La “cruda” tragedia de Refugio Beach

Un total de 104 mil galones de crudo o petróleo, equivalentes a 500 barriles fueron derramados en el sector que se conoce cómo “Las Galapagos del Norte”./MICHAEL BREWER
Un total de 104 mil galones de crudo o petróleo, equivalentes a 500 barriles fueron derramados en el sector que se conoce cómo “Las Galapagos del Norte”./MICHAEL BREWER

Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

Después de 46 años sin ningún derrame de petróleo que lamentar, lo peor ocurrió nuevamente la semana pasada cuando una tubería de la controversial compañía Plains All American Pipeline se rompió, dejando a su paso daños ecológicos que pudieron haber sido evitados.

De acuerdo a Dave Davis, Presidente del Community Enviromental Council, una organización dedicada a la protección del medio ambiente, es una pena que se haya dado este desastre, sobre todo teniendo en cuenta los esfuerzos del estado y de entidades por que no se den este tipo de incidentes.

“Estamos aún en shock (por lo sucedido), esto debe ser un catalizador y una gran llamada de atención que nos enseña una vez más que ninguna tubería de crudo es lo suficientemente segura, y nos debería llevar a movernos de una ve por todas del petróleo a otras energías alternativas más seguras”, indicó Davis.

LOS HECHOS

El lunes 18 de mayo de 8 de la mañana a 3 de la tarde una tubería madre de 24 pulgadas de diámetro que, según la Plains All American (PAAP, por sus siglas en inglés), traslada un promedio de 2,200 galones por hora se rompió por cinco horas en un sector cerca de la playa Refugio, al lado este de la carretera 101.

En el lugar, el crudo iba empozándose minuto a minuto sin parar hasta que se creo una pequeña laguneta compuesta por 104 mil galones, que debido al pesor del grueso líquido, se corrió hasta una tubería aledaña, que sirve como drenaje para el exceso de lluvia de los cerros aledaños.

De ahí, el petróleo derramado equivalente a 500 barriles, empezó a deslizarse por unos 100 metros en  la tubería que pasa debajo de la carretera, hasta llegar a las costas de la playa y del Parque Estatal El Refugio.

Las escenas posteriores fueron devastadoras e instantáneas: una capa gruesa se apoderó de 9 millas a lo ancho de esa zona costera, así como de la vida acuática y submarina de ésta.

“Es una vergüenza que esto haya pasado, sobre todo porque no podría haber peor lugar para darse un desastre de petróleo, esta zona es única en el Mundo”.

ESPECIES ÚNICAS EN EL MUNDO

De acuerdo a la Agencia de Estudios Marítimos Internacionales con sede en Francia, la zona de Refugio Beach es parte de un ecotone mediterráneo, el cual contiene 150 diferentes especies de animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar del Mundo./MICHAEL BREWER
De acuerdo a la Agencia de Estudios Marítimos Internacionales con sede en Francia, la zona de Refugio Beach es parte de un ecotone mediterráneo, el cual contiene 150 diferentes especies de animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar del Mundo./MICHAEL BREWER

En los círculos científicos y ecológicos las Channels Islands y su entorno, incluyendo Refugio Beach son llamadas las “Galapagos del Norte”, ya que al igual que el imponente y majestuoso archipiélago ecuatoriano, son el hogar de especies insólitas y únicas en el mundo.

De acuerdo a la Agencia de Estudios Marítimos Internacionales con sede en Francia, la zona de Refugio Beach es parte de un ecotone mediterráneo, el cual contiene 150 diferentes especies de animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar del Mundo.

“Sólo existen 5 ecotones de mar en el Mundo y uno de e-llos es el de Refugio Beach, por lo que este es el peor lugar en todo Estados Unidos para que se haya dado un derrame de petróleo”, indicó Davis.

Los ecotones son el lugar de transición donde dos ecosistemas completamente distintos, incluyendo sus especies se juntan, y en algunas ocasiones producen un tercero, a su vez distinto y único, tal y como sucede en la zona del Refugio Beach.

Y es que debido a la colocación geográfica del archipiélago de las Chanel Islands, hace que las corrientes de aguas cálidas provenientes del Trópico de Cáncer (Sur y Centroamérica) se junten con las que bajan del Polo Norte.

Este fenómeno es lo que causa el ecotone de Las Channel Islands, caracterizado por producir el agua más tibia del estado por lo que de ahí su nombre de ecotone mediterráneo.

Además, la zona es el hogar de un bosque marino de kelp, un tipo de alga que a su vez es el hábitat de unas 800 especies de peces, invertebrados como camarones, langostas, pulpos y cangrejos, así como otros organismos más pequeños y microscópicos que son la piedra angular de la dieta de crustáceos y especies más grandes.

Al mismo tiempo, es el hogar de leones marinos, gaviotas, y por donde en esta época del año pasan unas 19 mil ballenas grises, a escasos 100 metros de la orilla del mar, en su trayecto hacia el Norte para aparearse.

“Ojalá que ahora el gobierno del estado y federal por fin pongan un alto a compañías como estas, y les den un castigo ejemplar”, indicó Davis quien indicó que aunque los daños verdaderos se conocerán en varios meses y que posiblemente tengan efectos permanentes.

El científico indicó que el petróleo podría distorsionar el ecosistema local y amenazar con destruir para siempre algunas especies.

“Hoy no sabemos con certeza las consecuencias del derrame, pero podría ser el caso que algunos organismos microscópicos desaparecieran, ya que el petróleo por su composición química y toxicidad es mortal para muchas especies”, indicó por su parte Bob Miller, experto biólogo marino de la UCSB.

Y es que el petróleo afecta primordialmente los aparatos reproductores de los animales afectados, por lo que Miller indica que casi con seguridad en el futuro la cantidad de ejemplares de todas las especies en contacto con el crudo, disminuirá considerablemente.

Hasta el día de la publicación de este artículo, según la Agencia de Protección de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, un león marino, un delfín y tres pelícanos habrían muerto a consecuencia del derrame, mientras siete pelícanos, tres leones marinos más y un elefante marino se encuentran en rehabilitación.

UNA HISTORIA SUCIA…PORTADA-052715-WEB02

Para Davis y el Supervisor del Primer Distrito del Condado de SB, Salud Carbajal, la Plains All American Pipeline debe de ser castigada y parar sus operaciones en el condado hasta que presente pruebas concretas de mejorar su infraestructuras.

“Es una compañía que ha violado año con año las leyes estatales de seguridad que rigen a este tipo de empresas, por eso esperamos que las autoridades federales hagan algo al respecto y evitar que otra desgracia vuelva a ocurrir”, indicó el Supervisor.

Según datos del gobierno la compañía con sede en Houston, Texas, está entre las peores cinco violadoras de leyes de cualquier tipo en todo el país, así desde el 2006 acumulan 176 infracciones de seguridad y mantenimiento produciendo daños millonarios en todo Estados Unidos.

Por su parte, Patrick Hodgin Sr., director de seguridad de la PAAP, enfatizó esta semana que su compañía pagará todos los gastos de limpieza y relacionados con el derrame.

De acuerdo a la Administración de Seguridad de Drenajes y Materiales Inflamables la controversial compañía, durante estos últimos 9 años, ha producido $24 millones en daños a la propiedad privada y pública a consecuencia de 16 mil barriles derramados en dos diferentes incidentes.

Por si fuese poco en el 2009 fueron multados con $115,600 y en el 2013 con $103,400.

También y según datos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), la PAAP que es dueña de 17 mil millas de red de tuberías en todo Estados Unidos, violó otras 10 veces leyes de protección al medio ambiente entre el 2003 y el 2007, cuando 273,400 galones de crudo fueron desechados en ríos y costas de estados como Louisiana, Texas, Oklahoma y Kansas.

Según la EPA, como resultado de esto en el 2010 la PAAP pagó $3.25 millones en multas, así como se comprometió a renovar 10,420 millas de sus tuberías a un coste de más de $41 millones.

Irónicamente, la compañía en rueda de prensa dos días después del incidente aseguró que la cantidad derramada en Refugio Beach era sólo de 101,400 galones, y no los 105,000 que las autoridades reportaron al principio.

Para Davis, que la corporación siga operando en el país y sobre todo en California es algo patético.

“Está comprobado que son una compañía irresponsable, que no les importa el medio ambiente, sólo el dinero, y que el gobierno no los haya clausurado es algo muy triste y que debe cambiar”, indicó Davis.

SIN REGULACIONES

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al mismo tiempo, la empresa es la única en todo el país que no está equipada con válvulas electrónicas automáticas de seguridad en todo el país.

“Históricamente han violado ley tras ley, si hubiesen tenido esa tecnología muy probablemente ahora no estaríamos lamentándonos de esta tragedia ambiental”, indicó Davis.

Según expertos de distintas entidades y universidades, si el sistema de tuberías hubiese estado equipado con dichas válvulas, el derrame se hubiese limitado a un par de barriles como máximo, ya que el sistema de seguridad hubiese cerrado las válvulas al momento que los censores reportaran la fuga.

Cuando se dio el hecho, la PAAP asegura que las tuberías estaban trabajando bajo su límite y sólo transportaban 1,300 barriles por hora, y no los 2,200 que generalmente acarrean.

Asimismo y en rueda de prensa, los dirigentes se defendieron de las críticas de no contar con esa tecnología de seguridad, asegurando que “es mejor y más seguro tener a un operador monitoreando las tuberías a larga distancia, porque además se les da un estricto mantenimiento (a las tuberías)”.

“A esta empresa no se le puede permitir tener una actitud tan cínica como está y decir que han hecho todo bien, cuando ellos son los únicos en su industria que no han adoptado medidas para hacer su producción más segura”, indicó el Supervisor Carbajal.

La razón por la que la PAAP cuenta con estándares de seguridad tan precarios es debido a que no es regida por el Condado de SB, ni por el estado de California, el cual es reconocido por ser de los más estrictos en asuntos ambientales.

A finales de la década de los años 80, la compañía de Houston demandó al condado de SB por tratar de imponerles códigos muy rigurosos, la batalla la llevaron hasta un tribunal de la Corte Suprema, donde pedían que fuese el gobierno federal quien les controlara.

El juez a cargo les dio la razón, estipulando que la zona de operaciones de la controversial entidad es una zona interestatal, por lo que las regulaciones deben de venir del gobierno federal.

“Ellos como una corporación millonaria, jugaron sucio usando lobby político (presión política a cambio de favores) en Washington. No es un secreto que las empresas petroleras son las más poderosas e influyentes en el mundo y en cualquier gobierno, y eso fue lo que pasó acá”, indica Davis.

Por su parte Carbajal, quien tiene un récord de luchar por el medio ambiente en su carrera y que el próximo año correrá por el puesto de Congresista federal, afirma que de ser electo, luchará por crear y aprobar leyes más estrictas que detengan operaciones de empresas como la PAAP.

“La verdad es que está compañía, si hubiese estado supervisada por las leyes locales sus tuberías hubiesen cumplido con los estándares de seguridad más estrictos, o no hubiese estado operando. Pero una vez más nos damos cuenta que tan corruptas pueden ser”, indicó el aún Supervisor.

Tanto para Davis como para el funcionario, la solución está en que el gobernador Jerry Brown, quien declaró la semana pasada estado de emergencia y ayuda logística para la zona, cree una moratoria que detenga las operaciones de la PAAP en California.

Al mismo tiempo, Davis aseguró que si el derrame de Refugio Beach se hubiese dado antes de las elecciones del año pasado, cuando se puso a referéndum público e las elecciones del año pasado “Medida P”, casi con seguridad hubiese sido aprobada.

“La comunidad se hubiese dado cuenta que era necesaria para regular a todas estas empresas y no permitirles que vinieran a seguir explotando y dañando nuestro medio ambiente”, indicó.

Por último Davis dijo que la solución está en dejar de una vez por todas la dependencia del petróleo.

“Esperemos que esto nos sirva de enseñanza y movernos a energías alternativas (solar, de viento, del océano o de las olas y geotérmica), ya que tenemos la tecnología y la infraestructura para desarrollarlas a gran escala, el único problema será el de siempre: la oposición y mentiras que crean las empresas petroleros sobre los nuevos recursos”, indicó Davis.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *