Clases 2020: educación a distancia

Por Alíz Ruvalcaba
redaccion@latinocc.com

El debate por la reapertura del nuevo ciclo escolar entre los representantes del Distrito, maestr@s y padres de familia se dio por concluida después de que el Gobernador de California, Gavin Newsom, diera la orden hace dos semanas de que todas las escuelas en el Condado de Santa Bárbara mantuvieran sus campus cerrados.

Y es que la orden prohibió que los Condados que estuvieran en la lista de observación a causa de la alza en contagios por COVID-19, abrieran sus puertas a sus estudiantes en los modelos híbridos o en persona, por lo que la educación en Santa Bárbara será completamente en línea, y eso concluye, al menos temporalmente, el debate del Distrito, sus representantes y empleados sobre las decisiones para un regreso a clases el próximo martes 18 de agosto, 2020.

Dicha lista de monitoreo maneja un conteo de los nuevos contagios, las tendencias y regulaciones que se viven durante la pandemia, además de las tasas de hospitalización de pacientes con COVID-19; Santa Bárbara tiene en la lista de monitoreo más de 5 semanas y para poder lograr un retorno a clases de manera segura para sus estudiantes y personal, el Condado deberá estar fuera de la lista de monitoreo por al menos 14 días consecutivos.

En la conferencia de prensa del pasado viernes, Newsom afirmó que no quería ver la educación de manera virtual, y que con el esfuerzo de todos la situación podría cambiar.

“Creo en el poder de los individuos y la conectividad que se crea cuando los estudiantes se relacionan y aprenden con los demás, pero lo que podemos hacer para tener a nuestros estudiantes de regreso en las aulas es: utilizar cubre bocas, tener aislamiento físico, lavarse las manos constantemente y evitar reuniones”.

Antes de que se diera el mandato a nivel estatal, la Mesa Directiva Escolar para el Distrito Unificado de Santa Bárbara (SBUSD por sus siglas en inglés), convocó a una junta el pasado 14 de julio donde participaron varios expertos entre los que se incluyeron pediatras, representantes del Departamento de Salud, entre otros, y la cual se dio de forma virtual por Zoom, donde más de 900 padres y madres de familia se conectaron al evento para escuchar sus recomendaciones.

Ahí se hablaron de los tres escenarios posibles, aprendizaje presencial a tiempo completo, aprendizaje en línea a tiempo completo, o el famoso modelo híbrido donde los estudiantes asistirían 2 días en persona y 2 días a distancia en horarios reducidos, y que se re-evaluarían para la posible reapertura en persona en enero del 2021.

La reunión informativa terminó sin ningún resultado, y se concluyó que se tomaría la votación final en la reunión de julio 21 en el SBUSD, misma que debido al aviso inesperado por parte del estado, cambió el giro de la reunión que tuvo gran respuesta una vez más por parte de la comunidad, donde se tuvieron más de 350 padres y madres de familia.

DILEMA

El SBUSD cuenta con 21 escuelas y 14 mil estudiantes, donde más del 60 % de alumnos son latinos.

Para muchas de estas madres de familia la noticia no fue sorpresa, pero si reconocen que trae muchas complicaciones.

Tal es el caso de Ángeles Guzmán, madre de dos estudiantes de kínder y 4º grado, quien dice que para ella la solución de mantener a los menores en casa es la mejor por la salud no sólo de ellos, sino también por la de la comunidad en general, pero que arrastra una serie de consecuencias para las familias trabajadoras.

“Ahora el problema viene a ver cómo nuestros trabajos se pueden acoplar a esta nueva modalidad, creo que yo podría manejar parcialmente mi trabajo desde casa, pero una cosa es trabajar desde casa y otra es tener que dedicar el tiempo a estar apoyando a mis hijos en su educación, es muy difícil tratar de mantener la cabeza cuando tenemos que estar enfocadas en más de dos cosas al mismo tiempo”, explica Guzmán.

Para Hilda Maldonado la reunión de este pasado 21 de julio fue su presentación oficial como la nueva Superintendente para el SBUSD, donde dejo claro que su meta principal es lograr que todos los estudiantes tengan el mismo acceso y recursos para lograr una educación de calidad a distancia.

Así mismo, la Superintendente anunció que un donante anónimo entregó $100,000 dólares al distrito para cubrir los gastos de servicios de internet para los estudiantes más vulnerables o de bajos recursos.

Gabriela Cardozo, otra madre de familia, aseveró no saber como poder dar la atención y educación necesaria para sus hijos, quienes “son muy diferentes entre sí”.

“Por un lado, mi esperanza de regresar a trabajar ahora que mi hijo empezaba el Kínder ya la perdí por completo, es imposible tener un trabajo y estar al pendiente de la casa además de estar haciéndola de maestra de kínder y de 4º año al mismo tiempo. Más cuando mis hijos tienen sus maneras de aprendizaje son muy distintas y requieren energía y enfoque distinto. Creo que por el lado de salud está bien tenerlos en casa, pero no sé cómo se va a lograr este año escolar así”, concluye Cardozo.

Precisamente, la preocupación es algo que muchas de las madres de familia acarrean consigo a diario durante esta pandemia.

“Estoy preocupada y cargo mucha culpa por mis propios hijos y por los hijos de los demás”, describe Anna Venegas madre de dos estudiantes en Foothill y en Santa Bárbara City College.

“Mis hijos se desarrollan de manera más saludable cuando están interactuando con sus amigos y compañeros, a ellos no les gustó la educación en línea. Sólo espero que ningún niño se quede rezagado en esta nueva modalidad de enseñanza”, concluye Venegas

Por su parte, la Mesa Directiva del SBUSD reconoció las muchas faltas y debilidades que se presentaron cuando las escuelas fueron obligadas a cerrar de manera abrupta el pasado marzo, y aseguran que el regreso a clases en agosto será un escenario completamente distinto.

Es por ello que anunciaron nuevos cambios en la reunión virtual de la semana pasada ahí las autoridades informaron que habrá una mejor y más constante comunicación de información entre el personal escolar y sus directivos, entre otros cambios.

Laura Capps, Presidenta de la Mesa del SBUSD, expresó su interés para aceptar los cambios, pero también indicó que es un trabajo de todos.

“Estamos luchando juntos contra esta pandemia y tenemos que poner de nuestra parte como comunidad siguiendo las normas de seguridad, para lograr que podamos salir adelante y lograr abrir nuestras escuelas por el bien de nuestros hij@s, incluso ver la posibilidad de invertir en toldos para dar sombra en las diferentes escuelas y proveer educación al aire libre”, señaló Capps.

CLASES DESDE AULAS

Las autoridades escolares también aseguraron que tendrán una mejor guía y orientación para las familias, sobre todo latinas, ya que habrá información bilingüe y con intérpretes cuando sea necesario, para explicar a los padres como manejar la educación a distancia, la entrega y manejo de materiales y recursos para educación en casa y acceso a tutoría y servicios de salud mental.

Las expectativas para este nuevo formato indican que los maestros tendrán un mínimo de 6 horas de capacitación para conocer las nuevas plataformas de enseñanza virtual, y habrá diferentes oportunidades para que ese entrenamiento sea aún más personalizado e intensivo.

Así mismo, Capps considera de suma importancia que l@s maestr@s den su instrucción directamente desde las aulas y no desde sus hogares como se manejó en los primeros meses de la pandemia.

“Es importante que los alumnos vean a sus maestros en sus salones y tener un poco de normalidad y esperanza de saber que esto es temporal, el hecho de que los maestros estén trabajando desde las aulas ayudará a tener un mejor enfoque, tener materiales y recursos a la mano que ayudarán a la mejor retención de información y a la atención del estudiante”, concluyó la Presidenta de la Mesa Directiva.

Para los maestros la noticia tampoco les vino de sorpresa, aunque están conscientes de que la instrucción a distancia es un reto tanto para ellos como maestros, como para los alumnos.

Michael Macioce, profesor bilingüe de 6º grado para la escuela Adelante Charter School, la decisión de iniciar la educación de manera virtual es muy buena en el sentido que protege la salud de la comunidad, pero a la misma vez, sabe que será una labor difícil.

“Si se puede hacer y nuestro papel como maestros ahora más que nunca es muy importante. Creo que el principal reto será crear de manera adecuada un sentido de comunidad donde los alumnos tengan la confianza de participar con ganas en el aprendizaje, mientras cuidamos a cada estudiante, su bienestar, su curiosidad y su desarrollo académico”, enfatizó Macioce.

Dentro del escenario propuesto, los estudiantes de preescolar y hasta 2º grado contarán con materiales e instrucción para trabajar 180 minutos al día los estudiantes de 3º a 6º grado tendrán que invertir un mínimo de 230 minutos diarios, los estudiantes de 7º a 12º grado invertirán un mínimo de 240 minutos al día, mientras los que cursan entre el 9º y 12º tendrán 60 minutos adicionales de estudios independientes al día.

Mientras tanto, Karolyna Medina, madre de familia con un hijo asistiendo al 3º grado, asegura que la educación virtual a distancia es algo incierto y demasiado diferente, por lo que prefirió sacar a su hija del sistema escolar establecido.

“En el caso de mi hija, pude darme cuenta de cómo ella avanzaba de manera independiente y cómo a nuestro propio ritmo, pudimos salir adelante con nuestras propias metas establecidas, la escuela no estaba preparada para esto, y la manera en que lo manejaron no fue la ideal.  No pienso arriesgar otro año así, por lo que decidí inscribir a mi hija en un sistema completamente de educación en casa donde podemos elegir nuestro plan de estudios y lograr que recupere su nivel de educación sin sentir la incertidumbre que sentimos en esta experiencia pasada”.

POSITIVISMO

Algo que da un aire de esperanza y trae fuerza de cambio, es la apertura con la que los miembros de la Mesa Directiva escolar hablan sobre el enfoque a cuidar, para Wendy Sims-Moten, la prioridad de este nuevo modelo será asegurándose que estos planes para la educación a distancia estén basados en la equidad.

“El éxito de nuestros estudiantes es estar basados en la igualdad por que pudimos ver de manera más clara todo el desbalance que existe en la actualidad y que ésta pandemia puso al descubierto”, señaló Sims-Moten.

Por último, las autoridades indicaron que si la situación cambia, se harán los las modificaciones necesarias, por lo que las opciones se seguirán re-evaluando mensualmente en las reuniones distritales, pero la Superintendente Maldonado recomienda que los planes se tomen en cuenta al menos por semestre, para que los padres tengan una idea general al menos de lo que se hará desde agosto  hasta diciembre, y de enero a junio del 2021.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *