Canelo fue mucho para el ‘Jr’

Canelo fue mucho para el ‘Jr’

 

Por Agencias

redaccion@latinocc.com

Las dudas quedaron despejadas, Saúl ‘Canelo’ Álvarez fue amo y señor de una pelea en la que Julio César Chávez Jr. no tuvo la capacidad de ganar un round.

El hijo de la leyenda fue superado ampliamente por el Canelo, quien mostró un mejor repertorio de golpes y ganó por decisión unánime un pleito que estuvo lejos de las expectativas que se tenían.

Los tres jueces calificaron con tarjetas de 120-108 a favor del tapatío, que buscó la pelea, se mostró cómodo a pesar de tener menor tonelaje y logró imponer el ritmo de la pelea, incluso bajó las revoluciones en los rounds intermedios pero ni aún así fue conectado ante la displicencia del Junior.

La pelea que realizó el Hijo de la Leyenda fue similar a lo que ocurrió en 2012 contra Sergio Martínez. Nunca soltó los brazos y daba la impresión que estaba apostando a un golpe, mismo que jamás llegó pues no pudo encontrar a Álvarez, quien se hizo de humo en las pocas ocasiones que su rival atacó.

Ambos pugilistas viven realidades diferentes. El jalisciense está en la cima del boxeo, mientras que el Junior dejó escapar la última oportunidad de retomar su carrera y tendrá que replantearse el futuro a mediano y largo plazo.

La quijada y el tamaño del sinaloense fueron claves para que se mantuviera en pie ante los embates del rival que metió el jab de izquierda cuantas veces quiso ante una guardia porosa y deficiente y una nula respuesta.

El uno dos, volados de izquierda y derecha, el jab que tiene muy buen trabajado el Canelo, hasta las fintas. Todo, absolutamente todo le entró a Chávez, que por momentos se vio contrariado, sin idea, sin respuesta, incómodo arriba del ring, mientras el tapatío esperaba sus contragolpes.

En el cuarto giro las cosas se pusieron “color de hormiga” para el de Culiacán, quien desde el segundo round sangraba de la nariz y para el cuarto ya tenía el párpado izquierdo inflamado y seguía buscando la pelea en corto, a pesar de su evidente mayor alcance de brazos.

 

Así transcurrió una velada de boxeo que dejó insatisfecha a la afición que acabó abucheando a los peleadores, aunque después celebraron la victoria de Canelo.

Así, la historia del desigual combate, montado para hacer taquilla, sin ningún proyección deportiva, dejó a Álvarez como el púgil muy superior a su compatriota, además de llevarse una bolsa de 18 millones de dólares.

Con su triunfo Canelo Álvarez dejó la marca en 49-1-1, 34 nocauts, mientras que Chávez Junior, la colocó en 50-3-1, 32 victorias logradas por la vía rápida.

GGG Y CANELO PARA EL 15 DE SEPTIEMBRE

Luego de consagrarse como el boxeador mexicano del momento al derrotar a Chávez Jr., ‘Canelo’ Álvarez siguió con las sorpresas y anunció con bombo y platillo que su próximo rival será Gennady Golovkin, mejor conocido como “GGG” a quien enfrentará el próximo 16 de septiembre, probablemente en Las Vegas.

“Yo nunca le he tenido miedo a nadie, desde los 15 años. Cuando nací ya se había repartido el miedo; me siento muy bien, me siento muy contento, pelea por pelea voy avanzando y estoy seguro de que cuando llegue el combate con Golovkin vamos a hacer muchas más cosas”, expresó Álvarez tras el anuncio del duelo.

El kazajo arribó al cuadrilátero para confirmar que la batalla es un hecho y reconoció que será el desafío más importante de su carrera, pero se dijo listo para enfrentarlo y espera que sea una pelea explosiva.

“En septiembre prepárense para una noche de drama y estilo mexicano”, dijo el campeón Medio del Consejo Mundial de Boxeo.

Canelo irá por un rival de mayor nivel que los que ha enfrentado desde su derrota frente a Floyd Mayweather.

Hará frente a un rival que la gente le exigió durante años y que podría consagrarlo como uno de los mejores pugilistas a nivel mundial, además de que será otra pelea millonaria.

EL JR: “NO ESTABA ACOSTUMBRADO”

Julio César Chávez Jr., boxeador mexicano, manifestó que no está acostumbrado al estilo que  Nacho Beristáin, su entrenador, intentó enseñarle para la pelea contra Saúl Álvarez en Las Vegas, Nevada.

“Lo que pasa es que yo quería boxearlo, fue cuando me fui contra las cuerdas. Me faltó tirar más golpes. Intenté hacer la pelea que Nacho me dijo, pero no estoy acostumbrado a ese estilo”, comentó después de su derrota contra el Canelo en la T-Mobile Arena.

El Hijo de la Leyenda manifestó que la clave de su derrota fue porque le faltó manejar más distancia y velocidad.

“No, faltó tiempo. Vengo de pocas peleas y me faltó más distancia y velocidad, esa fue la clave”, indicó.

Por otra parte, el Junior dijo que se sintió un poco débil durante el combate, por lo que no pudo tirar todos los golpes que le hubiera gustado.

“No sentí toda mi fortaleza con mi peso, me sentí un poco débil, no pude tirarle todos los golpes que hubiera querido”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *