Consulado de México en Oxnard: se podría detener una deportación

Por Redacción
redaccion@latinocc.com

Ante las latentes amenazas de la Casa Blanca de realizar redadas migratorias contra la comunidad inmigrante en todo el país, autoridades de Consulado de México en Oxnard, han hecho un llamado a la población para estar preparados.

De acuerdo al Cónsul de Protección del centro consular, Javier Cerritos, lo mejor es conocer sus derechos y estar informados, y donde una de las medidas es saber que aún después de ser arrestada una persona se puede poner un alto a la deportación inmediata.

“Cada caso es diferente, pero en la mayoría de ellos es posible, interponer una moción por medio de un abogado para que la persona no sea sacada del país, encontrar otra alternativas y así tener otra oportunidad de pelear el caso”, sintetizó Cerritos.

Andrés Bustamente es uno de los abogados experto que trabaja en la red legal de asistencia del Consulado Mexicano en Oxnard, y es el encargado de realizar este tipo de casos.

“No es 100% seguro pero es la última vía para encontrar otra alternativa de pelear el caso y no ser removido del país, pero para esto se tiene que actuar inmediatamente después que alguien es arrestado”, indica el abogado quien tiene 30 años de experiencia en ley migratoria.

De acuerdo a datos del Consulado, si una persona es arrestada en la Costa Central, los agentes del ICE lo llevan al Centro de Detención migratoria en Camarillo, donde permanecen hasta la 1 de la tarde, para luego ser llevados a otro centro localizado en Los Ángeles, donde sólo pasan unas tres horas, como máximo, para luego ser llevados hasta Tijuana.

“Si alguien es atrapado por la mañana y no se hace nada, prácticamente es deportado ese mismo día. Todo se da muy rápido porque en horas de la noche ya estará en suelo mexicano”, indica el diplomático.

HABLAR AL CONSULADO

Un consejo que el abogado da es que en caso una persona se arrestada, lo primero que debe de hacer es pedir hablar al Consulado de su país, ya que es un derecho basado en leyes internacionales que las autoridades migratorias no les gusta romper.

“Dependiendo del caso, los agentes pueden negar una llamada a un familiar o a un abogado, y lo pueden negar, pero no al Consulado por eso es muy importante que esa sea la llamada que pidan hacer”, reiteró Bustamante cuyas oficinas están en Covina, a sólo 20 minutos de las oficinas del USCIS en Los Ángeles.

Algo que Bustamante desea hacer saber a la comunidad es que si bien el arresto a manos de agentes migratorios es casi inevitable, afuera de la residencia, la deportación en otra historia.

“El arresto y la deportación son completamente diferente. Dependiendo de cuál es su caso, se puede litigar que el arresto fue ilegal, que se le violaron los derechos, tiene más de 10 años acá, hijos estadounidenses, se comprueba que tiene raíces, propiedad, y sin un antecedente o muchos antecedentes penales se puede pelear para sacar a esta persona bajo fianza”, indica.

Además Bustamante enfatiza que los arrestados no deben de firmar nada en absoluto, y sí llegan a firmar algo el único documento sería firmar una orden para ver a un juez migratorio para solicitar una fianza.

“Los agentes lo van a tratar de presionar e intimidar que pasará arrestado 6 meses sin ver a un familiar o a un abogado, y artimañas similares por eso es muy importante guardar la calma y pedir que se quiere hablar con el Consulado o firmar para ver a un juez migratorio”, explica la abogada Karen Miller de USA Law Firm, con oficinas en Los Angeles y Santa Bárbara.

Es por ello que Cerritos exhorta a toda la comunidad de la Costa Central a qué si ellos o un familiar son arrestados, llamar inmediatamente al Consulado de Oxnard al número de emergencia (24 horas): 805.889.0241.

NO EN SUS VIVIENDAS

Cerritos explica que el número de deportaciones hechas en las últimas semanas, desde el anuncio que hizo Donald Trump, hace un mes sobre las redadas masivas, ha sido prácticamente el mismo.

“Han sido un promedio de 2 llamadas recibidas a diario de personas que las deportan”, explica.

El Diplomático también informó que las deportaciones que supuestamente iniciaron el domingo pasado, los agentes del ICE no las hacen tocando a las puertas de los sospechosos.

“Casi a todos los arrestan cuando se están subiendo a sus autos, o cuando están ya manejando, o llegando a algún lugar. Son personas que ya les han seguido la pista por algún tiempo, talvez, y ya saben como es su rutina diaria”, enfatizó.

Así es como Cerritos indica que lo mejor que cualquier inmigrante y su familia pueden hacer es estar bien informados y conocer sus derechos.

“Deben mantenerse callados, si los agentes no le ofrecen el derecho de hablar con un abogado, ellos tienen que pedirlo y también hablar con su Consulado. No dar identificaciones falsas y no firmar ningún documento”, explicó el Cónsul.

Al mismo tiempo, MIller, Cerritos y Bustamante enfatizaron la importancia en poner atención si sus derechos son respetados, puesto que ello podría ser beneficioso en un futuro para el arrestado a la hora de pelear su caso.

“Cada caso es diferente, pero si esto pasa, se le ha arrestado con un nombre que no es el de él o ella, no se les dio su derecho Miranda al momento del arresto, se puede pelear su caso ante un tribunal para demostrar que la aprehensión se violó la ley”, indica Bustamante.

Para mayor información sobre el abogado Bustamante llamar al, 626.331.7000.

Para mayor información sobre la abogada Karen Miller y USA Law Firm llamar al, 805.852.0546

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *