Los beneficios del uso de energías “verdes”

Por Víctor Rosas
vrosas@latinocc.com

La Agencia de Información de Energía de los Estados Unidos, (EIA por sus siglas en inglés), en su reporte del mes de mayo, informó que durante el mes de marzo del presente año, 2017, se alcanzó un nuevo récord en la producción de electricidad de las llamadas fuentes de energía renovables.

Estas son también conocidas como “energías verdes”, ya que no tienen un impacto adverso al medio ambiente, al no producir efectos contaminantes.

De acuerdo a la EIA en el mes de marzo, la electricidad que se produjo mediante el uso de turbinas eólicas, es decir impulsadas por el viento, y mediante la utilización de paneles solares, sumaron un 10% del total de la producción de electricidad en los Estados Unidos.

Del total de 10%, el 8% se produjo mediante las turbinas eólicas, y sólo el 2% fue producido mediante el uso de células fotovoltaicas utilizadas en los paneles solares.

En el estado de California, la producción eléctrica de fuentes renovables es mucho mayor, y representa el 20% del total de la producción a nivel estatal, siendo el 12% obtenida del viento y unn8% producida por los paneles solares.

La misma fuente espera que el informe con datos del mes de junio superen a los de marzo, ya que en estos meses, la duración del día se incrementa y aún los vientos en estados como Texas y Oklahoma aún son fuertes y esto posibilitaría el aumento en la producción de energía verde.

Sin embargo, la producción de energía eléctrica mediante el uso de turbinas movidas por el viento y de células voltaicas, es variable, ya que depende de la temporada de viento y de la cantidad de horas de luz solar para la producción, por lo que su producción varía durante el año.

La Administración de información de energía también informa que espera que la producción de energía de fuentes renovables siga en aumento, sobre todo, porque el precio de las turbinas eólicas, pero sobre todo de los paneles solares sigan disminuyendo en los próximos años.

EL ACUERDO DE PARIS

Recientemente, la administración del presidente Donald J. Trump, tomó dos medidas que parecían tendrían un efecto negativo sobre el desarrollo de la producción de electricidad de fuentes renovables, primero, fue el retiro de los Estados Unidos del llamado Acuerdo de París.

Este convenio busca limitar la emisión de los llamados gases de efecto invernadero, y que se miden por la emisión de toneladas de bióxido de carbono a la atmósfera, y que recién entró en vigor el año pasado. sustituyendo al llamado “Protocolo de Kioto”.

El Acuerdo de Paris ha sido firmado y ratificado por la mayoría de países que acordaron hacerlo, y estaría en vigencia hasta el año 2020, cuando deberá ser ratificado para que se extienda su vigencia por otros 4 años más.

China, la India y los Estados Unidos, son los 3 países que mayor contaminación hacen al planeta, ya que son los que más producen los gases de efecto invernadero.

La segunda medida de la administración Trump, fue dejar sin efecto las polizas de la pasada administración del presidente Barack Obama, que limitaban o regulaban el uso de combustibles fólises para la producción de energía eléctrica, sobre todo el uso de carbón, por su efecto altamente contaminante, y la alta producción de bióxido de carbono que es liberado a la atmósfera y que de acuerdo a la comunidad científica es el principal responsable del efecto invernadero y por consecuencia del cambio climático.

ENERGIAS MAS BARATAS

Sin embargo, la agencia está pronosticando, que para finales del 2019, el costo de la producción de electricidad usando carbón será superior al costo de producir la misma cantidad de electricidad usando paneles solares, lo cual haría inviable el uso del carbón, además de su gran efecto contaminante.

Esta situación, está haciendo a los inversionistas inclinarse en la industria de energía de fuentes renovables, que hasta la actualidad, ha dependido de los subsidios gubernamentales para persistir.

De acuerdo a declaraciones de la Casa Blanca, estas podrían desaparecer tan pronto como a finales del próximo año.

Esto podría dar un mayor impulso a la generación de energía eléctrica de fuentes renovables a pesar de un medio ambiente menos favorable por parte de la administración Trump, quien en su campaña prometió incentivar a la industria petrolera, del carbón y la extracción de gas natural.

Por su parte, el Gobernador de California Jerry Brown, ha impulsado una política contraria a la Casa Blanca, impulsando en el estado, la producción de energía de fuentes renovables y en fechas recientes, firmó un acuerdo con autoridades chinas para continuar el uso de fuentes alternativas de energía.

La administración estatal pretende llegar a un 30% de la producción de energía, de fuentes renovables, y ha incentivado la instalación de turbinas eólicas, pero sobre todo la instalación de paneles solares, tanto en los comercios, como en los hogares.

Un sistema de células fotovoltaicas, mejor conocido como panel solar, es un conjunto de células que convierten ciertos rayos solares en energía eléctrica.

La producción de estas depende de varios factores: la calidad del material con el que están fabricados los paneles, la cantidad de horas de luz solar, las posibles sombras que objetos como árboles, otras construcciones, chimeneas, etc puedan producir y también la orientación en la que se puedan instalar en el techo de la vivienda.

Los paneles solares producen corriente directa, (DC) similar a la que produce la batería de un auto, sin embargo, en los hogares se utiliza la corriente alterna (AC), por lo que es necesario colocar un invertidor de corriente para que se transforme la corriente directa que será usada en el hogar.

Aunque un dueño de vivienda instale paneles solares en su hogar, seguirá conectado a la red del proveedor actual de electricidad; que en el Condado de Ventura es Southern California Edison y en gran parte del Condado de Santa Bárbara es PG&E.

Esto es porque durante el día, los panes están produciendo electricidad, que generalmente no es usada en el hogar, entonces la electricidad va a la red del proveedor de electricidad, durante la noche pasará lo contrario: los paneles no producirán electricidad, pero la casa utilizará la mayor cantidad durante la noche, cuando se necesita la luz, además del uso de televisores, computadoras y demás equipo electrónico.

Entonces, la compañía de electricidad enviará electricidad para cubrir la demanda de la misma en el hogar.

El medidor deberá llevar un registro de la cantidad de electricidad producida por los paneles, y también la cantidad consumida en el hogar, llevando un registro que se ajustará cada año.

Si los paneles produjeron una mayor cantidad de electricidad de la consumida, el propietario de la vivienda podrá recibir un crédito del proveedor de la electricidad que podrá usar para el próximo año, o recibir un reembolso en forma de un cheque.

Caso contrario, si los paneles producen menos electricidad de la consumida, el propietario de la vivienda deberá pagar al proveedor de electricidad, (Edison o PG&E), la diferencia del consumo.

LAS OPCIONES

Básicamente, el propietario de una vivienda tiene dos opciones para adquirir un sistema de paneles solares: Uno es el arrendamiento o Lease, que generalmente es por 20 o 25 años, o también puede comprarlos, la mejor opción depende de la situación de cada propietario, sobre todo dependiendo de la situación fiscal de cada dueño.

En el Condado de Ventura, existen por lo menos dos formas de financiamiento, una, que depende del puntaje de crédito o fico score, la mayoría de financieras requieren un mínimo de 650 puntos en su reporte de crédito para poder ofrecer financiamiento.

La otra opción, que no está disponible en el condado de Santa Bárbara, es con los llamados programas PACE, estos emplean la plusvalia o equity de la vivienda para determinar si una vivienda es elegible para el financiamiento o no, sin importar el puntaje de crédito del o los propietarios.

Dependiendo de las guías de cada una de las instituciones que administran los programas PACE, es posible que personas que cerraron una bancarrota el día de hoy, puedan recibir financiamiento al siguiente día.

Para esto sólo tienen que cumplir con 3 requisitos: estar al corriente con los pagos de la vivienda, con los pagos de los impuestos de la propiedad y no haber hecho pagos tardíos en el último año.

Estos programas ofrecen la posibilidad de financiamiento para otra serie de mejoras en el hogar, como techos, cambio de ventanas ecológicas, aire acondicionado, calentadores sin tanque y algunos otros productos, donde el dueño de la vivienda puede hacer pagos mensuales o semestrales.

Generalmente los propietarios contarán con un periodo de gracia, que en algunos casos puede ser de hasta un año sin realizar pagos, y sin tener que poner un enganche.

La idea de los PACE es convertir los hogares comunes en hogares verdes, es decir que generen energía de fuentes renovables, pero también sean eficientes en el consumo de la electricidad y el gas.

Estas mejoras en el hogar también se pueden realizar en el condado de Santa Bárbara, pero el financiamiento dependerá del puntaje de crédito de los propietarios, o de familiares de los mismos que vivan en la misma vivienda.

Nelly Perez es residente de la ciudad de Oxnard, quien desidió cambiar la forma como produce su electricidad, e instalar un sistema de paneles solares.

Según comenta, el proceso tardó aproximadamente dos meses desde el momento en que firmó los documentos para inciar, hasta que instalaran sus paneles, ya que es necesario que el contratista obtenga los permisos necesarios de la ciudad y de interconección con el proveedor de electricidad.

Durante más de un año, los paneles solares han estado funcionando bien, no ha tenido ningún problema, y dice sentirse tranquila “sabiendo que he estado ayudando a reducir la contaminación en el planeta”.

Recién inició a hacer los pagos del financiamento del sistema de paneles solares, porque tuvo un año sin hacer pagos, y ha podido ahorar dinero, ya que el pago de los paneles es menor a lo que pagaba con su proveedor anterior de electricidad.

Según Nelly, espera en el futuro, que los ahorros Perez mayores, ya que tendrá un pago fijo por 20 años, plazo en el que tendrá que hacer pagos por el financiamiento, y después, podrá disfrutar de la producción de electricidad de sus paneles por más tiempo sin tener que hacer pagos, lo cual, piensa será una buena ventaja para sus finanzas.

NO PARA TODOS

La instalación de paneles solares en los techos de la vivienda no son recomendables para todos los dueños de casa, sobre todo para aquellos cuyo consumo es muy reducido, quienes su factura no pasa de $80 dólares al mes.

Tampoco es una garantía que tendrán un ahorro significativo en el pago de la electricidad, todo eso depende de una evaluación en el consumo de electricidad en el hogar, de por lo menos los últimos 12 meses, la orientación del techo de la casa, la existencia de factores que produzcan sombra, y el estado de la instalación de cableado eléctrico y los interruptores de corriente en el hogar.

También, cada propietario debe asegurarse, con su preparador de impuestos de la posibilidad de recibir los incentivos fiscales, para poder elegir entre una compra o un arrendamiento del sistema de paneles solares.

De cualquier forma, esta es una alternativa real, que seguirá siendo más popular con el transcurso del tiempo, y que ayuda a combatir el calentamiento global, cuyos efectos se hacen cada vez más palpables en el planeta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *