El ICE se enfrenta con Biden y deportó a menores y bebés

Por Agencias
redaccion@latinocc.com

En los Estados Unidos, fueron regresadas desde marzo pasado a localidades fronterizas en México, por lo menos 11 mujeres migrantes con niños recién nacidos sin otorgar los certificados de nacimiento de sus hijos, según Agencia Efe.

Después varias conversaciones con abogados que trabajan con solicitantes de asilo y una revisión de registros de hospital y documentos legales, se descubrió que numerosos ciudadanos recién nacidos estadounidenses fueron expulsados para México después de que sus madres fueran sometidas a un veto fronterizo del Gobierno de Donald Trump.

Abogados sospechan que el número de casos es más elevado porque la gran mayoría de estas expulsiones han ocurrido lejos del público y sin involucrar a los abogados, sostiene la investigación.

“De acuerdo con defensores de migrantes y abogados, este patrón reciente de remociones de ciudadanos estadounidenses sin certificados de nacimiento ha ocurrido ante un trasfondo de políticas y prácticas migratorias en años recientes que han dañado a mujeres y niños ya de por sí vulnerables”, reveló el informe.

Durante el Gobierno de Trump, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), emitieron una orden conocida como “Título 42” como parte de la respuesta del Gobierno a la pandemia del coronavirus.

Esta disposición señala que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), puede devolver por la fuerza a través de la frontera a migrantes que hayan entrado de forma clandestina a Estados Unidos, sin darles la oportunidad de solicitar asilo o protección.

La investigación recuerda el caso de “Hélène”, una mujer haitiana de 23 años que tenía 9 meses de embarazo cuando llegó al país en julio.

Ahí, agentes de la Patrulla Fronteriza la llevaron a un hospital en el estado de California, donde dio a luz.

“Hélène” fue regresada a México después de ser dada de alta de la clínica sin el certificado de nacimiento de su hija.

Este incidente es solo una de las casi 20,000 expulsiones registradas por la CBP bajo el Título 42 en el año fiscal del 2020.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió el martes pasado una orden ejecutiva para que los CDC y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “revisen prontamente” el Título 42 junto con otras políticas de la era Trump destinadas a frenar la inmigración.

La orden señala que si bien “Estados Unidos es un país con fronteras y leyes que deben ser respetadas”, se necesitan mejores “sendas legales para la inmigración a este país” y restaurar el sistema de asilo que “ha sido gravemente dañado por políticas aplicadas en los últimos cuatro años que contravinieron nuestros valores y causaron sufrimiento humano innecesario”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *