Los Honda Civic hatchback, Civic Coupé y el sedán del 2020 están a punto de llegar a los concesionarios.

Por Carlos Hernández
redaccion@latinocc.com

Estos estilos de carrocería compacta recibieron actualizaciones significativas para el año modelo 2019, por lo que los cambios para el 2020 no son tantos.

El motor base sigue siendo un 2.0 litros de cuatro cilindros que genera 158 caballos de fuerza y 138 libras pies de torque.

La potencia se envía a las ruedas delanteras a través de una transmisión continuamente variable (CVT) o manual de seis velocidades.

Los modelos Civic EX, EX-L y Touring tienen un motor de cuatro cilindros turboalimentado de 1.5 litros, que genera 174 hp con cualquiera de las transmisiones. El par está vinculado a 167 libras pies con la transmisión manual y 162 libras pies con la CVT.

Las versiones de rendimiento del Civic Si del coupé y el sedán usan el mismo motor turboalimentado, pero sintonizado para producir 205 caballos de fuerza y 192 libras pies.

La automotriz japonesa también ofrece un modelo Sport con suspensión mejorada y neumáticos de rendimiento para todas las estaciones del Civic Si, montados sobre ruedas de 18 pulgadas.

El modelo Sport y los niveles de equipamiento más altos obtienen el sistema Display Audio de Honda, con una pantalla táctil de 7.0 pulgadas y compatibilidad con Apple CarPlay / Android Auto.

Los modelos deportivos también tienen pedales y asientos de aluminio cubiertos en una combinación de cuero sintético y tela. Los asientos de cuero completo son estándar en los niveles de equipamiento EX-L  y Touring.

En materia de seguridad, el Civic obtiene una gran variedad de tecnología de seguridad estándar.

El frenado de emergencia autónomo, el control de crucero adaptativo, la asistencia de mantenimiento de carril, la mitigación de salida de la carretera y la advertencia de salida de carril son estándar con el sistema Honda Sensing.

Las luces altas automáticas y la cámara de vista lateral LaneWatch de Honda están disponibles como extras opcionales.

Se piensa Honda descontinuara el LaneWatch, que utiliza una cámara montada en el espejo lateral del pasajero para aumentar la visibilidad, para agregar un monitoreo de punto ciego.

Los precios comienza en 19,750 dólares, lo que sería solo un aumento de 335 dólares con respecto al año modelo 2019.

El precio sube a 28,530 dólares por un sedán en el nivel Touring de alta gama. Para una mayor capacidad de carga, el hatchback cuesta 22,580 dólares con equipos que emparejan a la coupé y el sedán.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *