Resumen Internacional / International roundup

ESPAÑOL

*Scroll down for the English version

Por/By Redaccion-KEYT
redaccion@latinocc.com

El presidente mexicano envió una carta al rey de España, Felipe VI, y al papa Francisco para que pidan disculpas por los abusos a los derechos humanos cometidos durante la conquista de la región.

Andrés Manuel López Obrador dijo que los pueblos indígenas de México habían sido víctimas de masacres.

En un video filmado en las ruinas de una antigua ciudad mexicana, pidió un informe completo de los abusos.

“Ha llegado el momento de reconciliarnos. Pero primero que nos pidan perdón”, señaló.

López Obrador fue implacable en sus críticas tanto para España como para el Vaticano.

“Hubo masacres y opresión. La llamada conquista se libró con la espada y la cruz. Ellos construyeron sus iglesias sobre los templos (indígenas)”, dijo.

México tiene la segunda población católica romana más grande del mundo, después de Brasil.

El gobierno de Madrid respondió rápidamente, rechazando firmemente su solicitud de disculpa.

“La llegada, hace 500 años, de los españoles al actual territorio mexicano no se puede ser juzgada a la luz de las consideraciones contemporáneas. Nuestras dos naciones hermanas siempre han sabido leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva”, indicó España en un comunicado.

López Obrador llegó al poder en diciembre, con una agenda progresista, donde prometió enfrentar la corrupción, reducir la desigualdad y sacar a millones de mexicanos de la pobreza.

Las relaciones con el gobierno de centroizquierda de España han sido amistosas hasta ahora.

La conquista española de las Américas comenzó con la llegada de una expedición dirigida por Cristóbal Colón en 1492.

La conquista de México comenzó cuando un pequeño ejército liderado por Hernán Cortés, desembarcó en el actual estado de Veracruz en 1519.

El poderoso imperio azteca fue finalmente derrotado, marcando el comienzo de los 300 años de gobierno español.

México se independizó después de una guerra que duró desde 1810 hasta 1821 y se convirtió en una república federal en 1824.

BOLIVIA

El ex militante comunista Cesare Battisti ha admitido cuatro asesinatos en Italia durante la década de 1970, según la prensa local.

Battisti, de 64 años, pasó décadas huyendo y anteriormente negó cualquier participación.

Fue arrestado en Bolivia en enero pasado, después de vivir en Brasil y luego extraditado a Italia.

El fiscal de Milán, Alberto Nobili, informó que Battisti confesó durante el interrogatorio en prisión, donde está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua.

“Es un reconocimiento muy importante para el trabajo de los magistrados, una especie de ‘honor a las armas’ para quienes lo han investigado”, señaló el fiscal de Milán Alberto Nobili.

En 1979, Battisti fue declarado culpable de pertenecer a un grupo terrorista de extrema izquierda ilegalizado en Italia: los proletarios armados para el comunismo (PAC).

Se escapó de la prisión en 1981. Más tarde, Battisti fue condenado en ausencia por asesinar a dos funcionarios de la ley italiana, por participar en un asesinato por separado y por planear otro, el cual dejó al hijo de 14 años de la víctima en silla de ruedas después del tiroteo.

Vivió en Francia, México y luego en Brasil, donde el entonces presidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, le dio asilo político.

En enero, un tribunal brasileño desestimó su condición de refugiado poco después de la elección del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, quien se comprometió a enviarlo de regreso a Italia.

Battisti ha admitido ser parte de la PAC, pero previamente negó la respon-
sabilidad de los asesinatos.

“Cuando maté, para mí fue una guerra justa. Me doy cuenta del daño que he hecho y me disculpo con las familias (de las víctimas)”, indicó Battisti, según informes, durante su confesión.

ENGLISH

The Mexican president has sent a letter to Spain’s King Felipe VI and Pope Francis urging them to apologize for human rights abuses committed during the conquest of the region.

Andrés Manuel López Obrador said the indigenous peoples of Mexico had been the victims of massacres.

In a video filmed at the ruins of an ancient Mexican city, he called for a full account of the abuses.

“The time has come to reconcile. But let us ask forgiveness first,” he said.

Mr. López Obrador was unsparing in his criticism of both Spain and the Vatican.

“There were massacres and oppression. The so-called conquest was waged with the sword and the cross. They built their churches on top of the (indigenous) temples,” he said.

Mexico has the world’s second biggest Roman Catholic population, after Brazil.

The government in Madrid responded quickly, firmly rejecting his request for an apology.

“The arrival, 500 years ago, of Spaniards to present Mexican territory cannot be judged in the light of contemporary considerations,” Spain said in a statement.

“Our two brother nations have always known how to read our shared past without anger and with a constructive perspective,” it added.

Mr. López Obrador came to power in December, with a left-wing agenda.

He promised to tackle corruption, reduce inequality and lift millions of Mexicans out of poverty.

Relations with Spain’s centre-left government have been friendly so far.

The Spanish conquest of the Americas began with the arrival of an expedition led by Christopher Columbus in 1492.

Conquest of Mexico began when a small army led by Hernán Cortés, landed in modern-day Veracruz state in 1519.

The powerful Aztec Empire was eventually defeated, marking the beginning of 300 years of Spanish rule.

Mexico gained independence after a war that lasted from 1810 to 1821 and became a federal republic in 1824.

BOLIVIA

Former communist militant Cesare Battisti has admitted to four murders in Italy during the 1970s, according local press.

Battisti, 64, spent decades on the run and previously denied any involvement.

He was arrested in Bolivia in January after living in Brazil, and later extradited to Italy.

Milan’s prosecutor, Alberto Nobili, said Battisti confessed during questioning in prison, where he is serving a life sentence.

“It is a very important recognition for the work of the magistrates, a sort of ‘honor of the arms’ for those who have investigated it,” said Milan prosecutor Alberto Nobili.

In 1979, Battisti was convicted of belonging to a far-left terrorist group outlawed in Italy – the Armed Proletarians for Communism (PAC).

He escaped prison in 1981. Later, Battisti was convicted in absentia for killing two Italian law officials, for taking part in a separate murder and for planning another which left the victim’s 14-year-old son in a wheelchair after a shoot-out.

Battisti lived in France, Mexico, and later Brazil where he was given asylum by the country’s then-president, Luiz Inacio Lula da Silva.

In January, a Brazilian court threw out his refugee status shortly after the election of far-right President Jair Bolsonaro, who pledged to have him sent back to Italy.

He has admitted being part of the PAC but previously denied responsibility for the murders.

“When I killed, for me it was a just war,” Battisti reportedly said during his confession.

“I realize the harm I have done and I apologize to the families [of the victims]”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *