Lila Downs pusó a bailar a Santa Bárbara

Por Víctor Rosas
vrosas@lationcc.com

Eran las 7 de la tarde, la noche empezaba a desplazar al día, la música de trompetas y tambores llenaba el ambiente de la calle State en la ciudad de Santa Bárbara, la tarde del 27 de septiembre.

La ocasión, el inicio de la temporada 2017-2018 de la serie de Arts & Lectures de la Universidad de California en Santa Bárbara.

La música acompañaba al Grupo de Chinelos de Santa Bárbara y el Sur de California”, que hacían su presentación a las afueras del Teatro Granada de la, donde minutos mas tarde se llevaría a cabo el concierto con la cantante méxico-americana Lila Downs.

Los espectadores que esperaban la apertura del teatro para ingresar a presenciar el concierto, disfrutaron del espectáculo de los chinelos y aprovecharon para tomarse fotos con ellos, y con los muñecos gigantes que forman parte de la presentación.

Poco antes de las 8 de la noche, entraron los miembros del grupo, acompañados de la música y el público se dispuso a presenciar el concierto.

Poco después de las 8 de la noche, apareció “Lila” en el escenario, portando un precioso traje negro con minifalda, como ha sido su costumbre, con una clara alusión a la ropa tradicional de la mujer indígena mexicana, con un toque de modernidad, como lo son las numerosas tiras de tela que llegaban hasta el suelo.

Los asistentes pudieron disfrutar de casi dos horas de un espectáculo de singular calidad, desde el principio, la sandunga arrancó muchos aplausos, que se prolongaron cuando la Downs, en pleno escenario destapó una botella de mezcal, de la región de Oaxaca en México, de donde es originaria su madre, y a quien ha dedicado muchas de sus canciones.

Igual de ovacionado fue el momento cuando dos de sus músicos se pusieron a ejecutar zapateados en el escenario, en una especie de “mano a mano”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro momento especial y que se siente imposible de faltar ocurrió cuando Rocío  Marrón, Felicia Rojas, y Suemy González, armadas con sus violines e indumentaria mariachi, ingresaron para acompañar a los músicos que ya estaban en el escenario en un popurrí de melodías con mariachi.

La música de José Alfredo Jiménez fue también muy aplaudida.

Y como la propia Lila mencionó, “hacía falta otro duelo”, lo protagonizaron Josh Deutch y Jezrain Vargas, quienes mantuvieron un duelo feroz, con sus trompetas haciendo el deleite de los asistentes y arrancando una carretada de aplausos.

Lila Downs se ha caracterizado por su lucha en favor de las mujeres de la misma región y por las letras de sus canciones que tienen un mensaje de protesta y de esperanza.

La presentación en el Granada no fue la excepción, y aún en un escenario donde podría esperarse que la mayoría de la audiencia no estuviera muy familiarizada con las causas sociales de protesta de la cantante, todas las alusiones, aún hechas en español, la mayoría de ellas, arrancaron aplausos de los asistentes, como aquellas que se refirieron a los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa, o la canción a Benito Juárez que exalta el respeto al derecho ajeno y que condena la corrupción en México.

También recibió una gran cantidad de aplausos el comentario de la artista por la concientización del sufrimiento que la gente de Oaxaca y Chiapas están sufriendo después del terremoto de 8.1 grados que azotó la región en fechas recientes.

Una noche de intensa emoción, que representa sólo el inicio de la temporada de Arts & Lectures, el próximo concierto de la cartelera latina será el próximo 3 de noviembre cuando se presenté “La Santa Cecilia” junto con “El Mariachi Flor de Toloache”, en el Campbell Hall de la UCSB, Isla Vista, para conmemorar las celebraciones del “Día de los Muertos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *