California marcando la línea

Mientras que la administración de Trump en Washington DC está atacando a nuestras comunidades de inmigrantes, el gobierno estatal de California se opone a sus planes y niega participar en su máquina de deportación.

Este mes, el Senado de California votó para aprobar SB54, que nos haría un estado santuario para los inmigrantes. SB54, la Ley de Valores de California, prohibiría la colaboración entre la migra y las escuelas públicas, bibliotecas, tribunales y hospitales de California, y evitaría que los agentes federales de ICE utilicen los recursos, el personal y datos de los Sheriffs y policías locales.

Si esta propuesta de ley es aprobada por la Asamblea de California y es firmado por el Gobernador, enviará un mensaje a las comunidades inmigrantes de California que somos bienvenidos aquí, y que los líderes de California están con nosotros, no con Trump.

Nuestros líderes estatales están mostrando valor frente a las amenazas de Trump de recortar fondos a estados y ciudades que no le ayudan a deportar inmigrantes.

No podemos ser intimidados ante las amenazas vacías de Trump de castigar a nuestras comunidades, lo más probable es que serán bloqueadas por la corte.

La Asociación de Sheriffs de California está tratando de asustar a los legisladores de California diciendo que una póliza de estado del santuario aumentará los crímenes.

Están promoviendo la falsa retórica de Trump pintando a los inmigrantes como asesinos y violadores, a pesar de que cada estudio muestra que los inmigrantes son menos propensos a cometer crímenes que los ciudadanos nacidos en Estados Unidos.

De hecho, un estudio publicado en enero por el Centro para el Progreso Americano encontró que las ciudades y condados santuarios  tenían menores tasas de delincuencia.

Eso es porque cuando la policía local no está involucrada con la ICE, genera confianza entre la comunidad de inmigrantes y la policía.

Cuando algún inmigrante de nuestra comunidad hace algo malo, claro tiene que tomar responsabilidad por sus acciones.

Pero al igual que cualquier otra persona, una vez que cumplan su tiempo, deben tener la oportunidad de regresar a su familia y comunidad y recuperar su vida en el camino correcto, no pasar a ICE para una sentencia perpetua de exilio y deportación.

Sin embargo, debido a las preocupaciones de la Asociación de Sheriffs, el Presidente del Senado Kevin De Leon hico un cambio a  SB54, permitiendo que las agencias de policías de California notifiquen a las autoridades de a migra sobre individuos que han sido condenados por felonías graves o violentos.

Ahora la decisión está en manos de la Asamblea Estatal de California, que votará pronto. Con nuestros representantes enfrentados a la presión de las fuerzas anti-inmigrantes y su falsa retórica del miedo y el odio, tenemos que responder.

Por favor, diga a nuestros miembros de la Asamblea que voten con nuestras comunidades de inmigrantes, no con Trump.

Uno de cada diez residentes de los condados de Ventura y Santa Barbara es indocumentado. Desde la elección, demasiados de nuestros miembros de la comunidad han tenido miedo de presentarse a citas médicas, completar el papeleo, reportar crímenes y recoger a sus hijos de la escuela.

Debemos establecer una línea clara entre nuestro gobierno local aquí en California y el gobierno de Trump en Washington DC. Pasar la Ley de Valores de California es el paso más grande que podemos tomar para dibujar esa línea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *