Miles iniciaron clases en SB y la Costa Central

Por Redacción
redaccion@latinocc.com


La semana pasada miles de estudiantes en la Costa Central iniciaron un nuevo año escolar, lo que marcó una nueva etapa en los métodos educativos de decenas de escuelas de los Condados de Ventura y Santa Bárbara.

Precisamente, el Distrito Escolar Unificado de Santa Bárbara (SBUSD), realizó un día de tours para los medios de comunicación y así mostrar los diferentes programas y técnicas didácticas usadas, debido a la educación a distancia que se implementa a consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Así, la Superintendente del SBUSD, Hilda Maldonado, fue junto con la vocera del Distrito, Camila Barnwell, quienes lideraron las visitas a la Harding Elementary, La Cumbre Junior High y la Santa Barbara High School, donde los directores de estos centros mostraron como sus maestros y personal se adaptaron al primer día de clases.

“Nos hemos preparado por meses para este año escolar, hemos invertido muchas horas en entrenamiento, recursos, herramientas y equipo para asegurarnos que los niños aprendan lo mejor posible”, indicó Maldonado, quien ocupa el puesto desde julio.

Y es que el SBUSD, ha puesto en marcha diferentes programas para asistir a su personal, como los servicios de guardería que ofrece en al menos 4 escuelas, donde niñeras capacitadas cuidan de los hij@s de los empleados del Distrito.

Para Maldonado, esta clase de servicio es vital, debido a que los maestros están impartiendo clases desde las aulas y muchos de ellos, al igual que el personal administrativo, tienen hij@s pequeñ@s que en circunstancias normales estuviesen asistiendo a clases.

Así, la maestra de Ciencias de la Cumbre Junior High School, Andrea McKeehan, el primer día de clase la encontró sola en su aula compartiendo sus conocimientos gracias a la ayuda de la conexión a internet y a una laptop, con la que se conecta con los 25 alumnos que enseña.

Esta escena se podía observar también con el maestro, David Abel, quien imparte el curso de Artes Industriales Vocacionales, donde los estudiantes aprenden a martillar, taladrar, pulir, carpintería, entre otras habilidades, haciendo que la nueva metodología didáctica represente un reto más grande en comparación con otro.

“Por ser una clase donde interactuamos y usamos herramientas para crear diferentes cosas, lo más difícil es poder encontrar que todos los alumnos tengan las mismas herramientas y recursos. Por ejemplo, si les doy un proyecto donde usamos cartón, puede ser que no todos tengan acceso a eso y no van a poder hacer nada, pero y estamos trabajando en ello”, indica Abel.

Y es que la Cumbre Junior High esta ofreciendo paquetes con herramientas y materiales a cada uno de los 50 estudiantes de 7º y 8º grado, para poder continuar con el curriculum de clases.

Para Maldonado, facilitar lo necesario es esencial.

“Hemos entregado más de 3,000 mil ipads, y 1,800 puntos de acceso a internet gratuitos, gracias a una alianza con Cox y a la bondad de un donante que nos dio $100 mil dólares para que los niños de escasos recursos pudieran tener acceso al internet rápido en sus casas”, explicó la Superintendente.

Además del servicio de guardería, los hijos mayores de los empleados son colocados en amplios salones de cuatro centros de estudio, todos a al menos unos 10 pies de distancia en sus respectivos escritorios y con sus tabletas o laptops siguiendo sus clases.

Ahí, existe personal capacitado que les ayudan a los menores a conectarse con al internet, y asistirles en lo que necesitan mientras atienden a sus clases virtuales.

“Este servicio es vital porque tenemos muchos empleados que vienen del Condado de Ventura, y por lo tanto necesitan ayuda para sus hijos menores mientras ellos trabajan”, enfatizó Maldonado.

Por si esto fuese poco, y además de estos programas el SBUSD continua entregando almuerzos y cenas gratuitas a miles de estudiantes del Distrito en sus escuelas.

Desde el cierre de las escuelas en marzo hasta la fecha, se han entregado más de medio millón de comidas a estudiantes y familias que califiquen para el programa de almuerzo reducido.

Con el inicio de las clases, Maldonado hizo hincapié que las formas han cambiado por lo que los padres pueden recoger la comida de todos sus hijos en cualquiera de las escuelas.

“Muchos padres piensan que deben de ir a cada una de las escuelas de sus hijos y no es así. Sólo basta con presentar una ID de cada hijo en cualquiera de los puntos de distribución para que les de la comida de todos”, explica Maldonado.