quien asegura amar lo su profesión porque le gusta platicar y desea ayudar a otras personas, que tal como ella en su día, necesitan apoyo.

Otra de sus pasiones es viajar y lo hace constantemente por trabajo o por placer.

De niña iba con su familia cada tres años a México a ver a sus parientes y de grande ha conocido muchos lugares, a veces sola, otras con amigas.

“Me encanta viajar, acabo de ir a India en febrero, el año pasado fui a Escocia, Inglaterra, Italia. Me encanta Europa”, confiesa.

Para ‘Cuca’, cada fin de semana es diferente, a veces le toca trabajar, pero es soltera vive sola y comparte que disfruta lo típico de cualquier persona, pero sobretodo conversar y disfrutar de una buena comida con sus amistades.

‘Cuca’ trabaja con un equipo de 15 personas y a ella le fascina asesorar a estudiantes que serán los primeros en su familia en ir a una universidad, o aquellos quienes son indocumentados y asesorarlos en la inscripción.

“Cuando los estudiantes aplican ayudamos en ese proceso, pero nuestro trabajo de verdad comienza cuando el estudiante ha recibido su admisión”.

Así, ‘Cuca’ inspira confianza y su nombre es tan sonoro que nadie la olvida “Cuando doy una presentación para los estudiantes que entrarán (a la universidad) y sus padres, les digo con todo el corazón: ‘Aquí esta la tía ‘Cuca’ para ayudar’ y eso hace más fácil recordarme”, finaliza con una contagiosa carcajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *