Deslave en Montecito: tragedia devastadora que dejó a una comunidad “enterrada”

Desde que el incendio Thomas se iniciara el pasado 4 de Diciembre del 2017, los residentes de los condados de Ventura y Santa Bárbara ansiaban su completa contención después de que fuera considerado el Incendio más grande de la historia de California que calcinó 281,893 acres.

Durante del transcurso de este incendio, era de esperarse que sus residentes ansiaran las lluvias que ayudaran a erradicar las llamas.

Desde el domingo 7 de enero, los Condados de Santa Bárbara y Ventura se declararon en Estado de Emergencia con las lluvias previstas para la tormenta que se avecinaba y órdenes de evacuación fueron enviadas una vez más a los residentes en las zonas previamente afectadas por el Incendio Thomas.

Dentro de las órdenes de evacuación fueron consideradas todas las áreas ubicadas debajo de las zonas previamente afectadas por los recientes incendios ante una posible amenaza de inundaciones, derrumbes y deslaves de las áreas calcinadas.

Gran cantidad de residentes desalojaron sus hogares, unos buscaron refugio en casas de familiares o amigos alejados de las zonas de peligro, otros a hoteles locales y otros menos afortunados al albergue establecido por la Cruz Roja en el campus del Santa Barbara City College (SBCC).

Otros muchos, decidieron hacer caso omiso a las órdenes de evacuación, ya habían pasado algo similar durante el mes de Diciembre durante el incendio y decidieron permanecer en sus casas y esperar que solo fuera una manera exagerada de precaución, confiando en lo mejor.

DESLAVE NUNCA ANTES VISTO

En la madrugada del 9 de enero, la Costa Central se despertó con el sonido de la lluvia, y mientras que para unos era un sonido relajante y agradecían su llegada después de esta larga temporada de sequía, esa complaciente sensación se difuminó pocos minutos más tarde.

Las alertas empezaron a llegar de parte de las agencias de socorro y orden público, indicando que las inundaciones eran inminentes, pidiendo a sus residentes, buscar refugio en terrenos elevados y de ser posible abandonar las áreas inmediatamente.

La catástrofe empezó a tomar forma y a registrarse poco después de las 3 de la madrugada cuando cientos de llamadas al 911 indicaban a personas atrapadas en sus hogares, destrucciones de casas, fugas de gas, incendios y personas que habían sido arrebatadas de sus hogares por las olas de lodo que bajaban por las montañas arrasando con todo lo que encontraban a su paso.

La tragedia se hizo más tangible para los lugares aledaños a Montecito y Summerland, cuando se empezaron a reportar los cierres de la principal vía de acceso para Santa Bárbara, la carretera 101, por lo que residentes que viajan a diario entre los condados de Ventura y Santa Bárbara empezaron a reportarse ausentes en sus empleos.

El Hospital Cottage de Santa Bárbara recibió la noticia de estos cierres justo cuando se daba el cambio del turno de enfermeras y doctores, instante mismo en que las víctimas de los deslaves empezaron a llegar, así se reportaron las primeras 2 muertes, por lo que había suficiente número de empleados que estaban atendiendo el desastre que apenas empezaba a revelarse.

“Esto es algo que nunca antes se había dado en la zona de Santa Bárbara, es una tragedia de grandes proporciones. Mi vecina perdió a dos de sus hijos y su casa, es algo que cuesta mucho asimilar”, indicó Karen Morrison, residente de Montecito, cuya casa milagrosamente sólo sufrió daños mínimos pero a la que no puede acceder.

HEROES EN LA TRAGEDIA

Los cuerpos de socorro han tenido un rol vital y heroico, ya que trabajan las 24 horas, rescatando y limpiando la zona, para que todo vuelva a la normalidad.

Así, 1,923 miembros de estas agencias del orden público y voluntarios divididos en 37 grupos trabajan a marcha forzada, además 132 camiones de bomberos, 3 helicópteros, 9 excavadoras, decenas de camiones de remolque y 13 perros de rescate, han sido desplazados al lugar en operaciones de limpieza y rescate.

Hasta el miércoles las cuadrillas de rescate continúan en sus operaciones de búsqueda en las áreas afectadas.

Los deslaves que según los reportes oficiales iniciaron a las 2 de la madrugada del pasado 9 de enero, ha dejado daños que se extienden en 30 millas cuadradas.

Un total de 115 viviendas particulares han completamente destruidas, así como 4 de tipo comercial, mientras que otras 242 viviendas han sido dañadas, y 20 de tipo comercial también han sufrido averías.

De acuerdo a las autoridades, muchos los elementos que tomaron lugar para que ésta tormenta alcanzara ésta magnitud: el Incendio Thomas, la sequía vivida en los últimos años, el río de lodo que arrastraba todo a su paso provocando las fugas de gas y el incendio generado por éstas.

Además de los millones de galones de agua que se unieron a la fuerza del cause del agua cuando se rompieron varias de las tuberías madres de la reserva de agua potable que abastece Montecito.

Hasta la fecha, los esfuerzos de búsqueda y rescate continúan para la recuperación de personas que aún se encuentran desaparecidas.

La lista de los y las fallecidos por esta tragedia ya escaló a 20, incluyendo muchos niños desde los 3 años de edad.

NO TODOS SON MILLONARIOS

Medios nacionales e internacionales cubren diariamente esta tragedia etiquetándola como una que afectó a la comunidad afluente y pudiente de Montecito.

Esta tragedia, sin embargo va mucho más allá… no toda la comunidad de ese lugar son multimillonarios que de alguna manera sus seguros médicos y de propiedad, les ayudarán a alivianar un poco la devastación que han sufrido.

Así, no todos tienen ese respaldo, como es el ejemplo la comunidad latina local también se ha visto afectada, directa e indirectamente, en muchos aspectos.

Así, dentro de la lista de 20 personas fallecidas en estos deslaves se encuentran víctimas como Martín Cabrera-Muñoz (48 años) y Faviola Benítez (28 años), esta última aún reportada como desaparecida.

Como han informado KEYT y otros medios, la familia Benítez ha sufrido pérdidas extremas, no sólo pertenencias materiales en estos deslaves de Montecito.

Los Benítez no pudieron salir a tiempo de su casa lo que por desgracia les costó la vida de Jonathan Benítez (10 años), Kaily Benítez (3 años) y Marilyn Ramos (27 años).

El esposo de Faviola y su hermano fueron rescatados con vida y son atendidos en el Hospital Cottage.

El hijo menor de Faviola de 2 años, fue salvado de manera milagrosa, este pequeño sufrió varias fracturas, ya ha sido dado de alta del hospital y ahora se recupera bajo el cuidado de su abuela materna.

Misma es la situación de la familia Tailandesa donde Perm y su nuera Yuphawan-conocida como “Aw”, se encontraban trabajando en el turno nocturno en el Vons de Montecito.

Los esposos de Perm y Aw dormían en su casa con sus niños de 6 y 2 años de edad y su sobrina Sirithorn Janthorntho, mejor conocida como “May”, cuando llegó la tormenta que destrozo su casa por completo.

May fue rescatada con vida 2 horas después del inicio de la tormenta, pero sus familiares no corrieron con la misma suerte.

Ricahrd Loring Taylor (79 años), Peerawat “Pasta” Sutthithepa (6 años) y el cuerpo de su padre Pinit “Oom” Sutthithepa, quien fue encontrado el día sábado, corrieron la peor de la suerte, mientra que la pequeña Lydia de 2 años, hasta el día de publicación de esta nota, sigue desaparecida.

Un dato que llama la atención es que el Departamento del Alguacil del Condado está al pendiente es el número de desaparecidos y víctimas, los cuales pueden cambiar en gran manera, asegurando que podrían haber más personas no reportadas debido a su estatus migratorio.

Estos podrían ser casi con seguridad inmigrantes latinos, que trabajaban como empleados de jardinería, seguridad y mantenimiento en estas mansiones ahora destruidas, y quienes probablemente vivían en pequeñas viviendas traseras que comúnmente se construyen en este tipo de propiedades.

UNIDOS EN LA TRAGEDIA

La comunidad de Santa Bárbara se ha unido con la tragedia, y como muestra de esa unión se realizó una Vigilia el pasado domingo para honrar a los ya 20 fallecidos en estos deslaves.

A esta vigilia se dieron cita lideres comunitarios entre los que se encontraban el Supervisor por el Primer Distrito del Condado, Das Williams, la Asambleísta Monique Limón, el Congresista Salud Carbajal, y la nueva alcaldesa de la ciudad Cathy Murillo, entre muchos otros.

Ahí los funcionarios tuvieron muestras de respeto, honor a las victimas y sus familiares y dar un espacio al duelo y temor que actualmente vive la comunidad local.

Presentes en esta vigilia, también estuvieron Perm y Aw honrando su duelo y dolor por el que están pasando.

RECURSOS DE AYUDA

De acuerdo a la Asambleísta Limón, tanto ella como otros lideres tienen a los latinos en mente en este proceso de recuperación que apenas inicia.

Limón hizo un llamamiento a visitar al Centro de Asistencia Comunitaria que iniciará labores este miércoles 17 de enero y que estará activo hasta el día de 3 de febrero donde se podrá obtener información sobre todos los recursos disponibles para la comunidad.

“Si sus empleos se han visto afectados, ahí mismo podrán obtener información sobre como obtener beneficios de desempleo, si usted ha sufrido de despidos por no poder presentarse a su lugar de trabajo, acuda a este centro y de un reporte para obtener la ayuda necesaria”, indicó.

El Centro inició sus labores el día 17 de enero en la Iglesia Calvary Chapel, 1N Calle Cesar Chávez, con un horario de 11 a.m. a 6:30 p.m. y de 10 a.m. a 2:00 p.m., los sábados, domingos estará cerrado.

En dicho Centro se tendrán diferentes agencias federales y estatales que podrán ayudar con servicios de consejería de salud mental, recursos y asistencia de vivienda y empleo, construcción, permisos, limpieza de materiales peligrosos, pérdidas de negocios, así como servicios básico de salud y otros.

También habrá asesoría para la recuperación de documentos importantes que han sido extraviados.

Así mismo, la Asambleísta reconoce que muchos de los afectados no cuentan con documentos legales para poder recibir estas ayudas federales, pero indica que CAUSE tiene un fondo privado o becas llamado UNDOCU-FUND, por lo que invita a que nadie se “quede sin pedir ayuda para que no vivan solos esta tragedia”.

Limón recalca que los residentes, sin importar su estatus migratorio, pueden acudir a este centro y pedir la información y ayuda necesaria, sin miedo a que mayores medidas sean tomadas en su contra.

Así, la Asambleísta informa de una propuesta de Ley que ella presentó a la Legislatura del estado para su aprobación, la cual dará mayor acceso lingüístico en situaciones de desastre como la vividos en los últimos meses.

“La incertidumbre y ansiedad es una constante que es palpable a lo largo y ancho de Santa Bárbara y sus residentes. Estamos viviendo apenas el primer nivel de los efectos de la primera tormenta de éste año y poco a poco aprenderemos los pasos que debemos de tomar para poder salir adelante”, acotó Limón.

Es importante recordar que hay recursos como el Centro Local de Recuperación y Asistencia puede ser el primer paso informarnos de los recursos disponibles para todos nosotros.

También y en un intento por proteger la salud pública, el Departamento de Salud del Condado de SB ha cerrado las playas para uso público hasta nuevo aviso.

Las playas afectadas son: East Beach en Mission Creek, East Beach en Sycamore Creek, El Capitán, Goleta Beach, Butterfly Beach, Hammond Beach, Carpinteria State Beach y Rincon Beach.

SANTA BARBARA PARALIZADA Y ENCERRADA

Conforme los días pasen, más y más capas develarán la magnitud de los efectos que ésta tormenta está teniendo en gran cantidad de niveles.

Desde la tarde del martes 9, la autopista 101, prácticamente la única vía de acceso a Santa Bárbara se encuentra cerrada, las personas que tienen que viajar de Ventura o Carpintería y otras ciudades aledañas como Oxnard y Santa Paula, han tenido que usar una ruta alternativa por la autopista I-5.

Un viaje, sin embargo, de Oxnard a Santa Bárbara que generalmente toma entre 35 a 45 minutos, puede tomar hasta 5 horas usando la autopista I-5.

Y es que al tener la principal vía de acceso paralizada, muchos empleados del Condado de SB que viajan a Ventura, y viceversa, han visto amenazados sus empleos.

Negocios locales están sufriendo directamente el impacto de la falta de clientela; los empleados de hoteles, o la gran cantidad de personas de nuestra comunidad que trabajan para todas las mansiones, negocios y escuelas del área de Montecito tienen sus ingresos congelados y viven con el miedo si sus empleos serán recuperados a un corto o largo plazo.

Amtrack ha logrado componer las vías y ahora ha incrementado el número de vagones en el tren que cubre la misma ruta, ante el incremento de la demanda.

Sin embargo, los boletos son vendidos casi al instante una vez se ponen en venta en internet.

Otra alternativa que han usado las personas que necesitan viajar, han sido los barcos, que regularmente hacen viajes recreativos de turismo, que prestan sus servicios por $64 para llevar personas desde el área de SB hasta Ventura.

Las autoridades habían dado primero una fecha del jueves 11 de enero para la reapertura del 101, después la atrasaron hasta el lunes 15, pero a última hora del lunes anunciaron que esta fecha se retrasaría hasta probablemente el lunes 25.

Para obtener la información más actualizada en español sobre los cierres escolares, comuníquese con el distrito escolar local o llame al 211.

Para donaciones visite, www.redcross.org o mande un texto al 90999, Food Bank de Condado SB, 1525 Hollister Ave, SB, 93110, ó en Salvation Army, 423 Chapala Street, SB.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *