Escuelita para padres

Apoyemos a nuestros hijos

Column_Sonia-Aguilasaguila@cusd.net
Es curioso y muy interesante ver que en las reuniones escolares siempre asiste la misma gente.

Son los mismos padres los que mes tras mes dicen presente en las juntas de COPLA y de ELAC.

¿En dónde están los demás padres?

Si la mayoría de los estudiantes en las escuelas son latinos, entonces ¿por qué son tan pocos los padres que van a las reuniones de grupos en español?

Probablemente están cansados. Llegan tarde a casa de trabajar, cenan y se sientan en su sillón muy cómodos a descansar y ver su novela, las noticias o deportes. Muchos de ellos se quedan dormidos del cansancio, sin embargo esto no debe ser una excusa.

Es la realidad… muchos padres tienen hasta dos trabajos para poder pagar la renta y mantener a su familia. Y es que todo están tan caro.

Otros padres quisieran asistir a las juntas pero no tienen quien les cuide los niños.

Si este es su caso, pregunte si la escuela ofrece cuidado de niños.

El personal escolar esta consciente de ese problema y usualmente tiene quien atienda a los niños mientras los padres asisten a la reunión.

No habla ingles… no hay problema. Las juntas son en español o tienen un traductor.

Hablando con algunos padres sobre el porque no asisten a las reuniones escolares, francamente me compartieron que no van porque es perder el tiempo.

Según su opinión, no ven cambios en la escuela, que las escuelas siguen igual.

Entiendo que puede ser frustrante cuando existe un problema y no se resuelve pero es importante que los padres expresen su opinión, su punto de vista.

Los centros escolares necesitan saber que están haciendo bien y en que deben mejorar.

Aunque algunos padres de familia piensan que no les hacen caso, es necesario asistir a las reuniones y compartir sus preocupaciones.

Haga preguntas, porque ninguna pregunta es tonta ni insignificante.

Es probable que otros padres también tengan la misma pregunta que usted.

Es difícil dejar la comodidad de nuestro hogar para asistir a las reuniones en la tarde. El clima esta cambiando, ya oscurece pronto y la verdad quisiéramos estar en casa descansando.

Pero si los padres no abogan por sus hijos?… ¿quién lo hará?

Hay algo que no le parece en la escuela, pues hágalo saber su voz y voto cuentan. Comparta cambios que le gustaría que hubiera.

Es importante recordar que las juntas no sólo son para quejarnos, también son para que buscar soluciones a los problemas y para mantener a los padres informados.

Estudios indican que cuando los padres se involucran en la educación de sus hijos, los estudiantes tienen un mejor rendimiento académico.

Todos queremos que nuestros hijos tengan éxito, entonces apoyemos a los niños asistiendo a las reuniones.

No son todos los días, hagamos el sacrificio, olvidémonos del cansancio y de la novela para visitar la escuela y hablar con otros padres de lo que sucede en el ambiente escolar.

Invite a su vecina, comadre o amigas para que también asistan a las reuniones escolares.

Juntos podemos hacer la diferencia, y sobre todo tenga en mente que al final sus hijos serán los más beneficiados.

Sonia Aguila es una experta en educación y maestra de la Escuela Canalino de Carpintería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *