Manteniendo a nuestr@s estudiantes seguros

Por Dr. César Morales
redaccion@latinocc.com

El tiroteo masivo que se cobró 21 vidas en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, es el último incidente de lo que se ha convertido en un hecho terriblemente común en nuestra nación.

Aquí en el condado de Ventura, los estudiantes, padres y empleados escolares están comprensiblemente asustados.

Como padre de una hija en nuestro sistema escolar público local, me identifico profundamente con esos temores, y como Superintendente de Escuelas del Condado de Ventura, garantizar que todos nuestros niños estén seguros en la escuela es mi máxima prioridad.

Si bien aplaudo la reciente aprobación de una nueva ley federal de control de armas,que ayudará a mantener las armas de fuego alejadas de las personas que probablemente representen una amenaza, podría haber ido mucho más lejos.

La ley es notable porque es la legislación de control de armas más importante aprobada por el Congreso en casi 30 años. 

Desafortunadamente, no toma medidas más significativas, como restringir la venta de armas de asalto, las cuales son las principales usadas en las masacres.

Irónicamente, en la misma semana en que se promulgó la ley, la Corte Suprema dictó un fallo que facilitará que cualquier persona porte un arma en público.

En ausencia de una acción federal más sustancial sobre la seguridad de las armas, los líderes estatales y locales, están buscando nuevas medidas para ayudar a prevenir tragedias en nuestras escuelas.

Los Legisladores estatales están considerando una legislación que fortalecería las verificaciones de antecedentes, así como prohibiría a las personas portar armas ocultas en lugares sensibles como las escuelas.

Otra legislación que se está considerando requeriría que las escuelas informen las amenazas de violencia con armas de fuego a las fuerzas del orden público, y brinden a los padres y madres de familia, información sobre el almacenamiento seguro de armas.

También hay un proyecto de ley propuesto, que permitiría a los ciudadanos demandar a los fabricantes y vendedores de armas prohibidas.

A nivel local, somos afortunados de que las escuelas, las fuerzas del orden público y las agencias gubernamentales, estén trabajando en colaboración en soluciones en un grado que no se ve en muchas otras partes del estado.

Como resultado de este enfoque cooperativo, hemos abierto centros de bienestar para estudiantes en muchas escuelas secundarias locales, y habrá más en secundarias y escuelas intermedias en todo el condado de Ventura.

Estos centros brindan apoyo emocional y asesoramiento sobre salud mental para ayudar a l@s alumn@s a lidiar con el estrés, la ansiedad y los conflictos antes de que las cosas se salgan de control.

Los centros de bienestar son parte de un esfuerzo más grande para crear una cultura escolar, que les permita a los estudiantes saber que hay adultos a los que pueden acudir en busca de apoyo. 

Las escuelas también están capacitando a los miembros del personal para que reconozcan y respondan a las señales de advertencia, de que un estudiante podría estar considerando un acto de violencia.

Para l@s alumn@s que pueden representar un riesgo para la seguridad, la Oficina de Educación del Condado de Ventura ofrece una variedad de programas de educación alternativa, los cuales brindan entornos de aprendizaje más personalizados y estructurados con un amplio apoyo para la salud mental.

Todas las escuelas tienen planes integrales de seguridad y muchas van más allá al hacer que sus terrenos y edificios sean más seguros.

Esto puede incluir limitar los puntos de entrada, agregar cercas y hacer que las puertas de las aulas se puedan cerrar fácilmente desde el interior.

Y si bien los simulacros de tiradores activos se han vuelto comunes en las escuelas, existe una conciencia creciente de que deben realizarse con extrema sensibilidad, para que no terminen traumatizando a l@s mism@s alumn@s que deben proteger.

También es importante que los estudiantes sepan que deben hablar cuando se enteran de una amenaza potencial: si ve algo, dígalo.

Todos los distritos escolares del condado de Ventura participan en un programa llamado WeTip que permite a cualquier persona denunciar una amenaza de forma anónima en www.WeTip.com o llamando al 800-782-7463.

Todos los informes se dirigen a los funcionarios escolares correspondientes que pueden notificar a las fuerzas del orden público locales según sea necesario. Las pistas que ayuden a conducir a una condena son elegibles para una recompensa de hasta $1,000.

Se ha dicho muchas veces antes, pero vale la pena repetirlo: nadie debería preocuparse por la seguridad de sus hijos cuando van a la escuela.

Todos nosotros en educación estamos trabajando para apoyar a los estudiantes, identificar amenazas y mejorar la seguridad para garantizar que las escuelas sean lugares seguros para aprender y crecer.