Llegaron los primeros bebes del 2017

Por Consuelo Martínez
cmartinez@latinocc.com

Wilhelmina Montgomery se adjudicó el título de “Primer bebé del 2017 de Santa Bárbara”, cuando la pequeñita hizo esperar a sus padres más de la cuenta; pero, al parecer su propósito era ganar esta imprevista carrera

Así, con un coqueto moño de cinta roja en la cabeza y a sólo unas horas de nacida, Wilhelmina, dormía plácidamente en brazos de su madre Carolina, quien lucía como si nada, radiante y feliz, al igual que su esposo Hugh, el flamante padre.

“La fecha prevista para el nacimiento era el 25 de diciembre y desde entonces estuvimos esperando y esperando,  hasta que ella decidió hacer su entrada de una manera triunfal”, ríe con ganas Carolina, diseñadora de interiores de profesión y quien contó que se le antojaban duraznos mientras la esperaba.

La saludable niña, a quien quizás llamen sólo “Wilhel” en su vida diaria, nació a las 4:01 de la madrugada del 1 de enero en Santa Barbara Cottage Hospital, pesando 7.11 libras y midiendo 20.5 pulgadas

“Es muy emocionante, todo lo que pedíamos era que fuera sanita. Ha sido una experiencia formidable. Es lindo tener una niña hermosa y sana. No hay palabras que lo puedan explicar”, dijo con contagioso entusiasmo Hugh, quien trabaja en la compañía de bomberos de esta ciudad.

La simpática joven pareja de padres primerizos, compartió además, que estuvieron comprometidos por 3 años, que se casaron en el 2016  “y ésta es una gran manera de empezar este nuevo año.”

PRIMER BEBE LATINO EN SANTA BARBARA

Por su parte, Diego Chávez fue el primer bebé latino en el Condado de Santa Bárbara, un saludable y pacífico varoncito, quien llegó a este mundo con bombos y platillos, rodeado del cariño de una familia unida y amorosa.

Pesando 6.14 libras y con 19 pulgadas, el pequeño Diego es el segundo hijo del matrimonio conformado por Jéssica de Chávez de 25 años y Daniel Chávez de 27, ya que tienen otro niño de 2 años llamado Alejandro.

El primogénito jugaba inocente dentro de la habitación número 9 de maternidad en el Cottage Hospital, donde también estaban sus dos abuelas y otros familiares.

Por su parte, luciendo muy lozana y relajada, la joven madre dijo estar sorprendida que su bebé haya sido el primer latino del 2017.

“Siento una gran emoción y felicidad, no puedo explicarlo pero es algo bonito. No pensé que sería el primer bebé del año, pero era mi fecha exacta para aliviarme.”

Así, Jessica detalló que la misma noche de año nuevo, “con su pancita y todo,” estuvieron con su esposo en la boda de unos amigos en Carrillo Recreational Center donde ella fue una acompañante de la novia y él, del novio.

“Estuve con algunos síntomas durante todo el día. Empecé a las 3 de la madrugada del día primero con contracciones, llegamos al hospital, aquí a las 4:00  y nació a las 5:51 de la mañana”, resume con naturalidad la valiente madre, hija única, nacida en Guadalajara y que la trajeron a los 4 años a este país.

En tanto se ríe recordando cuando se le antojaban “las McChicken” de McDonald durante la dulce espera. 

Visiblemente contento, Daniel, perteneciente a una familia de 4 hermanos, nacido y criado en esta ciudad y quien trabaja como mecánico, señaló lo orgulloso que estaba.

“Estoy muy orgulloso de mi esposa y de mi hijo. Gracias a Dios está sano y hermoso.” Y acotó que aunque ya tiene la experiencia de como ser padre “es algo que siempre se sigue aprendiendo”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *