Escuelita para Padres

La maestra Sonia Aguila es una experta en educación que enseña en la Escuela Canalino de Carpintería./EL LATINO

¿Su hij@ tartamudea, tiene ansiedad, es muy callad@? Si su respuestas es “sí”, entonces las escuelas le pueden ayudar.

Las autoridades académicas brindan muchos servicios como consejería, terapia de habla y lenguaje, ayuda con la tarea y muchas cosas más, pero desafortunadamente, algunos padres o madres de familia, no están enterados o no utilizan estos servicios que son totalmente gratis.

En nuestra cultura existen ideas, creencias erróneas que nos hacen pensar de cierta manera.

Yo crecí escuchando “sólo los locos van al psicólogo”.

En realidad, van al psicólogo los que tienen la madurez de cambiar y los que piensan en su bienestar, porque acudir a un experto en psicología no es algo malo. 

Honestamente, algunos padres y madres no quieren que sus hij@s vayan a consejería por miedo a que digan cosas que suceden en casa.

Claro que es obligación de los psicólogos y consejer@s, incluso maestr@s reportar a la Agencia de Protección de Menores si algo sucede en casa, pero recuerde que los consejeros y psicólogos están ahí para ayudar.

El primer día de clases, cuando conozco a mis alumn@s, l@s observo muy bien. Pongo mucha atención en cómo hablan, cómo se comportan. 

L@s estudiantes que pronuncian mucho la letra “s” o no pronuncian bien otros sonidos comola “r”, los refiero a la especialista de habla y lenguaje para que los evalúe.

Niñ@s demasiado tímid@s, callad@s los refiero para que les ayuden con sus habilidades sociales y aprendan como hacer amiguit@s.

Claro, todo con el consentimiento de los padres y madres.

La especialista y consejera no puede ver a los estudiantes sin el permiso de sus padres.

Hay formas que deben llenar antes de que puedan recibir los servicios. 

En una ocasión llegó un estudiante llorando a clase porque su abuelo había fallecido en México.

La consejera habló con él, leyeron un libro que hablaba de los sentimientos cuando alguien fallece, y fue muy bueno poder contar con el apoyo y experiencia de la consejera. 

Hay muchos casos de divorcios y padres separados, y esto por supuesto afecta a l@s niñ@s.

La o el consejero está ahí para escuchar y hablar sobre el tema, incluso, hay muchas ayudas y clases para padres y madres de familia. 

El Distrito Unificado De Carpintería, por ejemplo, tiene un centro de recursos para padres en donde ofrecen clases de inglés, clases de cocina, zumba, clases para padres con hijos en drogas y muchas cosas más.

Infórmese, una manera de hacerlo es asistiendo a las reuniones de padres, y recuerde están en su idioma.

Busque ayuda si no sabe qué hacer con sus hij@s o tienen problemas de habla y lenguaje, comportamiento, confianza o si su familia está pasando por problemas.

Los servicios son gratis, pregunte en la oficina de la escuela o hable con el profesor de su hij@.

No continúe con las creencias y mitos antiguos de que los consejeros y psicólogos son solo para locos.

En mi opinión, son personas valientes que están conscientes del problema y quieren hacer algo para solucionarlo.