Conclusión: no nos quieren

Carlos Hernández es el editor de El Latino y un periodista con una amplia experiencia en periodismo. Ha sido corresponsal internacional en Atlanta, Nueva York y California de agencias de noticias como EFE de España y la Associated Press./EL LATINO
Carlos Hernández es el editor de El Latino y un periodista con una amplia experiencia en periodismo. Ha sido corresponsal internacional en Atlanta, Nueva York y California de agencias de noticias como EFE de España y la Associated Press./EL LATINO

editor@latinocc.com

Diga lo que se diga en este país aún no existe mucha tolerancia para con los inmigrantes, como quedó marcado en el último revés que vio esta comunidad la semana pasada.

Lamentablemente los jueces de la Corte Suprema no quisieron respaldar al Presidente Barack Obama y su intención de sacar de las sombras a más de 5 millones de personas con los programas del DAPA y la extensión del DACA (DACA+)

La decisión que terminó en un voto de empate, 4-4, es un fiel reflejo del ambiente que se vive a nivel nacional: que los inmigrantes indocumentados, a pesar de todo su aporte a la economía se les sigue viendo como personas de segunda categoría.

Por si no tenemos suficiente con el payaso de Donald Trump y sus seguidores que continúan a diario burlándose y creando más odio contra los inmigrantes latinos, ahora una entidad judicial que a primera vista, y con la muerte de uno de sus jueces más extremistas, Anthony Scalia, se pintaba votaría a favor del DAPA y el “DACA +”.

Eso no llegó, por el contrario esa decisión, cabe mencionar muy a lo Poncio Pilatos, dejó las cosas como estaban, ya que el empate dejó en vigor el falló de bloqueo a ambos programas de un Tribunal Federal menor de Texas.

Ahora sólo falta esperar a que por fin los demócratas hagan algo, eso sí necesitarán la ayuda de algunos republicanos para que se de una Reforma amplia y justa, porque el “DACA +” y el  DAPA, en mi opinión, pasaran al olvido como sucedió con el Dream Act.

Eso sí, la única esperanza a corto plazo sería que ante la negativa de los jueces de la Corte Suprema, salga otro programa como pasó con el DACA, el cual fue la solución del Presidente Obama cuando se bloqueó el Dream Act.

Lo anterior, talvez son conjeturas muy propias de mi punto de vista y de querer pensar que no todo está perdido, sin embargo ante la ola anti-inmigrante que vivimos a diario en todos los rincones y en todos los niveles socio-económicos de este gran país, un alivio migratorio para millones de personas talvez está más lejos que nunca.

En año de elecciones, el tiempo prácticamente se terminó para algún programa que cambie la vida y el destino los indocumentados, ya que el Congreso y el Senado tienen su mente puesta en otros objetivos, principalmente para no “ofender” con su apoyo a los cientos de miles que están en contra de los inmigrantes.

Ojala esto, amigos lectores nos sirva para abrir los ojos y apoyar a quienes de verdad valoran el gran aporte que hace la comunidad latina en Estados Unidos en las elecciones de noviembre próximo.

Que los republicanos, como ya lo está haciendo el patético de Trump, cuando les estén “endulzando” el oído ofreciéndole y diciéndole todo lo que usted desea escuchar, usted se acuerde de todos los desplantes que le han hecho y el claro mensaje que si por ellos fuese, en esta sociedad sólo hubiera gente blanca y nunca latinos. ν

Envié sus cartas al Editor por medio de un correo electrónico a,
editor@latinocc.com o por correo normal al 27 W. Anapamu St, Suite 396, Santa Barbara, 93101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *