Editorial: No olvidemos y ayudemos

EditorialCarlos Hernández es el editor de El Latino y un periodista con una amplia experiencia en periodismo. Ha sido corresponsal internacional en Atlanta, Nueva York y California de agencias de noticias como EFE de España y la Associated Press./EL LATINO
EditorialCarlos Hernández es el editor de El Latino y un periodista con una amplia experiencia en periodismo. Ha sido corresponsal internacional en Atlanta, Nueva York y California de agencias de noticias como EFE de España y la Associated Press./EL LATINO

Por Carlos Hernández
editor@latinocc.com

Como inmigrantes Latinos en este país todos tenemos algún familiar, amigo, conocido cercano o incluso uno mismo, que ha vivido el drama del cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Esa odisea que representa caminar por días y ha veces hasta semanas por zonas peligrosísimas llenas de animales salvajes, ladrones y violadores, es algo que no debemos olvidar, ya que en estos momentos habrá más de algún padre, madre, niño o niña que realiza la travesía para el tan “anhelado sueño estadounidense”.

Con esto como marco de referencia, el Centro de Educación Comunitaria del Santa Barbara City College, estará realizando un foro para informar y educar de la actualidad migratoria en Washington, así como crear conciencia del peligro que conlleva el cruce fronterizo.

No es para menos, puesto que según datos del Departamento de Seguridad Nacional, el año pasado nada más y nada menos, más de medio millón de personas cruzaron clandestinamente la línea fronteriza del Sur de este país.

Por primera vez en la historia la mayoría llegaron desde Centroamérica, y no desde México.

Así, 250 mil centroamericanos hicieron el trayecto, especialmente de países como Guatemala, El Salvador y Honduras, donde los índices de criminalidad van en alza día a día, debido a la gran presencia de maras y grupos de narcotraficantes que se apoderan de la zona.

El camino de estas personas que vienen sin nada y se exponen a todo en su recorrido, se hace más difícil en estos meses de verano, donde las zonas fronterizas, áridas por naturaleza se convierten en  perfectos “hornos” por las elevadas temperaturas que les afectan, haciendo del camino del inmigrante un camino suicida.

Como dice un conocido refrán, “no olvidemos de donde venimos”, porque como mencione en un principio, ya sea directa o indirectamente casi todos los latinos inmigrantes en este país, hayamos cruzado o no la frontera o entrado con visa, debemos de ser empáticos con organizaciones como Ángeles de la Frontera.

Así, este es un buen momento para brindar nuestro apoyo, actualmente, el Centro Comunitario ya está recibiendo donaciones de agua, comidas enlatadas y kits de emergencia que una comitiva de la Costa Central, que se desplazará en caravana este sábado 27 de junio llevará hasta Tijuana para las personas que no pudieron pasar la frontera.

Muchos talvez criticaran mi apoyo para algo que para ellos es “ilegal”, como lo es la entrada clandestina a este país, sin embargo me gustaría que se preguntaran, ¿qué harían en el caso de no tener oportunidades para salir adelante en un país con un gobierno corrupto, una economía injusta y clasista?… y lo peor de todo, tener 2, 3 o 4 bocas más que alimentar… como decimos en mi país criticar es fácil cuando no se conoce las verdaderas razones de una problemática.

El fenómeno migratorio a este país no cabe duda que es complejo, sin embargo el ayudar es fácil, así que ayudemos.

Envié sus cartas y comentarios al Editor por medio de un correo electrónico a, editor@latinocc.com o por correo normal al 27 W. Anapamu St, Suite 396, Santa Barbara, 93101

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *