Regreso a Clases: escuelas de SB y Ventura preparadas.

Por Víctor Rosas
vrosas@latinocc.com

Para Lourdes (Lulú) Cordero y su esposo es muy importante que su hija Camila, que empieza el Primer Grado, reciba una buena educación y por eso están enfocados en poner a su alcance las ventajas académicas que este país ofrece.

La semana del 21 al 25 de agosto, cerca de 65 mil alumnos en el condado de Santa Bárbara y alrededor de 140 mil más en el condado de Ventura regresaran a los distintos niveles de escuela, desde Kinder hasta el 12º grado.

De acuerdo al Dr. Raúl Ramírez, Superintendente Asistente del Distrito Escolar Unificado de Santa Bárbara (SBUSD), concretamente en el condado de Santa Bárbara, el número de estudiantes inscritos es de 15,185, donde 9,029, son de origen latino.

En la Costa Central, es los Condados de Ventura y SB, dependiendo del Distrito Escolar, los alumnos empezaran el lunes 21 de agosto, y la mayoría lo hará el miércoles 23, para que muy pocos lo hagan el jueves 24.

Por su parte, Lisbeth Farias, es una asistente de maestra que trabaja en la escuela Current Elementary localizada en la ciudad de Oxnard, la cual ofrece servicios de educación a niños que tienen algún problema de aprendizaje, pero que no es lo suficiente para considerar que los alumnos necesitan una educación especial.

“Estoy muy emocionada por el próximo año escolar, será distinto porque llegará una nueva maestra a la que estaré asistiendo, y eso siempre es un reto”.

Farias, sin embargo tiene la confianza de que la nueva persona traerá nuevas experiencias, y a veces estos cambios son necesarios para tener nuevos retos y salir de la rutina.

“Espero que esto también sea para bien de los alumnos, que podamos dar un mejor servicio para que estos niños puedan aprender más y tengan éxito, no sólo en graduarse de la escuela elemental e intermedia, sino graduarse de la preparatoria y asistir a un instituto comunitario y porque no decirlo, hasta la universidad”

“También me siento contenta, porque a partir de este año, se estarán sirviendo desayunos para todos los alumnos de la escuela de forma gratuita. Esto, no sólo ayudará a la economía de las familias, la mayoría son latinas, sino para los propios alumnos, porque una mejor alimentación los hace rendir mejor en el salón de clases”, apunta la docente.

Farias también asegura que aunque hay buenas noticias, la preocupa ver que los padres de familia se involucran poco en la educación de estos niños, que por su condición, necesitan que los adultos en sus casas continúen reforzando las lecciones que se dieron en el salón de clases.

“Lamentablemente la participación por parte de los padres, tanto en la educación de los alumnos, como en las actividades de la escuela es poca”.

“Sé que los padres de familia tienen que trabajar, que muchos de ellos tienen trabajos muy duros, en el campo, en hoteles, que son trabajos físicos y salen muy cansados, pero también sus hijos necesitan ayuda para poder salir adelante en sus estudios, y estos son muy importantes para su futuro”, agrega Farias.

En las escuelas de Goleta, las clases inician el 24 de agosto,  y como indican la directora de la Junta Directiva de ese Distrito Escolar, Susan Epstein, los estudiantes de habla hispana son muy importantes, ya que de los 11,121 inscritos el 67 por ciento son latinos.

Para Epstein brindar información en español a estudiantes y padres que sólo hablan ese idioma es vital, así es como ella ha luchado para que siempre la ésta esté disponible para esos padres.

AYUDA PARA PADRES INMIGRATES

El Dr. Ramírez, oriundo de Oxnard, indica que tanto los Distritos Escolares de Santa Bárbara como el de Ventura, ofrecen un programa de ayuda para estudiantes cuyos padres se consideran inmigrantes, es decir, que han cambiado de residencia en el pasado próximo, ya sea que hayan llegado al país del extranjero, de otro estado, o tengan que cambiar de residencia por cuestiones de trabajo como lo hacen muchos trabajadores del campo.

Cabe señalar que muchos padres de familia de las ciudades de Oxnard y Santa María “siguen” la temporada de recolección de algunas frutas o vegetales y que cambian, ya sea de ciudad dentro de California, o inclusive de estado, como Washington, Idaho, Utah o Colorado, entre otros.

Un total de 2,160 alumnos están inscritos en este tipo de programa en el Distrito Escolar de Santa Bárbara.

“El 23% de los alumnos inscritos en el SBUSD, están en un programa de aprendizaje del idioma inglés como segundo idioma (ESL)”, enfatiza el experto.

Además los distritos estarán realizando y dando información sobre cómo ellos no comparten información con el Departamento de Inmigración.

“Esto es porque debido a la nueva administración en la Casa Blanca y con el aumento de deportaciones a personas sin récord criminal hay mucho temor en la comunidad”.

Jazmín y Janette son dos hermanas que llegaron a este país procedentes de México a la edad de 15 y 10 años respectivamente.

Janette fue inscrita en el 5º grado, mientras que Jazmín en el grado 11º de la preparatoria.

Aunque la menor de las hermanas fue puesta en un programa bilingüe en la escuela Elm de Oxnard, el proceso de adaptación al nuevo sistema educativo fue muy difícil.

“Ella lloraba todos los días, y me decía que ya no quería ir a la escuela, porque extrañaba a sus compañeros en México, y porque no entendía muchas cosas en esta escuela”, comenta la madre de ambas.

Jazmín, comparte que el shock cultural y el idioma fueron las principales barreras para su adaptación al sistema local estadounidense.

“En México, yo asistía a una escuela particular, de pocos alumnos, donde muchos de los maestros eran monjas, pero luego llegué a Pacifica High School, donde habían cerca de 3,000 alumnos, con costumbres muy distintas a lo que yo tenía en México. Aunque mi nivel de aprendizaje en matemáticas era muy bueno, comparado al de aquí, mi nivel de inglés me dificultó mucho todo, pero a pesar de todo, pude graduarme, aunque pasé el exit exam en la última oportunidad por mi nivel de inglés”.

“Aparte, ella sentía miedo porque tenía que irse en el autobús escolar, no como allá en México donde yo la podía llevar hasta la escuela primaria donde asistía porque quedaba cerca de la casa” y es que en ese tiempo, aquí en Oxnard, sólo había educación bilingüe en la escuela Elm”.

Años mas tarde sería el turno de Janette, quien actualmente se comunica mejor en inglés que en español.

Precisamente los problemas culturales e idiomáticos se convierten en el reto que muchos estudiantes de origen latino y del programa migrante enfrentan.

MUCHO QUE HACER

De acuerdo al Departamento del Censo de los Estados Unidos, el nivel de deserción escolar es muy alto en la comunidad latina, donde cerca del 40% de los alumnos latinos que inician en el sistema escolar, no obtendrán un diploma de graduación de la escuela preparatoria o High School.

De acuerdo a Ramírez estas alarmantes cifras son debido a varios factores, uno de ellos, el nivel de educación dispareja de alumnos que llegan al sistema escolar provenientes de distintos países, como México y Centro América.

“Padres con poco conocimiento o nulo conocimiento del idioma sólo pueden ayudar a sus hijos con tareas en el hogar en los primeros grados de enseñanza, cuando asisten a programas bilingües, pero a medida que la educación se convierte en puro inglés, los padres ya no pueden asistir a sus hijos, y estos tienen mayor dificultades de aprendizaje, y en muchos casos, esta situación lleva a los alumnos a abandonar la escuela”, indica el Superintendente Asistente.

Otro factor que citan estudios, para la alta deserción escolar entre los latinos, es la falta de material didáctico en el hogar, como una computadora, enciclopedias, diccionarios y demás, Además en los hogares latinos hay más posibilidades que no se tenga un servicio de internet.

Si bien es cierto que actualmente la tecnología en los teléfonos inteligentes puede ayudar a suplir algunas de estas carencias, también es cierto que la falta de hábitos de estudio y de lectura de los padres pueden repercutir en un menor interés y desempeño por parte de los estudiantes latinos en los diferentes niveles educativos.

De acuerdo con los datos de la oficina del Censo de los Estados Unidos, la población latina es la de mayor crecimiento tanto en el condado de Ventura como en el de Santa Bárbara.

Sin embargo, el Dr. Ramírez asegura que el crecimiento poblacional en el SBUSD ha sido negativo en los últimos 5 años.

“En lugar de haber un aumento en inscripciones en general, ha habido un bajón, que se ha reflejado también en una menor población estudiantil de origen latino”.

A pesar que los hispanos son ya es mayoritaria en ambos condados, el Dr. Ramírez asegura que el grado de deserción escolar es el segundo más alto, sólo superado por la población de origen afro americana, y otro dato desfavorable para los estudiantes latinos es también el número de estudiantes que siguen estudiando después de la preparatoria, donde se estima que solamente el 20% de quienes iniciaron en el sistema educativo se inscribirán en un instituto comunitario de educación superior, y al rededor del 10% llegarán a la universidad.

Tanto el Dr. Ramírez como Farias, aseguran que por ello es vital el inicio del año escolar y las reuniones (Conferences en inglés), entre maestros y padres de familia en las próximos días (Ver página 9 para calendario del SBUSD), ya que marcan la pauta en el envolvimiento del futuro escolar de los alumnos.

“Ahí encontraran información necesaria de cómo funciona y a quien acudir cuando su hijo(a) tenga algún problema en la escuela. Además en las reuniones hay servicio de interpretes y traducción para que todas entiendan”, enfatiza Ramírez. ν

Para mayor información sobre el Distrito Escolar Unificado de SB visitar, www.sbunified.org, para el Distrito Escolar de Carpintería, www.cusd.net, para el Distrito Escolar de Goleta visite, www.goleta.k12.ca.us, para el Distrito Escolar de Oxnard visite, www.oxnardsd.org y para el Distrito de High Schools de Oxnard visite, www.ouhsd.k12.ca.us.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *