Fiestas Españolas 2017: Fiestas con fuerza femenina

Por Consuelo Martínez
redaccion@latinocc.com

Todo listo, todo dispuesto para dar inicio al evento más emblemático y más masivo del año en la ciudad de Santa Bárbara; cuyo rostro visible está representado por ambas talentosas jovencitas embajadoras del Espíritu de esta gran Fiesta.   

Gracia, talento, técnica, alegría, carácter, vitalidad, buena voluntad, al igual que disciplina y perseverancia son las cualidades que cuentan para ganar la ardua competencia, algo único en todo este país y que motiva a las “bailaoras”  a perfeccionarse y a desarrollar mejor su pasión por el contagioso ritmo del flamenco.

Pero si bien la celebración de Viva la Fiesta comenzó en 1924, no fue hasta 1949 cuando se eligió a la primera chica “Espíritu” y otros tantos años después, en 1965, a la primera “Junior Espíritu”. Este año  las ganadoras fueron Norma Escárcega con Eve Flores,  ambas alumnas de la academia de Linda Vega.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y aunque son 5 días los que dura la fiesta, la comisión Old Spanish Days nunca descansa y se mantiene activa todo el año  con una enorme cantidad actividades y gente involucrada.

Son unos 3,500 voluntarios, aparte de los patrocinadores, muchísimas organizaciones locales, artistas y academias de danza, especialmente de flamenco donde  desde muy pequeñas las bailarinas se preparan con el natural deseo de ganar algún día.

Todo esto para deleite tanto del público local como para los turistas y  como dicta la tradición, Rhonda Ledson Henderson, la actual Presidenta y por ende la encargada de elegir el lema, se inclinó por “Unidos en Comunidad” para esta 93ava versión de Viva la Fiesta que ya esta aquí.

GRAN ESPIRITU Y CORAZON 

Norma Escárcega, de 18 años está feliz de haber ganado la competencia entre 10 finalistas en abril de este año, pero ella no sólo tiene un gran talento para el baile sino también  un gran corazón y genuino sentido comunitario.

Nacida en Santa Bárbara, la simpática  bailarina tiene 2 hermanos, 2 hermanas, todos mayores que ella y quien ha bailado casi toda su vida, primero con Antonio López, luego con Paloma Ríos y los últimos años con Linda Vega, todos ellos conocidos dentro de este ambiente y toda una tradición en Santa Bárbara.

La dedicada bailarina ensaya dos veces por semana en grupo y también en forma individual, además de asisitir a clases privadas 3  ó 4 veces por semana.

“Cuando anunciaron mi nombre no lo podía creer. Este año la competencia fue grandiosa, cada bailarina podría haber ganado. Yo estaba emocionada y sorprendida” recuerda animada Norma, reviviendo el momento en que la nombraron ganadora en su segundo intento por ganar el título y quien de pequeña había intentado ser la junior Spirit. Norma detalla que su mamá inscribió a todos sus hermanos y a ella en clases de flamenco cuando ella apenas tenía unos 3 años.

“Me gusta bailar porque definitivamente es para mí una forma de expresarme; porque puedo ser apasionada, puedo ser diferente sin ser juzgada, y es algo que amo hacer” recalca la guapísima bailarina de grandes y expresivos ojos y seguridad en la voz.

Norma acaba de graduarse de San Marcos High School, donde era alumna de honores, vice-presidenta de su clase de Seniors y ha sido voluntaria en Hearts Therapeutic Equestrian Center (Centro Terapéutico Ecuestre), un programa de terapia con equinos para personas con disabilidades mentales y físicas.

“Trabajar con caballos asistiendo a aquellos con disabilidades es algo que me alegra el corazón ya que puedo hacer algo por mi comunidad. Amo los caballos y los animales” Explica en Inglés la bailarina, que es su primera lengua, ya que domina el idioma Español; pues su padre es oriundo de Sonora, Obregón y su madre de acá.

Ella tiene mucho agradecimiento de todos sus maestros pero también de su familia “quien la ha apoyado desde el primer día” asegura la carismática joven quien planea  estudiar Psicología y Criminología con miras de convertirse en una agente de libertad provisional ( probation officer), otra de sus pasiones.

Por lo pronto, Norma está enfocada en representar lo mejor posible su papel y de disfrutar al máximo la intensa y emocionante semana que se avecina para ella, su sueño largamente acariciado que es bailar con su vestido blanco en el escenario de La Misión.

“Representar el Espíritu de Fiesta 2017 me permitirá no sólo impactar a la juventud, sino también compartir mi pasión por el flamenco con mi comunidad.” Finaliza inspirada la joven ya lista para que comience la fiesta.

INCANSABLE Y TALENTOSA

De una impresionante y chispeante personalidad para sus  10 años, Eve Flores ganó la competencia al primer intento entre 12 bailarinas para convertirse en la Espíritu Junior de la Fiesta 2017.

“Cuando gané estaba tan emocionada, pues sólo pensaba en lo maravilloso iba a ser este año y entonces parecía que estaba soñando porque no podía creer que yo era la ganadora. Era como si todo lo que alguna vez quise, se hizo real.” Recuerda con entusiasmo, Eve, quien lleva 3 años practicando el flamenco.

La menuda y linda bailarina nació aquí pero un poco más adelante se fue a vivir a México con su familia donde estuvo 3 años, desde Kinder a Segundo grado. Estando allá comenzó a bailar primeramente ballet junto a otros ritmos como hip-hop y jazz.

“Mi papá es de México y mi mamá de acá. Realmente me gustó México porque iba mucho a la playa ya que vivíamos muy cerca, allá en Tijuana. Lo pasábamos muy bien todos juntos, recuerda emocionada.

“Vine aquí al Tercer Grado, luego mi mamá decidió inscribirme para flamenco y desde entonces que me encanta. Pienso que es perfecto para mí” opina con soltura la talentosa niña quien tiene 3 clases y por cada una practica 2 veces por semana “y a veces clases privadas 3 veces por semana, depende.”

Aclara la expresiva bailarina, quien ademas disfruta mucho de la escuela y comenzará el Sexto grado en Hope Elementary School.

En su tiempo libre ella disfruta leer, escribir y dibujar. Le encanta ciencia e historia y ha participado en varias competiciones educativas como ortografía, Matemáticas y  lectura (Spelling Bees, Math Super Bowl, Battle of the Books).

Y a la incansable mini bailarina, le gusta leerle historias a su hermana mas pequeña, disfruta yendo a la biblioteca, “me gusta elegir nuevos libros cada semana, porque amo aprender más y más a través de la lectura.” Comparte espontánea.

Las labores de ayuda y la tierra tienen mucho significado para ella, ya que participa regularmente  en servicio comunitario, especialmente relativo al ambiente “Yo estaba en Student Counselor, entonces hice bastante servicio comunitario como ir a Unity Shop para dar comida a la gente, recoger basura de la playa y alrededor de la ciudad. Me encanta hacer servicio comunitario  porque me hace sentir mejor y porque es lo correcto.”  Explica inspirada la niña.

“Mi mamá y mi papá me dijeron en México que es lo que hay que hacer sólo para hacer sentir mejor a la gente y porque es lo que a uno le corresponde hacer. Realmente disfruto ayudando a los demás y voy a continuar haciéndolo.” asegura la extravertida jovencita, quien tiene un hermano y 4 hermanas, donde ella es la penúltima, y 3 de sus hermanas bailan flamenco también.

“Ellas están muy emocionadas por mí,  les encanta verme bailar y me apoyan ciento por ciento. Me ayudan a estar lista para mis actuaciones. Me ayudan tanto que yo no lo hubiese logrado sin su ayuda, destaca la extraordinaria pequeña quien tiene más metas. 

“He estado practicando Español últimamente porque no quiero perderlo, pero también estoy trantando de aprender francés porque quiero saber los 3 idiomas. Detalla animada y además desea continuar mejorando en el baile.

“Después de Fiesta voy a seguir persistiendo para llegar a ser la Espíritu de la Fiesta, porque es un sentimiento grandioso el de haber ganado Espíritu Junior, entonces realmente quiero lograrlo de nuevo” concluye determinada Eve, una competidora de temer y admirar.

“Pienso que la Espíritu Junior tiene que ser alguien que trabaje duro, que sea bondadosa y capaz de tener una muy buena conexión con la gente”,  enumera Eve, algo que ella representa, sin duda, con creces.

“Para mí es realmente emocionante durante Fiesta ir de lugar en lugar bailando y esperando vivir todas esas experiencias maravillosas; porque, yo sé que hay un montón de cosas que van a ser grandiosas para mí este año” dice esta pequeña gigante, quien espera con ansias el momento de bailar en la Misión por primera vez, algo que está en la retina de todas ellas y que tanto ilusiona a esta inquieta bailarina dueña de un extraordinario Espíritu. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *