Cartas al Editor / Letters to the Editor

ESPAÑOL

*(Scroll down for the English version)

Por/By El Latino-KEYT
redaccion@latinocc.com

¿Realmente podemos enfrentar las “Medidas I & J”?

A mis amigos en la comunidad latina, los partidarios de estas medidas de bonos escolares locales les han bombardeado con anuncios pagados con el fin de conseguir que voten por ellos el próximo 8 de noviembre.

Ellos quieren que usted crea que casi la mitad de los $200 millones de bonos en el votación pagarán por mejoras necesarias para nuestros edificios escolares sin tener que pagar por ello.

Esto no podría estar más lejos de la realidad.

La verdad es que como muchos en la comunidad latina están dolorosamente conscientes, es muy caro para vivir en Santa Bárbara.

El costo de ser propietario de una casa o alquilar un apartamento se ha convertido en algo casi imposible para muchos residentes trabajadores de nuestra ciudad.

Por desgracia, estas dos medidas de bonos hará que sea aún más caro vivir acá.

Si usted es un inquilino, también sabe que los alquileres han subido de forma espectacular en los últimos cinco años.

Y es que los propietarios pueden cobrar a sus inquilinos lo que el mercado les indique, ya que no existen restricciones gubernamentales que prohíben los aumentos de alquiler.

Debido a que la tasa de vacantes en Santa Barbara es inferior al 1%, es decir que por cada 100 apartamentos o casas, menos de 1 está disponible para ser rentada, así los propietarios no han tenido ningún problema en pasar a sus inquilinos cualquier impuesto adicional que enfrenten, en un aumento de la renta.

El problema es que las Mediads I & J aumentan los impuestos para todos los dueños de propiedades en SB.

No sería tan malo si estos fuesen los dos únicos impuestos de bonos residentes que existieran, pero con el paso de los años los votantes han estado aprobando medidas de bonos escolares unas tras otras.

En el último recuento, las personas que viven aquí tienen que pagar en impuestos ocho bonos escolares diferentes, lo que resulta en miles de dólares de impuestos adicionales.

Los inquilinos pueden no saberlo, pero en sus rentas verán reflejados el aumento de la carga de todos estos impuestos.

Todos estamos a favor del gasto que sea necesario para proporcionar buenas escuelas para nuestros hijos, pero ¿qué hará si no se puede enviar a sus hijos a una de esas escuelas, porque no se puede permitirse el lujo de vivir en uno de los mercados de vivienda más caros de todo el país?.

No es que los residentes no hayan sido generosos todos estos años que se han pasado medidas de bonos.

Hace sólo cinco años, los votantes aprobaron $110 millones de bonos para las escuelas de Santa Bárbara.

Sólo unos pocos años antes de esto, los votantes aprobaron un bono de $77 millones para el Santa Barbara City College.

La verdadera pregunta que los votantes deben hacerse es: ¿qué hemos recibido de todo el dinero gastado en edificios escolares. Han mejorado resultados de las pruebas?

Son más niños a nivel de grado en matemáticas y lectura? Hay más estudiantes que asisten a la universidad?

Basándose en la información actual disponible, la respuesta es “no”.

Ni un centavo de estos bonos se destina a la contratación de excelentes maestros o mejorar los programas educativos para nuestros hijos.

Puede que se sorprenda al saber que casi $20 millones de los bonos de ese fondo se gastarán en un nuevo campo de fútbol americano.

Además del estadio de fútbol, el Distrito Escolar tiene la intención de pasar sus dólares de impuestos en renovaciones de ventanas, gimnasios, vestuarios, cubiertas de piscinas y el reemplazo césped.

¿Alguno de los anuncios pagados revelan alguno de estos gastos? La respuesta es no.

Esto se debe a que sus encuestadores les han dicho que los votantes no están a favor de tener su dinero invertido en este tipo de proyectos.

También quieren comprar el edificio de la Guardia Nacional en Santa Bárbara, localizado en la esquina de State St y Las Positas.

Sin embargo, no le dirán que va a costar $25 millones de dólares, a pesar que la Ciudad lo donó por sólo un dólar hace varios años.

¿Es esto un buen negocio para los residentes?

También podría ser que ese lugar tenga desechos tóxicos.

Curiosamente, el Distrito Escolar todavía no ha descubierto qué hacer con la sala de armas, a pesar de todo el dinero que están gastando.

Por último, quieren reemplazar algunos salones portátiles viejos con aulas permanentes. A

unque en teoría suena bien, no le han dicho que costará $1 millón por aula. El Departamento de Educación, la agencia estatal de las escuelas informan que, han indicado estas aulas deben costar sólo la mitad de lo que el Distrito Escolar quiere gastar.

A diferencia de las personas que luchan por vivir en Santa Bárbara, que tienen que vivir dentro de un presupuesto, el Distrito parece pensar que no están sujetos a las mismas reglas que el resto de nosotros estamos trabajando.

La comunidad latina ha hecho grandes contribuciones a nuestra ciudad, y merecen vivir en vecindarios asequibles.

Aumentar el costo de la vivienda para que no pueda permitirse el lujo de vivir aquí, no hace ningún favor a nadie.

No deje que se salgan con la suya; por favor, vote “no” en las “Medidas I & J”.

Lou Segal
Santa Bárbara.

ENGLISH

Can We Afford School Bonds Measures I and J?

To my friends in the Latino community, the supporters of these local school bond measures have bombarded you with paid advertisements in order to get you to vote for them on Nov 8.

They want you to believe the almost $200 million of bonds on the ballot will pay for needed improvements for our school buildings without you having to pay for it. This couldn’t be further from the truth.

As many in the Latino community are painfully aware, it is very expensive to live in Santa Barbara.

The cost of owning a home or renting an apartment has become unaffordable to many hardworking residents of our city. Unfortunately, these two bond measures will make it even more expensive to live here.

If you are a renter, you also know that rents have been going up dramatically in the last five years. Landlords can charge their tenants whatever the market will bear, as there are no government restrictions prohibiting rent increases.

Because the vacancy rate in Santa Barbara is less than 1%, landlords have had no problem passing on any additional taxes to their tenants by increasing rents.

The problem is that these bond measures increase the taxes for all property owners in Santa Barbara. It wouldn’t be so bad if these were the only two bond taxes residents were paying, but over the years voters have been passing one school bond measure after another.

At last count, people who live here have to pay eight different school bond taxes, resulting in thousands of dollars of additional taxes. Renters may not know it, but their rents reflect the increasing burden of all these taxes.

We are all for spending whatever it takes to provide great schools for our children, but what good will it do if you can’t send your children to our schools because you can’t afford to live in one of the most expensive housing markets in the country.

It’s not as if residents haven’t been generous over the years passing bond measures. Only five years ago, voters passed $110 million of bonds for the Santa Barbara Schools. Just a few years before this, voters approved a $77 million bond for Santa Barbara City College.

The real question voters should ask is what have we received for all the money spent on schools buildings. Have test scores improved? Are more kids at grade level in math and reading?

Are more kids going to college? Based on the available data, the answer is no. Not one penny from these bonds is spent on hiring great teachers or improving educational programs for our kids.

You might be surprised to learn that almost $20 million of the bond money will be spent on a brand new football (American football) stadium, just like the ones you see in football-crazy Texas.

In addition to the football stadium, they intend to spend your hard earned tax dollars on window renovations, gymnasiums, locker rooms, swimming pool decks and astro turf replacement.

Did any of the paid advertisements reveal any of these expenditures?

The answer is no.

That’s because their pollsters have told them that voters don’t favor having their money spent on these types of projects.

They also want to purchase the armory building in Santa Barbara.

However, they won’t tell you that it will cost millions of dollars to purchase the armory from the state, even though we donated it to them for only a dollar a number of years ago.

Is this a good deal for residents? We are also learning the armory may be a toxic waste site. Interestingly, the school district still hasn’t figured out what to do with the armory, despite all the money they are spending.

Finally, they want to replace some old portables with permanent classrooms. Although in theory it sounds good to replace portables, you haven’t been told it will cost $1 million per classroom.

The Department of the Education, the state agency the schools report to, have indicated these classrooms should cost only half as much of what the school district intends to spend.

Unlike the people struggling to live in Santa Barbara, who have to live within a budget, the school district seems to think they are not bound by the same rules the rest of us are laboring under.

The Latino community has made great contributions to our city, and they deserve to live in affordable neighborhoods.

Increasing the cost of housing so you can’t afford to live here doesn’t do anyone any favors.

Don’t let them get away with it; please vote no on Measures I & J.

Lou Segal
Santa Bárbara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *