Los Rams derribaron a los Bucaneros

Por Redacción
redaccion@latinocc.com

En un partido emocionante y lleno de drama que tuvo una demora de más de 1 hora, los Rams de Los Ángeles vencieron 37 a 32 a los Bucaneros de Tampa en la tercera fecha de la temporada.

Para los Rams, ahora con récord de 2-1, la victoria significo soltar toda su furia, como animal que había sido maniatado en los primeros dos juegos en donde no habían marcado ni un solo touchdown o anotación de 6 puntos.

Sin embargo, esto cambio gracias a un pase de 44 yardas del mariscal de campo, Case Keenum, quien conectó con Brian Quick.

El corredor entró como cuchillo en mantequilla, por el centro sin encontrar oposición alguna.

Keenum terminó con 14 pases completados de 25 intentos y 190 yardas, dio otro pase más, así como también fue interceptado en el segundo cuarto, cuando el marcador iba 13-20 a favor de los Bucaneros.

La anotación de Quick resultó histórica, ya que esta fue la primera anotación de los Carneros desde 1994, como equipo de Los Angeles.

Así los dirigidos por Steve Fisher, iniciaron ganando con un gol de campo anotado en menos de 5 minutos del inicio, los Bucaneros respondieron inmediatamente con una anotación de 26 yardas que su mariscal, J. Winston

El partido tuvo morbó ya que ahí se enfretaban dos jugadores mexicanos, por los Rams el recibidor abierto, Bradley Márquez y por parte de los Bucaneros, el pateador Miguel Aguayo.

El partido se les puso complicado a los Rams luego que Keenam fuese interceptado cuando faltaban 8:55 minutos.

Era el tercer intento con cuatro yardas para avanzar desde la yarda 27 de los Rams, cuando Kwon Alexander leyó el trayecto del ovoide y de las intenciones de Keenam, para anotar 6 puntos.

Luego, vendría el falló de Aguayo al no poder anotar el gol de campo desde las 20 yardas, era sólo el inicio de los muchos errores que los Bucaneros harían en la cálida tarde de Tampa.

Con el apoyo ensordecedor del público lo que iniciaba bien se complicaba para el equipo angelino, ya que en el primer y segundo cuarto, los Bucaneros descargaron toda su artillería anotando 2 goles de campo y 2 touchdowns seguidos.

A tan sólo 6:04 minutos de llegar al medio tiempo, los Bucaneros pondrían el marcador 20 a 10 con anotación de 7 yardas en su primer intento de jugada.

Los Carneros se vieron domados y presenciaban que su buen inició de partido, se podría convertir en otra pesadilla como la del primer encuentro, cuando fueron vapuleados por los 49ers.

Sin embargo, ahí es cuando Los Rams mostraron su casta e instinto, faltando sólo 2:30 minutos para terminar el segundo cuarto, un ex Bucanero, Mark Barren interceptó increíblemente en el aire y de rebote, la perdida del ovoide en la yarda 25, provocada por un  perfecto tacleo de su compañero Jarmaine Johnson.

Con sólo 0:25 segundos para legar a la mitad del encuentro el running back, T. Gurley, se “revolvió” 1 yarda en la misma línea de anotación para marcar su segundo touchdown, el marcador aún seguía 20 – 17 a favor de los Bucaneros.

Para el tercer cuarto el encuentro fue muy disputado, predominando las defensas y las jugadas preparadas.

dep-rams-092716-2wPero no fue hasta cuando faltaban 4 minutos para terminar el tercer cuarto, cuando Keenum conectó otro pase desde la yarda 22 con Fradley.

Con esto los Rams ganaron confianza, el marcador ya estaba 24 – 20 a su favor, lo que se tradujo en la confianza que marcó al equipo en el último cuarto.

El mexicano Aguayo, no las tuvo consiguió en el partido, puesto con 4:46 en el tercer cuarto, pudo acortar distancias con un gol de campo de 43 yardas, sin embargo el ovoide se le fue a la izquierda de la meta de los Rams.

Fue su segundo gol fallado en el encuentro.

Con el momentum a su favor los de Fisher aprovecharon una pérdida de balón del running back, MTHEW @OIJE,  que recogió Ethan Westbrooks Benny Cunningham para correr 77 yardas por el flanco izquierdo y así aumentar la ventaja a 31- 20.

El partido cobraba emoción, cuando Winston condujo una ofensiva faltando 4 minutos, donde el esquinero Cameron Brite atrapara un pase de 1 yarda y poner el marcador 31-26.

Ahí los Bucaneros no quisieron hacer el gol de campo, sin embargo volvieron a fallar otra conversión de 2 puntos, como pasó en el primer cuarto.

Keenam respondió, y seis jugadas después guió a su “manada” a otro touchdown de 43 yardas anotado por Tavon Austin, sin embargo, para que el gane no se sufriera los de Los Angeles, en su intento de poner una diferencia amplia fallaron la conversión de 2 puntos.

Acto seguido, Winston conecta un pase de 7 yardas con el recibidor Mike Evans, y con el reloj ya casi sobre los 2 minutos de warning o finales.

Luego llegaría la tormenta, la ansiosa espera y un final de película cuando a menos de 8 yardas para anotar con el reloj parado en 0:00 Winston es interceptado luego de no correr ni de pasar el ovoide, lo que les hubiera dado el gane.

El próximo partido de los Rams es el domingo 2 de octubre a la 1:05 p.m. cuando viajen a Arizona a enfrentar a los Cardenales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *