Protestas con manchas

Por Alíz Ruvalcaba
redaccion@latinocc.com

Más de 3 mil personas de todas las edades se dieron cita el domingo en los Jardines Sunken del Tribunal de la Corte de Santa Bárbara para protestar el asesinato de George Floyd, la última víctima afroamericana a manos de la policía y la brutalidad con la que se han manejado decenas de muertes de hombres y mujeres de raza negra.

En una protesta pacífica realizada por el movimiento Black Live Matters (las vidas negras importan), en su sección Santa Bárbara, diversos oradores (mujeres, casi en su totalidad), los participantes tuvieron el espacio para compartir mensajes de indignación, de opresión, y de aliento.

Cumpliendo con las normas de distanciamiento social marcada por recuadros de cinta amarilla en el piso, el uso de cubre bocas, y desinfectando el micrófono después de cada orador, los participantes y organizadores pudieron exponer una realidad, que siempre ha existido, pero que ahora se ha hecho más tangible gracias a la propagación de videos que ponen al descubierto la gran cantidad de abusos y violencia que sufre la comunidad negra día a día, no sólo a nivel nacional, sino dentro de la comunidad de todo el país.

Las protestas realizadas en Santa María, Isla Vista y Santa Bárbara se unen a las decenas de protestas que han tomado lugar a lo largo del fin de semana en ciudades como Nueva York, Miami, Los Ángeles, Chicago, Atlanta y Minneapolis, donde la gente han tomado las calles (en algunas instancias con violencia, como es el caso de Los Ángeles, Atlanta, Minneapolis y Nueva York) para expresar su frustración e indignación a la impunidad con la que a menudo los policías enfrentan.

“Esto no es algo lejano a nuestra comunidad, esto pasa aquí también, no podemos olvidar la muerte de Meagan Hockaday, (joven afroamericana de 26 años quien murió a manos del oficial Roger García en Oxnard en el 2015)”, explica en su discurso Ana Rosa Centino, Presidenta de la Mesa Directiva de Casa de la Raza añadiendo que “nosotros como latinos debemos de tomar un rol más activo para proteger a nuestros hermanos y hermanas afroamericanas”.

Con la atención plena de los asistentes, que en su mayoría iban vestidos de blanco (a petición de las organizadoras), la manifestación se llevó a cabo de manera respetuosa y responsable donde de primera instancia se honraron a los ancestros y a la sagrada tierra Chumash donde ahora está impuesta Ciudad de Santa Bárbara.

Krystle Sieghart, oradora y organizadora de la protesta, explicó el dolor y frustración que su familia por generaciones ha vivido en la ciudad,

“Mís hijos nacieron en Santa Bárbara, yo nací en el Hospital Cottage de SB, al igual que mis padres y abuelos, y esta historia de segregación y violencia no ha cambiado”.

También compartió como sus abuelos aún recuerdan el día que asesinaron a Martin Luther King y el dolor que eso les provocó, y que constantemente reviven ese sufrimiento porque hasta ahora, todavía continúa.

“Nuestra historia poco a poco ha sido borrada de esta ciudad, no se les puede olvidar que el lado Este de la ciudad antes era en su mayoría de comunidad negra, poco a poco nos han ido relegando y derrumbado monumentos históricos claves para los nuestros”, indicó Sieghart.

Entre cada oradora, Simone Ruskamp recordaba a los asistentes invocar el permiso de sus ancestros al repetir la palabra ASHE reconociendo lo que se decía, afirmando así a hacerlo una realidad.

Los diferentes discursos provocaron gran cantidad de emociones entre los ahí presentes, donde a base de experiencias propias, explicaban el medio con que se crece desde niños al ver un oficial armado, donde lejos de sentirse protegidos, se sienten intimidados, faltados al respeto, y abandonados por el sistema.

Cuando fue el turno de Chelsea Lancaster, co-fundadora de El Centro SB, la energía cambió, y en un discurso con bases y conocimiento expresó lo que es ser un aliado de verdad.

“Antes que nada quiero dar la bienvenida a los policías encubiertos que están aquí, ¿Están aquí para proteger a las personas blancas aquí presentes? ¡Es lo que saben hacer! Nosotros no necesitamos protección, ¿saben por qué? Porque a partir de hoy cada persona blanca que está aquí presente y dice que está en apoyo a este movimiento, pondrá su cuerpo en la línea para defender a la gente de color atacada”./ TODAS LAS FOTOS POR STEVE KENNEDY

En un discurso lleno de energía comparó la supremacía blanca no con el tiburón que está en el océano, sino con el agua que lo contiene.

“El tiburón mata a una persona, pero miles de personas mueren ahogadas, el agua es el privilegio blanco que nos está oprimiendo y la comunidad afroamericana están muriendo”, explicó Lancaster quién llamó a la acción y enfrentar a todas las Amy Coopers que existen la comunidad.

Cooper logró atención nacional cuando un video se hizo viral cuando Chris Cooper, otro afroamericano que observaba pájaros en Nueva York, le pidió que le pusiera la correa a su perro ya que esa área era protegida y eran las reglas del lugar.

Amy se molestó y llamó al 911 fingiendo ser amenazada por un hombre negro que atentaba su vida y la de su mascota.

“Pueden encontrar a muchas Amy Cooper en Santa Bárbara, ella es un soldado de la supremacía blanca, que van a hacer cuando llegue a la junta de la Mesa Directiva de Educación diciendo que estudios étnicos van a afectar a sus hijos. ¿Qué van a decir mañana cuando Amy Cooper sea su maestra, directora, administradora del SBCC? ¡Ya basta, todos ustedes han estado callados por mucho tiempo, es momento de hablar!”, expresaba Chelsea mientras recibía gritos de aprobación de los participantes.

Después de la serie de discursos cargados de un gran rango de emociones, la multitud marchó de manera pacífica hacía el Departamento de Policía quién los recibió con una barricada y con guardias armados, al llegar al lugar.

SIN COOPERACIÓN

Ahí, Krystle quien portaba el megáfono, preguntaba a los oficiales por que los recibían así, por qué poner una barricada como si esperaran violencia.

Y es que a diferencia de otras ciudades de California como Riverside, Santa Cruz y Hollywood, donde agentes y Jefes de Policía y Alguacil  en una muestra solidaria con los manifestantes se hincaron y hasta marcharon con ellos, en Santa Bárbara la situación fue completamente diferente.

En el cuartel policial, los oficiales permanecían en el flanco en silencio al igual que la Alcaldesa Cathy Murillo, quienes observaron cómo decenas de personas poco a poco fueron tomando su lugar acostados en el piso y permanecieron ahí por 8 minutos y 46 segundos, el mismo tiempo que permaneció Floyd en el piso mientras el oficial Derek Chauvin ponía todo su peso en el cuello hasta su muerte.

Una vez de pie, la multitud se acercó hasta la línea que habían marcado los oficiales y donde pedían a gritos que se pusieran en una rodilla para demostrar su unidad con el movimiento y con su propia comunidad. Ningún oficial lo hizo.

Así es como durante la manifestación, los oradores expresaron que el comunicado presentado por la Jefa de Policía Lori Luhnow, quien no se hizo presente, como si lo hicieran sus colegas en otras ciudades, era uno lleno de palabras huecas y que nunca hizo el intento por comunicarse con ningún miembro de la comunidad negra para mostrar un apoyo real.

Por su parte, la Alcaldesa Cathy Murillo también hizo caso omiso a la petición de los manifestantes quienes le pedían mostrar su apoyo y condenar la crueldad con la que la policía ha actuado en diferentes partes del país e hincarse a modo de protesta. “Cuando yo llegué al frente ya se sentía el enojo y no se me permitió hablar, cuando me retiraba escuché los cánticos de “ponte de rodillas”, pero yo sentía el ambiente tenso y no tanto como invitación a trabajar juntos, vamos a honrar esta terrible muerte juntos. Ojalá y se hubiera podido dar de manera diferente, pero completamente entiendo su enojo y dolor”, enfatizó Murillo.

Algo que provocó la ira de los organizadores fue el hecho que la Alcaldesa no marchará con ellos, a pesar que llegó a los Jardines a escuchar las demandas, pero apareció en el Cuartel y según ellos tras su negativa a incarse  «y poner excusas se dio la vuelta y se marchó con las manos arriba. Toda una vergüenza».

Antes de finalizar el evento, Farmer expresó que el mensaje recibido por la comunidad por parte de la Policía y de la Alcaldesa es uno que demuestra que en hechos, realmente no están convencidos de su apoyo, y enumeraron las demandas solicitadas.

Primero, ellos exigen que el Concilio Municipal se adopte una resolución la cual condene la violencia y brutalidad policiaca y declarar al racismo como una emergencia de salud pública.

Segundo, transparencia y rendición de cuentas por parte de la Policía y del Alguacil del Condado de SB, además de exigir la protección y conservación de monumentos de la comunidad negra en vez de aquellos que demuestran la supremacía blanca, y por último se exige el apoyo anual para la celebración de Juneteenth que conmemorará la emancipación y liberación negra.

Murillo explicó que el Concilio Municipal tendrá que decidir si se apoyan estas propuestas, pero que ciertamente, el pasar una resolución que declare el racismo como una emergencia de salud pública, es una acción factible.

OPORTUNISTAS

Aunque en las marchas de los Condados de Santa Bárbara y Ventura, no se dieron actos de vandalismo ni saqueos de negocios, algo totalmente diferente pasó en la vecina ciudad de Van Nuys, Los Ángeles y Santa Mónica.

En Los Ángeles, algunos de los manifestantes que iban en una marcha pacifica en la zona del Westside de la ciudad, cerca de Sunset Blvd, se desplazaban hacía el exclusivo Centro Comercial de Grove.

Luego de una hora de reclamar a la policía de no dejarles pasar, muchos incendiaron 9 patrullas, las cuales están equipadas con tecnología de más de $125 mil cada una, así como saquearon varias tiendas locales y también incendiaron tres edificios, causando millones de dólares en perdidas.

Para el Supervisor del 5º Distrito del Condado de Ventura, John Zaragoza, la muerte de Floyd representa que hay policías racistas en algunos departamentos a quienes se deben de sacar.

«Lo mismo se tiene que hacer con las manzanas podridas que están en las organizaciones que realizan las protestas, porque es una realidad, hay gente mala en ambos lados”, señaló Zaragoza.

El Supervisor asegura que los hechos de Los Ángeles ponen una mancha en honrar el asesinato de Floyd a manos del policía blanco.

“Todos tienen el derecho constitucional de protestar, desgraciadamente ha habido saqueadores e individuos violentos que sólo dañan el movimiento (de protesta pacifíca) y a la tan golpeada economía local que pelea con otro enemigo como lo es el Covid-19”, recalcó el Supervisor.

Zaragoza, indica que siempre ha sido un fiel apoyador de darle una mejor educación, entrenamiento, igualdad de empleo y vivienda a las minorías, por lo que lo mejor que pueden hacer es salir a votar en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

“Muchas veces los latinos, sobre todo, nos quejamos de la situación y de las injusticias del sistema pero pocas veces salimos a votar como deberíamos y sin hacerse contar con el voto, nunca se podrán tener líderes que sean una voz de sus derechos ni que velen por su bienestar”, explicó Zaragoza, quien estará luchando por ser el próximo Alcalde de Oxnard.

Es por ello, que indicó que de ser electo estará trabajando con el Jefe de Policía local, Scott Whitney, para asegurar que los próximos agentes contratados pasen un riguroso proceso de selección y asegurarse que no tengan problemas de racismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *