El programa móvil Waterford: ¿con nuevo rumbo?

Por Consuelo Martínez
redaccion@latinocc.com

Desde octubre del 2015, las maestras encargadas de “echar a andar” el Mobil Waterford Program, “el camioncito” o “la escuelita móvil” como le conocen en Santa Bárbara, viven en la incertidumbre sobre el futuro del programa y de su propio futuro laboral. 

Ellas son María Elena Millings quien ha estado desde cuando inició el programa hace 8 años y Evelyn Ruiz quien ha participado los últimos 4, donde ambas han realizando su labor con mucha dedicación.

El innovador “Waterfront” del Distrito Escolar Unificado de SB (SBUSD), consiste en una van equipada con 8 computadoras, la cual se estaciona en distintos puntos de la ciudad de Santa Bárbara para monitorear clases de lecto-escritura a niños que no asisten a escuelas preescolares.   

Durante esos años el programa y las docentes han ayudado a forjar la educación de cientos de niños latinos de la zona en edad preescolar (de 0 a 4 años).

Allí, los pequeños tienen la oportunidad de aprender y estar expuestos al inglés, muchos de ellos por primera vez, precisamente eso representa un enorme aporte para que empiecen su vida académica con una mejor base y con mayores ventajas.

“Tuvimos una junta con el Dr. Raúl Ramírez, (Asistente del Superintendente de las escuelas primarias) y Michelle Robertson (Coordinadora del Programa Preescolar). No sé quién más estuvo involucrado para tomar la decisión realmente, pero ellos fueron quienes, ahí por octubre nos informaron a Evelyn y a mí que el Distrito ya no podía tener el programa y hablaron de una nueva etapa”, señala con pesar la maestra Milling.

María Elena indica que fue una desagradable sorpresa, cuando esto paso ya que cuando fueron tenían la ilusión que esa reunión sería el anuncio de una nueva etapa.

“Fue un shock para todos. Yo me moría de coraje, porque es tanto trabajo lo que hace uno, y sobretodo para los niños latinos, quienes ahora no se sabe que harán”, expresa María Elena.

Al mismo tiempo, indica que según el SBUSD no hay fondos.

“Nosotras no estamos tan seguras de eso. Lo que pasa es que creo que el Distrito ya no quiere hacerse cargo del camión. Bueno, hay muchas teorías…”, analiza la frustrada maestra, añadiendo que puede ser algo político del SBUSD.

De acuerdo a ella el Waterfront no es el único programa que sería eliminado por las autoridades escolares ya que habrían otros también se cancelarían.

“En nuestro caso es una tristeza porque ayudamos a unos 100 estudiantes en el programa”, acota Millings desde un edificio semi abandonado, donde antes funcionaba otro programa llamado Hippy y que ellas ocupan como oficinas.

La docente explica que ese lugar corresponde a una de las 4 paradas del vehículo las que también fueron reducidas, ya que por mucho tiempo fueron 7.

Según Millings, a ellas se les informó que junio sería el último mes, y que entonces, su mayor preocupación son sus estudiantes, niños de 3 a 5 años, que están inscritos en el Waterfront y que no asisten a una escuela preescolar por diferentes razones.

Y es que los pequeños provienen de familias que no califican, los papás no trabajan, unos están en guarderías o simplemente algunos papás no quieren mandar aún a sus hijos a la escuela porque los pequeños no están todavía listos.

“Muchos padres regresan a darnos las gracias y nos cuentan lo bien que les va a sus hijos en clases. Hemos tenido maestras en diferentes escuelas de los kinder que han venido personalmente con nosotras a traernos otros estudiantes para que utilicen nuestro programa por no tener esta base”, indica.

Evelyn también dice que los beneficiados de sus clases no son nada más niños de preescolar sino también kinder, “porque van atrasados en su nivel académico más que en la lectura y ese es el enfoque del camioncito”.

Las encargas del programamaría Elena Millings y Evelyn Ruíz./CLARA MARTINEZ
Las encargas del programamaría Elena Millings y Evelyn Ruíz./CLARA MARTINEZ

UNA NECESIDAD

Asimismo, cuentan las maestras, que a principios del año pasado, se dio a conocer que estadísticamente más de 600 estudiantes del Distrito Escolar Unificado de SB estaban debajo de su nivel académico y eso es lo que ellas desean ayudar a solucionar.

“Es algo de verdad que da miedo, porque el camioncito ayuda a esos niños. Les damos lo básico: aprender su nombre, los colores, las letras, los números. La otra fase que ponemos en marcha de enero a junio es la parte fonológica donde los niños empiezan a formar sus palabras”, explica María Elena.

Esta decisión afecta además la labor de preparación que se hacía con la escuela para padres mientras esperaban a sus hijos.

Un ejemplo de lo anterior es Samir Barona, dueña de casa, quien sabe por experiencia propia cuánto beneficia el programa Mobil Waterford, ya que su hija Madai (4 años) lleva casi 2 años participando del programa, y tiene otra más que empezó a asistir en el 2010 y que ahora ya cursa el primer grado.

“Es mejor que estén aprendiendo desde chiquitos a leer y aprender letras porque luego les va muy bien. Tengo una amiga que también traía a su niña aquí. Era un poquito más grande que la mía. Ahorita ella va en tercer grado y si yo le digo que van a cerrar este programa, creo que no le va a  parecer mucho. Lo hemos recomendado a otras personas, a amistades y ellos también han traído a sus niños aquí”, opina la madre quien además participa está activamente involucrada en la escuela de sus hijas.

Por su parte, Millings también se queja de que el Distrito ha estado cambiando funcionarios.

“Ése es el problema, entonces llegan nuevos coordinadores con nuevas ideas. Desafortunadamente el distrito y los coordinadores y la gente que esta a cargo de las decisiones no lo ven como una necesidad. Para mí es algo que necesito hacer para que todos los niños sigan adelante con sus clases y lleguen bien preparados al preescolar. Por eso nos decidimos Evelyn, Eva Medina (ex-monitora de Hippy) y yo a hacer un proyecto y ayudar a todos esos niños que se quedarán sin ayuda”.

PROYECTO ESPERANZA

Éste uno que las docentes han creado y que surgió por la gran necesidad educacional que ellas identifican en la comunidad y por su incierto futuro laboral, ya que de no continuar con el Waterford, literalmente se quedarían sin trabajo.

El cual es particular y fuera del distrito y que han bautizado como “Esperanza Multicultural Learning Project (EMLP por sus siglas en inglés).

“No hay algo similar dentro de la comunidad latina y por eso decidimos incorporar este nuevo proyecto educativo y es para niños en edad preescolar hasta los que cursan el tercer grado”, comparte Evelyn diciendo además que ya tienen su página virtual, www.esperanzalearning.com.

“La idea de nuestro proyecto es no nada más que ayudar a los niños del preescolar, sino ayudar a todos esos estudiantes que están por debajo de su nivel académico. No nada más inglés, sino matemáticas y ciencias y español. Vamos a dar clases de español porque es importante que esos niños sepan su idioma principal y así poder aprender mejor otro idioma”.

A su vez, ellas planean dar clases de educación física.

“Son clases de zumba para niños que es algo que realmente nadie lo ha hecho y es nuestra idea de llevar todas esas clases académicas para nuestras familias hasta tercero de primaria; porque, son los grados más importantes para la formación académica de un niño”, detalla Millings ya que si después de tercero un estudiante sigue pasándose de grado se atrasara en el futuro.

POR-PORTADA-012016-4WEB
Desde hace 8 años el programa a ayudado a cientos de niños. en su mayoría latinos. En la gráfica, una de las estudiantes prácticando el abecedario con una de las herramientas educativas con que cuenta el “camioncito” de lectura del Programa Waterfront del Distrito Escolar Unificado de Santa Bárbara./CORTESIA

NUEVOS PLANES

Consultado sobre el tema, el  Dr. Raúl Ramirez, quien lleva dos años en el SBUSD, indicó que no se había dado cuenta del gran interés que había hacia el programa Waterford.”

Ramírez, fue enfático en señalar que no hay tal cierre.

“El programa en si no cambiará, ni el uso del automóvil. Eso lo tenemos programado para el año entrante (el 2017). Por eso se me hizo como raro que le hayan dado esa notificación que el bus iba a parar porque no es así. No tenemos ningún plan de pararlo”.

El Dr. Ramírez aseguró además que han tenido conversaciones y que únicamente el enfoque del programa es lo que sería modificado.

“Ahorita el plan está muy poco detallado pero todavía hay mucha conversación que tenemos que hacer internamente para desarrollar este plan un poco más ampliamente. De hecho será un laboratorio móvil para la preparación escolar llamadoL ‘Mi Primer Maestro’”.

El funcionario escolar de ascendencia mexicana, explicó que el nuevo programa será parecido a lo que actualmente está en marcha, pero también mejorará la relación con familias y desarrollará hábitos académicos familiares y de toda índole entre padres e hijos de edades preescolares (0 hasta 4 años).

“Entonces nada más quiero que quede claro que el enfoque será el aprendizaje y el forjar esta relación familiar”, indicó el Dr. Ramírez.

En cuanto al futuro laboral de las maestras, el Dr. Ramírez señaló que no han tenido ninguna conversación con ellas acerca de lo qué tendría el Distrito planeado.

“Eso sería ya una conversación de tipo interna que no puedo comentar en detalle. Eso tiene que ver con cosas confidenciales, como haría con cualquier empleado del Distrito”.

Agregando que no pueden entrar en detalles acerca de la manera en que una iniciativa impacta el trabajo de una persona en particular, ni cómo ésta ha desempeñado bien o mal su trabajo.

“Eso tiene que ver con cosas confidenciales entre empleado(a) y el gerente que está a cargo de la supervisión. Desgraciadamente no puedo dar más detalles”, recalcó el funcionario del SBUSD quien tiene una amplia experiencia docente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *