Raúl Gil y su Zarape muy mexicano 

Por Consuelo Martínez
cmartinez@latinocc.com

Raúl Gil es un tenaz, entusiasta y versátil zacatecano, muy querido y reconocido en la comunidad de Santa Bárbara, propietario del restaurante “El Zarape,” quien  además trabaja para una compañía de sistemas de informática y está envuelto en múltiples proyectos públicos.

El empresario cuenta que desde que llegó en 1973 a la edad de 13 años se puso a trabajar, siguiendo el ejemplo de su esforzado padre, quien fuera un bracero en la década de 1960 y quien posteriormente lo trajó a este país.

Así, nuestro carismático entrevistado comenzó repartiendo periódicos para el Santa Bárbara News Press, desde donde comenzó a sobresalir ya que resultó elegido repartidor del año.

“A los 17 años nos fuimos a Europa junto con otros repartidores del año de otros condados y otros estados. Nos reunimos en Nueva York y de ahí nos fuimos a Yugoslavia, Austria y todavía sigue siendo uno de mis recuerdos favoritos”, recuerda con su contagiosa sonrisa.

Esto lo llevó al área del periodismo y a  a carrera de contabilidad. Completó sus estudios pasando por el SBCC y Calpoly en San Luis Obispo donde sacó su Licenciatura en Administración de Empresas y continuó en el periódico donde laboró casi tres décadas.

“Tuve 13 puestos diferentes en el SB News Press, empezando, como dije como repartidor, después en contabilidad, periodismo, también dirigiendo el periódico Nuevo Tiempo y por último a cargo del Departamento de Sistemas e Internet”.

PER-PERFIL-070616-3-W

Raúl Gil es el carismático propietario del Restaurante el Zarape, quien divide esa labor con su puesto ejecutivo en una compañía de servicios informáticos./FOTOS: CLARA  MARTINEZ

SU “APUESTA” POR LA COMIDA

En el 2000, con un colega, socio y amigo (Jesús Méndez), tuvieron la oportunidad y la visión de convertir un decadente restaurante de hamburguesas situado “en el lugar equivocado” en un restaurante de comida mexicana, bautizándolo como “El Zarape.”

El negocio está en pleno corazón de la calle San Andrés o en “el México chico” como simpáticamente le llaman a esta area del Westside por su característico ambiente.

“Compramos el local y pronto nos dimos cuenta de que realmente es aquí una comunidad muy mexicana y que necesitaba un poco más de comida que estuviera muy exquisita, muy cotidiana, al estilo de México, y aunque había otros restaurantes, pensamos en ese momento había espacio para uno más y aquí nos acomodamos”, explica el propietario desde su cálido local donde predominan los tonos amarillos y se sirve la mejor birria original de chivo, “de res para los escépticos” y otras especialidades como carnitas, alambres o caldo de res con tortillas hechas a mano.

Eventualmente, continuó solo administrando “El Zarape” y actualmente unas 12 personas laboran allí y está abierto todos los días de 6:30 a.m a 10:00 p.m.

Raúl agradece mucho a uno de sus hermanos y cuñada por haberlo encarrilado en este rubro; ya que ambos son propietarios de la conocida cadena de restaurantes “El Sitio”, que es también el nombre del lugar de nacimiento de Raúl y sus hermanos en Zacatecas, México.  Una gran familia de 7 mujeres y 5 hombres, “todos nacidos allí, excepto el último”, detalla con naturalidad el multifacético líder.

“El Sitio es un pueblo muy pequeño, un pueblo de campesinos y a mí me tocaba también sembrar las milpas; pues crecimos en ese ambiente pero siempre con las ganas de superarnos, con las ganas de tener una vida mejor”, repasa con humildad y orgullo, Raúl, quien conoció a su esposa Rosa María en SB y juntos tienen un hijo de 28 y una hija de 26 años.

PER-PERFIL-070616-1-WPara el incansable empresario, ese sentido de responsabilidad que lo caracteriza lo trae desde su niñez.

“Mi papá siempre influyó mucho en nosotros, lo que es solamente trabajo, trabajo, trabajo y hacerlo honradamente”, recalca Raúl quien con sus padres y hermanos vivieron en la Calle Salinas y cuya madre hoy padece de Alzheimer muy avanzado, por lo que todos se turnan para cuidarla las 24 horas del día, pues continúan unidos en las buenas y en las malas.

En su otra faceta, Raúl, trabaja tiempo completo en la parte administrativa de una compañía internacional llamada Yardi Systems; lo que disfruta mucho, ya que él siente que el liderazgo, administración y organización son sus mejores atributos.

Los mismos atributos que pone al servicio de la comunidad porque le encanta ayudar y contribuir especialmente en las áreas deportivas, académicas y artísticas en eventos locales, como patrocinador o ya sea surtiendo con comida, lo que le ha llevado a ser reconocido en numerosas ocasiones por distintas autoridades y organizaciones.

Porque él es de espíritu alegre y aunque asegura que ni canta ni baila, goza con un concierto de música, en especial de “Marco Antonio Solis”, “Maná” o música de tríos; además es un apasionado del básquetbol con sus hijos y de las buenas películas.

“Me gusta mucho el cine mexicano y tenemos un proyecto en el teatro Granada llamado ‘Cine en Domingo’ que será lanzado muy próximamente”, adelanta animado el siempre sonriente y cordial dueño de “El Zarape” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *