Toy Story 4: simplemente perfecta

Geoffrey Cowper es oriundo de Barcelona, graduado en Producción Cinematográfica de Barcelona y director de varios films, que ha presentado en numerosos festivales de cine.

Parecía imposible lograr el éxito de “Toy Story 3” pero los genios de Pixar suman un nuevo triunfo en su filmografía con la maravillosa “Toy Story 4”.

La crítica del mundo entero se ha rendido a sus pies, y lo que está logrando en la taquilla mundial es impresionante, recaudó casi $300 millones de dólares en la primera semana de estreno, recuperando ya los casi $200 millones que costó hacerla.

Los personajes de “Toy Story” son de los más queridos dentro de la animación, habiendo calado en los corazones de millones.

La primera entrega se estrenó hace casi 25 años, en 1995, bajo la magistral dirección de John Lasseter y con un prolífico equipo creativo, en cuyo guión figuraban pesos pesados de la industria como Pete Docter (“Monstruos S.A.”, “Up”, “Inside Out”), Andrew Stanton (“Buscando a Nemo” y “Wall·E”) y Joss Whedon (“Buffy, cazavampiros” y la saga “Avengers”).

Juntos crearon el que fue el primer largometraje de animación generado por ordenador de la historia, que se convirtió en la película más popular y taquillera de 1995.

El gran acierto desde un principio fue sin lugar a dudas apostar por un cast estelar doblando las voces de los personajes principales, que encabeza el dos veces ganador del Oscar Tom Hanks quien, debido a su capacidad de dar vida y hacer reales e interesantes todas su emociones, fue desde el principio la voz que Lasseter se imaginó para el rol de ‘Woody’.

Entre las voces más destacadas no olvidemos la de Tim Allen cómo ‘Buzz Lightyear’, la del mítico humorista, recientemente fallecido, Don Rickles (a quien va dedicada ‘Toy Story 4’) en el rol del ‘Mr. Potato’, la de Wallace Shawn como ‘Rex’, Annie Potts como ‘Bo Peep’, Joan Cusack cómo ‘Jessie’.

Esta cuarta entrega es el primer largometraje que dirige el experimentado animador, guionista y director estadounidense Josh Cooley, quien antes había dirigido dos cortos para Pixar, “¿La primera cita de Riley?” y “George y A.J.” y que había colaborado en el guion de “Inside Out”.

Cómo todos sabemos, ‘Woody’ es un juguete de prioridades claras: cuidar a su dueño.

En este caso se trata de ‘Bonnie’ (Madelaine McGraw), la dulce niña a quien ‘Andy’, su anterior dueño al que ‘Woody’ nunca llega a olvidar, regala sus juguetes al final de “Toy Story 3”.

Cuando ‘Bonnie’, con un tenedor y poco más, crea al fantástico ‘Forky’ (Tony Hale) en una clase introductoria del colegio, descubre en él su nuevo juguete favorito.

Pero ‘Forky’ no acepta su rol como juguete, al haber sido creado con objetos sacados de la basura cree que él mismo es basura, lo que le causa tales instintos suicidas que cuando ‘Bonnie’ y su familia emprenden un viaje en auto caravana por Estados Unidos antes de empezar la Universidad, decide saltar por la ventana.

‘Woody’ sale al rescate para que ‘Bonnie’ recupere a ‘Forky’ y no pierda nunca su dulce sonrisa. Aquí empieza la nueva aventura del cuarto capítulo de esta ahora tetralogía.

Cuando consigue encontrarle y están regresando al parque temático en el que ‘Bonnie’ y su familia pasan la noche, ‘Woody’ se queda embobado frente al escaparate de una tienda de antigüedades en el que una lámpara le recuerda al amor de su vida ‘Bo Peep’ (Annie Potts).

Decide colarse en la tienda con ‘Forky’, pero la curiosidad mató al gato y ‘Woody’ conocerá allí a unos tétricos personajes cómo ‘Gabby Gabby’ (Christina Hendricks) y sus fieles ventrílocuos guardaespaldas, que dejan al público sin aliento en una secuencia que rinde homenaje, de nuevo, a “El Resplandor”, usando una de sus míticas canciones.

‘Gabby Gabby’ descubrirá que ‘Woody’  tiene dentro una caja de sonido en perfecto estado que ella necesita para que le funcione la voz y alguien la pueda comprar algún día, ya que salió defectuosa de la fábrica. ‘Woody’ consigue escapar, pero ‘Forky’ no tiene la misma suerte, por lo que ‘Woody’ tendrá que hacer todo lo que pueda para recuperarle.

En el camino se reencontrará por fin con ‘Bo Peep’ (en el nuevo icono feminista de moda) y sus ovejas ‘Billy, Goat y Gruff’.

‘Bo’ es ahora un juguete liberado que no pertenece a nadie y que se ha hecho íntima amiga de otros nuevos juguetes como ‘Giggle McDimples’ (Ally Maki). Ahora viste un elegante nuevo look con vaqueros.

Cuando ‘Buzz Lightyear’ ve que ‘Woody’ no vuelve, decide ir en busca de su mejor amigo y por el camino, después de un espectacular vuelo que acaba fracasando, conocerá a ’Bunny’ y ‘Ducky’, a quienes ponen voz los humoristas de moda Jordan Peele y Keegan-Michael Key, y que añaden momentos divertidísimos a la película (el gag post créditos no tiene desperdicio alguno).

Obviamente falta un personaje clave en esta entrega, ‘Duke Caboom’, a quien pone la voz el actor del momento, Keanu Reeves.

Este motorista canadiense especialista en saltos de larga distancia y acrobacias de todo tipo será clave para recuperar a ‘Forky’.

Sin duda, “Toy Story 4” aporta el broche de oro a esta emotiva cuarta entrega llena de emociones, giros y gags divertidísimos que la convierten en una grandísima película, en la que no podía falta la maravillosa y mítica música de Randy Newman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *