Ciencia

¿Nos moriremos todos?

Por Javier Rivera
jrivera@sbnature2.org

Sí, todos nos vamos a morir… algún día.

En los últimos días, hemos estado escuchando un montón de noticias alarmantes que el Ébola ya invadió los Estado Unidos, que el Ébola mata a todas sus víctimas y que todos nos vamos a morir.

Hasta el momento no existe cura contra esta terrible enfermedad aunque no todas las víctimas fallecen./ARCHIVO
Hasta el momento no existe cura contra esta terrible enfermedad aunque no todas las víctimas fallecen./ARCHIVO

La verdad es que es la cantidad de gente en este país que contraerá el Ébola es muy, muy, muy, muy, muy, pero muy pequeña, y más pequeña es aún la posibilidad que se mueran por esa enfermedad.

El Ébola es una enfermedad que al principio se parece al resultado de echarse un coctel de camarón ya pasadito: dolores de cuerpo y de cabeza, vómitos y diarrea.

Pero “lo bueno”, más bien lo malo, viene después cuando el virus ataca el hígado y los riñones y la víctima sufre sangrados tanto externos como internos.

Hasta el momento no existe cura contra esta terrible enfermedad aunque no todas las víctimas fallecen.

Si el paciente recibe cuidados intensivos y tiene más o menos buena salud, se puede recuperar.

Y allí está el problema. La gente que más está sufriendo por esta enfermedad vive en países poco desarrollados, con servicios médicos precarios y a veces con costumbres poco higiénicas, que no sólo evitan la recuperación, sino que promueven más el contagio.

Si a esto le agregamos que las compañías farmacéuticas han hecho muy poco por encontrar una vacuna, porque no les conviene, monetariamente hablando, pues… estamos amolados.

Es cierto que la enfermedad es terrible y que más de 4 mil personas han muerto de Ébola en África hasta ahora, pero es falso que todos estamos en riesgo de contraer Ébola.

Muchos noticieros anuncian noticias alarmantes para que la gente los escuche o lea y así poder atraer más público.

Así que por favor no la hagan caso a esos que dicen que “todos nos vamos a morir”.

El Ébola se transmite de una persona a otra mediante el contacto directo con los fluidos corporales del enfermo.

Es decir, si usted toca la orina, la sangre, el excremento o los vómitos de un enfermo y luego accidentalmente se toca sus ojos, su boca, o se mete un dedo a la nariz, de seguro se infectará.

Pero no hay peligro de infectarse si usted está cerca del enfermo sin tocarlo o inclusive si se topan en el elevador.

Nomás para que vean lo exagerado que han puesto al virus, ahí les va esta lista. Conforme recorre la lista de arriba para abajo, los eventos ocurren menos y menos:

Sufrir un accidente en el hogar

Morir en un accidente automovilístico

Ataque al corazón mientras baila en una fiesta

Que una roca grandota del espacio le caiga en la cabeza en los próximos 100 años

Tener un accidente en avión

Que le pegue un relámpago

Ganarse la lotería

Morir por jugar en la computadora

Morir de un ataque de tiburón

Contraer Ébola

Así que si se van a preocupar, preocúpense muchísimo más por el próximo baile que por el Ébola.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *