Republicanos a bloquear créditos fiscales para indocumentados

Por Agencias
agencias@latinocc.com

Como parte de su continua campaña contra los trabajadores indocumentados, los republicanos han propuesto dentro de su plan tributario que éstos no puedan acceder a créditos fiscales para sus hijos, lo que podría afectar a hasta cinco millones de niños nacidos en este país, denunciaron este viernes activistas.

El plan de recortes de impuestos, que los republicanos “venden” a la opinión pública como una panacea para la creación de empleos y el crecimiento económico, contiene elementos que, según activistas, perjudicarán a las clases media y trabajadora.

El plan, avalado por la Casa Blanca, tiene que ser sometido a debate y votación en ambas cámaras del Congreso para convertirse en ley, pero desde ya afronta críticas de los demócratas, expertos económicos y grupos cívicos y defensores de los trabajadores en todo el país.

Aunque el plan incluye un incremento en el Crédito Tributario por Hijo (“Child Tax Credit”, CTC), de $1,000 a $1,600 por cada hijo, los republicanos han incluido una cláusula para que los trabajadores indocumentados no puedan reclamar ese beneficio fiscal con su Número de Identificación Individual para Impuestos (ITIN, por su sigla en inglés), aún si sus hijos son ciudadanos y tienen un número de Seguro Social.

El ITIN es el número que otorga el Servicio de Rentas Internas (IRS) para millones de extranjeros que no tienen o no califican para un número de Seguro Social, pero sí tienen la obligación de hacer una declaración de impuestos al gobierno federal.

Bajo las leyes actuales, aunque una persona utilice el ITIN, sí puede reclamar para sus hijos el CTC, el Crédito Tributario Adicional por Hijo (ACTC), el Crédito Tributario por Salario (EITC), o el Crédito Tributario de Oportunidad Estadounidense (AOTC), si sus hijos son nacidos en EEUU o tienen la residencia permanente, y tienen un número de Seguro Social, según el IRS

Los republicanos quieren que los indocumentados no puedan obtener esos beneficios.

En enero pasado, el legislador republicano de Indiana, Luke Messer, ya había propuesto un proyecto de ley para negar el CTC a los trabajadores indocumentados que usan números ITIN.

Messer y otros republicanos que apoyan su legislación repiten los argumentos conservadores de que los inmigrantes indocumentados son una carga pública y obtienen beneficios tributarios que, a su juicio, no les corresponden.

Sin embargo, no mencionan que, según datos del propio gobierno federal, los trabajadores indocumentados han contribuido al menos $10,000 millones al sistema de Seguro Social con el pago de sus impuestos, sin obtener nada a cambio por falta de “papeles”.

El nuevo intento republicano, de aprobarse, podría perjudicar a hasta cinco millones de niños con padres indocumentados, incluyendo un millón de “Dreamers”, según el grupo cívico “CLASP”, dedicado al combate a la pobreza.

Según expertos consultados hoy por este diario, el Congreso haría bien en eliminar esa propuesta del plan si le preocupa el bienestar de los menores y la prosperidad económica.

Wendy Cervantes, analista de “CLASP”, consideró que la propuesta de suprimir el beneficio del CTC para estos padres es contraproducente porque “se ha demostrado que es una herramienta probada contra la pobreza”.

El crédito tributario “ha ayudado a sacar a millones de niños de la pobreza. Urgimos al Congreso a que rechace estos esfuerzos miopes para financiar recortes de impuestos para ricas corporaciones sobre el lomo de niños vulnerables”, enfatizó Cervantes.

CLASP consideró que el plan tributario “no sirve ni de arranque” para las familias trabajadoras,  y el eliminar el CTC para estas familias con seguridad aumentará la pobreza en EEUU. Lo que corresponde, subrayó, es invertir en la seguridad económica de los niños, alentar el pago de impuestos y ayudar a las familias trabajadoras.

Por su parte, Meg Wiehe, subdirectora del Instituto sobre Tributación y Política Económica (ITEP, en inglés), señaló que los padres indocumentados trabajan duro, pagan impuestos locales, estatales y federales,  incluyendo el impuesto a la nómina.

“El invertir en la seguridad económica de estos niños a través del CTC es un reconocimiento de que sus padres son contribuyentes que trabajan duro, ayuda a las familias a cubrir las necesidades básicas como alimento y servicios públicos, beneficia a la economía, y apoya el bienestar de los niños”, puntualizó Wiehe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *