Lluvia crearon estragos nunca vistos en Santa Bárbara

Por Max Vásquez
redaccion@latinocc.com

Eran las 8 de la mañana del lunes cuando agencias del orden público y cuerpos de socorro del Condado de Ventura, anunciaron una conferencia de prensa para las 2 de la tarde, en respuesta a las torrenciales lluvias que caían en toda la zona, sin embargo en menos de 3 horas del anuncio, las aguas ya se hacían sus estragos.

Así es como antes del medio día 30 René García, Director Ejecutivo de la organización sin fines de lucro Arts Mentorship Program, quienes ofrecen clases de ballet y baile contemporáneo en sus estudios, en la esquina de las calles N. Salsipuedes y E. Cota, tuvo que él y su equipo evacuar de emergencia  las instalaciones.

El motivo, el agua crecía en su cause y se metía por los espacios entre las puertas y las paredes de una manera que él nunca había visto.

“Llegué como a las 11:30 y en menos de 20 minutos se empezó a desbordar el agua afuera del edificio, para el medio día ya se nos había metido. El agua me llegó hasta la rodilla, así que decidimos guardar computadoras y otro equipo, porque la duela de baile exterior ya había sido destrozada”, comparte García.

El Director señaló que  duela había sido construida en la pandemia para darle clases a los más de 200 estudiantes que atienden a sus instalaciones, y las perdidas sólo de esa duela fueron de unos $8 mil.

García indica que en luego de evacuar a su equipo decidió rescatar su auto, al cual el agua ya había empezado a meterse dentro de la cabina.

“Termine con los asientos bien mojados pero al menos no se me arruinó el motor, como les pasó a otros que estaban estacionados en la misma calle. Si me espero unos 10 minutos más, seguramente ahora no tendría auto”, indica García.

Y es que para las 12:30 una torrencial corriente había inundado toda la cuadra del parque Ortega, así como las canchas de fútbol y baseball de la Santa Barbara Junior High aledaña.

Alberto González, propietario del Restaurante Los Altos, situado sobre la calle Milpas, 

y también de la compañía de Taxis Riviera Cab, asegura que por suerte en su local no se metió el agua, pero asegura que estuvo conduciendo por la zona, ayudando a llevar pasajeros, observó como una de las tuberías del acueducto situado en la esquina de las calles Nopa y Cañón se había roto.

“Parece que estaba tapada y por eso se rompió, salía agua disparada como unos 20 pies, como si cuando un hidrante de agua se rompe, eso para mí es lo que causó las inundaciones de esa zona”, explica González.

Y es que García, recuerda que las lluvias que se hicieron presente en la ciudad de Santa Bárbara hace menos de un mes, ya habían tapado parte del sistema del alcantarillado público.

“Se veía que como no habían limpiado esos desagües y se acumuló el agua, no igual que ahora, pero se veía que no funcionaba bien, y eso es algo que la Alcaldía o los encargados hubieran arreglado para talvez así evitar lo que pasó esta semana”, explica García.

Por su parte, Aracely Villalpando, hija de Ismael “Mayo” Villalpando, propietario de “Taquería y Carnicería Mayos”, localizada sobre la zona norte de la calle De la Vina, indicó que tuvieron que cerrar luego del medio día porque se les inundó parte del local.

“No fue como en Milpas o en otros lugares, pero sí se nos metió el agua. Las autoridades dijeron que era mejor quedarse en casa y no conducir, por eso decidimos cerrar y esperar a que la lluvia parara”, comparte Aracely.

De acuerdo a la Alcaldía de Santa Bárbara a pesar de que las perdidas pueden llegar a varios millones y ser cuantiosas, esta vez no se reportaron víctimas como en los deslaves de Montecito de 2018.

Esto se debe en gran parte a que los Departamentos de Bomberos y de Emergencia del Alguacil del Condado de Santa Bárbara, fueron proactivos, así como que los residentes de Montecito esta vez sí acataron las ordenes de evacuación, y no cómo en el 2018 donde muchos las ignoraron, dejando una cifra de 32 personas muertas.

EN EL CONDADO DE VENTURA

Por su parte en el Condado de Ventura, el Río de Fillmore se salió de su vertiente y para las 3 de la tarde del lunes ya había inundado un gran tramo de la carretera 126, la cual conecta la 101 con la carretera interestatal 5 en Valencia.

Por s fuese poco, el Ventura RV and Beach Resort Park, un hotel para casas rodantes localizado a menos de un cuarto de milla de la intersección de la 101 y la carretera 33 que lleva a Ojai, para las 6 de la tarde estaba completamente inundado.

“Es muy triste ver todo lo que se destruyó. Toda esta semana trabajamos tan duro… pusimos barreras, hicimos canales para que en un caso tuviéramos mucha lluvia se desviara a un lado de las instalaciones… He estado acá 28 años y jamás había visto tanta agua desbordarse, a eso de las 5 p.m. pensé que sólo era una pequeña fuga y que no pasaría nada, pero en cuestión de minutos se nos vino muchísima agua de todos lados y destruyó todo”, dijo con la voz entrecortada al borde del llanto el propietario del lugar, Tom Staben.

Así, Staben aseguró que las perdidas Ventura RV and Beach Resort Park son millonarias.

La razón es que el Condado algunas zonas del Condado de Ventura tuvieron 18” pulgadas de lluvia, algo nunca antes visto en más de 100 años, tanto así que la hasta el verano la Presa de Ojai, estaba a menos de un 20% de su capacidad, pero para la tarde del lunes estaba inundada.

Imágenes del Departamento del Alguacil del Condado de Ventura mostraban como cientos de miles de galones de agua desbordaban a alta velocidad la presa, a pesar que los encargados la habían abierto en su totalidad para dejar pasar el agua.