Las SBNC ayudando cuando más se necesita

Por Víctor Rosas
redaccion@latinocc.com

Desde hace dos décadas las Santa Bárbara Neighborhood Clinics (SBNC), han ayudado a miles de familias del Condado de Santa Bárbara, sobre todo de bajos recursos e inmigrantes.

Es por ello que ante el actual temor constante que padece la comunidad como resultado de la política antiinmigrante del presidente Donald Trump y su gabinete, la demanda en los servicios mentales a tenido un auge.

TEMOR CONSTANTE

Verónica Gaona, trabajadora social de las SBNC, comenta que el ambiente de miedo y la retórica antiinmigrante de los últimos meses, ha resultado en un incremento en los problemas de salud mental de las personas que acuden a las SBNC.

“De mayo para acá, hemos visto, que muchos padres de familia y niños han estado experimentando mucho miedo, no sólo de venir a las clínicas, sino inclusive de ir a la escuela, de ir al trabajo, de salir de la casa, porque tienen miedo de poder ser detenidos y deportados”, afirma Gaona quien trabaja en la Clínica ubicada en el 628 W. Micheltorena St, en Santa Bárbara.

Inclusive, indica que cuesta trabajo que los niños, tengan la confianza de siquiera comentar el miedo y los problemas de ansiedad que están sufriendo.

De acuerdo a la experta, los menores presentan otros síntomas como tristeza, ganas de dormir o insomnio, desordenes de nutrición, pues algunas personas pierden el apetito, pero a otras les da por comer demasiado.

Verónica Gaona, Trabajadora Social de las SBNC/EL LATINO

“El trabajo se dificulta, porque, sobre todo los niños que viven con la angustia, el miedo de que alguno de sus padres o los dos, puedan ser detenidos y después deportados, los lleva a una situación de desesperanza, de desconfianza en las instituciones que los deberían proteger y se confunden porque no saben en quien confiar, quien los va a proteger, en quien van a confiar en el futuro, y eso los pone tristes, los llena de temor y de ansiedad”, asegura Gaona

Por su parte Max Rorty, otra trabajadora social y psicóloga de las SBNC quien trabaja en la clínica de Isla Vista, afirma que las experiencias traumáticas que sufren los menores, sobre todo cuando el papá es separado, generalmente quien es la cabeza de la familia, todos sufren.

“Son los menores, los que están expuestos a un mayor estrés, y esto los lleva a sufrir desordenes en la conducta, en su desarrollo, e incluso, pueden sufrir enfermedades físicas como resultado de la situación emocional”, explica.

Rorty, dice sentirse un poco incomoda por el ambiente, y es muy empática al ver la clase de presión en lo que los inmigrantes viven por el ambiente político actual.

“La verdad es que mucha gente tiene miedo, y los niños están nerviosos y son quienes más sufren”, comparte.

Rorty, también mencionó que algunas veces hay padres que por temor no comparten el problema que viven sus hijos.

“Creo que tanto es el temor de estos pacientes que incluso no les gusta pedir ayuda incluso a nosotros. Por eso pedimos a los padres que sean más abierto, porque estamos acá para ayudarles”, explica Rorty.

Las SBNC han sido muy enfáticas en asegurar a sus clientes, que por ninguna razón ellos compartirán información sobre la situación migratoria de sus pacientes con autoridades migratorias.

Precisamente, el Director Ejecutivo y Director Médico de las Clínicas, el Dr. Charles Fenzi, ha instruido a todo el personal haga saber a los pacientes de que en el interior de la clínica, estén seguros que en ningún momento, las clínicas cooperarían con ICE permitiendo el acceso a las instalaciones sin una orden judicial.

Inclusive, se ha instruido para que, de presentarse agentes de Inmigración en las clínicas, se lleve a los pacientes a los cuartos de consulta, donde los agentes no pueden ingresar por derechos de privacidad que ampara la ley.

“En estos días nos hemos convertido, para muchas personas, en la única opción para sus necesidades de salud, sobre todo, para muchos miembros de la comunidad latina, que no tienen acceso a servicios de salud por su situación migratoria”, indicó Amalia Priego, Gerente de Promoción de Servicios Médicos de las SBNC.

TRAUMA GRAVE

Para la pediatra Andria Ruth, quien trabaja en la clínica de Goleta, afirma que para los niños, tener un padre que es deportado, es particularmente traumático, ya que los pequeños confían en la estabilidad de tener a sus padres y dependen de ello.

Y es que de acuerdo a un estudio de la Asociación de Médicos de Estados Unidos y la Universidad de Harvard, la abrupta separación de un padre, es una experiencia traumática y estresante para cualquier niño.

“Hemos visto niños sufrir de miedo y ansiedad al ser separado de alguno de sus padres. Ellos tiene pesadillas, problemas relativos a la nutrición, y problemas en la escuela con el comportamiento y el aprendizaje. Estas experiencias traumáticas en la infancia, pueden representar problemas a largo plazo con su salud física y emocional.

Gaona dice que para ganarse la confianza de los menores, y también para ayudarlos a superar la crisis, ella utiliza el arte para ayudarlos a expresar su frustración por medio de pintura u otras expresiones artísticas.

También para aquellos que no pueden conciliar el sueño por las noches, la experta les enseña técnicas para que imaginen que están en un lugar seguro, en un lugar donde no hay nada que temer, donde se sienten seguros, y esto les ayuda a dejar de pensar en el problema, y eventualmente, conciliar el sueño.

Por su parte, Priego relató que en fechas recientes, se dio un incidente en la lavandería que se ubica en la esquina de las calles Micheltorena y San Andrés, a unos cuantos pasos de donde se encuentra su clínica del Westside.

En dicho establecimiento, llegó el personal del ICE donde por lo menos arrestaron a una persona, y desde entonces, no hay tantas adultos o niños caminando por esa calle, en la propia lavandería, e inclusive la asistencia de pacientes en la clínica ha disminuido.

“Las familias van a la lavandería, ponen su ropa a lavar, se van a sus casas y regresan después de que el cronómetro de su teléfono les avisa que ya se terminó el tiempo del lavado, cambian la ropa a la secadora y se vuelven a ir a su casa, por miedo a permanecer en el lugar y ser detenidos por el ICE”, afirma Priego.

20 AÑOS CURANDO A LA COMUNIDAD

Las SBNC son una organización no lucrativa, la cual fue fundada en julio de 1998, y la cual inició a proveer servicios médicos, dentales y de salud mental en el condado de Santa Bárbara, con cuatro centros de atención, pero que desde el 2014 últimas fechas, han aumentado los lugares donde prestan servicios, actualmente son 7: 5 clínicas donde prestan servicios médicos y 2 localidades donde prestan servicios dentales.

Para muchas personas, los servicios de salud se han convertido en un verdadero problema, porque al no contar con un número de seguro social válido por la situación migratoria, no pueden inscribirse a un plan de salud, aún y cuando el patrón para el que trabajan les pudiera proporcionar una oportunidad de tener cobertura médica, y también a pesar de que si se descuentan de sus cheques de pago, los deducibles para el seguro médico de salud y de incapacidad.

Amalia Priego, Gerente de Promoción de Servicios Médicos de las SBNC./EL LATINO

“Atendemos a todo tipo de personas, no importa si tienen seguro médico o si no tienen servicio médico, si tienen trabajo o si no tienen trabajo médico, si tienen o no tienen papeles (residencia permanente), inclusive, si tienen dinero para pagar o si no lo tienen”, comentó Priego.

La función que desempeña Priego, como promotora de servicios médicos, no sólo se refieren a promover las clínicas como una estrategia de mercadeo, sino van mucho más allá.

Ya que por años ha realizado un esfuerzo de llegar a la comunidad, sobre todo a la comunidad de habla hispana, porque son los más vulnerables, por la situación económica, por la situación educacional, y también por la situación migratoria.

Con muchos de sus doctores, enfermeras y personal siendo bilingüe, las SBNC ofrecen información y ayuda en español, entre los que se incluyen clases para educar a la gente, acerca de hábitos de alimentación que podrían ayudar a disminuir las probabilidades de tener enfermedades como diabetes, problemas de alta presión, y cardiovasculares, estas tres enfermedades.

Y es que esas tres últimas enfermedades son las que afectan de forma especial a la comunidad latina, por dos factores principales: los hábitos alimenticios, (debido a una dieta alta en harinas, azucares y grasas), y la poca actividad física.

Pero las clínicas también hace un esfuerzo por llegar personas que tienen una situación de máxima vulnerabilidad, por ejemplo, gente que recién ha llegado al condado de Santa Bárbara, procedente, ya sea de otros condados, o inclusive de otro país.

“Recientemente, alguien nos recomendó a una señora, cuyo nombre no voy a decir, pero cuyo marido había sido detenido por autoridades de inmigración, y el era el mayor sostén económico del hogar, aún y cuando ella también trabaja, pero como con lo que ganaba no iba a poder sostener el hogar económicamente, entonces, la pusimos en contacto con otras organizaciones”, indica.

Concretamente, la organización que la madre fue referida fue Catolic Charities, quienes la ayudaron con dinero para que pudiera pagar su renta, además, le dieron asesoría para que sus niños recibieran estampillas de comida, ya que ellos son ciudadanos estadounidenses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra función que desempeñan las clínicas más populares entre la comunidad latina local, es tratar de ayudar a cualquier persona en cualquier situación que estén enfrentando, no solamente en relación a la salud, sino que si tienen problemas económicos, los pueden referir con otras organizaciones no lucrativas que les pueden ayudar con dinero para pagar la renta, como obtener estampillas de comida, un lugar donde estar, etc.

Amalia comenta que tienen como objetivo, ayudar a las personas primero, a calificar para seguro médico, si no es el caso, los pueden ayudar para que, de acuerdo a sus ingresos, puedan pagar por una consulta, la cantidad de $45 dólares, pero aún si una persona no puede pagar dicha cantidad de una sola vez, lo pueden hacer en abonos.

Y es que la misión de las SBNC es que nadie se quede sin el servicio de salud que necesite.

“Las personas son muy responsables, y vienen a trae abonos desde 5 dólares, cuando les pagan u obtienen algún dinero. Ellos quieren ser responsables del compromiso que adquirieron, y no abusan de los servicios que se les proporcionan”. Comentó Amalia.

Las clínicas llevan atendiendo un promedio de 5,051 pacientes al mes en este año de 2018, donde durante el 2017, el 62% de pacientes fue de origen latino, también las clínicas emplean a 169 personas, en las 7 instalaciones.

“Nuestros empleados necesitan tener gran pasión por lo que hacen, y con el compromiso y la misión de las Clínicas, porque aquí no van a ganar lo que pudieran ganar en otra institución que no sea una organización no lucrativa como esta”, finaliza la carismática Gerente

Para mayor información sobre las SBNC y sus servicios visite, www.sbclinics.org ó llame al, 805.617.7856

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *