La Escuelita Para Padres

La maestra Sonia Aguila es una experta en educación que enseña en la Escuela Canalino de Carpintería./EL LATINO

saguila@cusd.net

En tan sólo unos días cientos de estudiantes harán sentir a sus padres muy orgullosos. Marcharan con la frente en alto y una sonrisa gigante el día de su graduación.

Saldrán a cenar o a festejar con la familia y amigos, y pondrán sus mejores fotos en las redes sociales.

¿Y después que? Los institutos comunitarios de educación superior o la universidad… espero.

Es muy importante hacer planes para después de graduarse.

Algunos padres, desafortunadamente animan a sus hijos a que busquen un trabajo en lugar de asistir a la universidad, porque la vida es cara y necesitan dinero.

He escuchado a padres decir, “ya que salga de la escuela y se ponga a trabajar”.

Que triste que algunos estudiantes no tengan planes para seguir estudiando, que no tengan el apoyo de sus padres.

No piensan que entre más estudien más sabiduría poseen y eso significa más dinero, mejor salario, mejor oportunidades y mejor calidad de vida en el futuro.

No miran los beneficios a largo plazo, quieren ayuda y dinero inmediato.  Así que mejor ponen a sus hijos a trabajar.

Otro error común es la falta de información, muchas personas piensan que los institutos y la universidad son muy caros y no tienen el suficiente dinero para mandar a sus hijos.  No están enterados que muchos institutos comunitarios son gratis o hay becas disponibles para todos, sin importar el estatus migratorio.

Los estudiantes pueden asistir dos años gratis, es algo maravilloso, pero a la vez triste ver que muchos no aprovechen esta gran oportunidad.

También existen muchas ayudas, prestamos y becas.  El dinero no debe ser un obstáculo.  ¡Si se puede!

Si su hijo(a) no tiene idea de que estudiar, haga una cita con un consejero escolar.  Ellos le ayudaran a elegir clases y completar los requisitos para graduarse.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos.

En esta sociedad, es crucial que los estudiantes se preparen y terminen sus estudios.  Que tenga una carrera que les guste.

¿Cuantas personan conoce que se quejan de su trabajo diariamente porque no les gusta?  Un diploma de secundaria no debe ser el final si no el comienzo.

Hable con sus hijos sobre sus planes en el futuro.

¿Su hijo esta cansado de estudiar y quiere tomar un año sabático? No se lo recomiendo.  Suena como buen plan descansar un año, trabajar y ahorrar dinero, pero lo que sucede es que a los muchachos les gusta el dinero y es difícil regresar a la escuela, porque prefieren ganar dinero y comprarse un celular mejor y zapatos caros.

Y por ultimo, no destroce el sueño de sus hijos.

Si ellos quieren ser doctores, policías, bomberos, no se burle de ellos ni les diga que nunca lo lograran.

Cuantas veces he escuchado a padres decir, “para ser medico necesitas ir a la escuela como 10 años, sí ya mero…”,  “Ser policía es peligroso”.  “No seas maestro porque tienes que lidiar con los niños todo el día”.

No sea egoísta y permita que sus hijos sean lo que ellos quieran ser de grandes.  No obligue a sus hijos a ser lo que usted quiso ser y no pudo.  Recuerde son sangre de su sangre.

Los padres no tenemos todas la respuestas, por eso le sugiero que se comunique constantemente con los consejeros escolares.

Ellos son los expertos y le ayudaran a guiar a sus hijos para que tengan un futuro brillante y éxito en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *