Vergüenza Mundial: el legado oscuro de Trump

Por Alíz Ruvalcaba
redaccion@latinocc.com

El miércoles 6 de enero, mientras que el Congreso de los Estados Unidos llevaba a cabo la jornada para certificar la victoria del demócrata Joe Biden y la Vice-presidente electa Kamala Harris, el caos y la violencia ocasionadas por seguidores y “cultistas fanáticos” de Donald Trump, irrumpieron el proceso durante horas en el Capitolio de la Capital del país.

El acto al que muchos expertos han calificado como “terrorismo interno”, dejo un saldo de decenas de heridos y al menos cinco muertes, entre las que se encontraba una mujer de San Diego, quien era orgullosa seguidora de Trump y contaba con gran entrenamiento al ser veterana militar.

Ashli Babbitt, tenía un record de cargos policiacos entre los que se incluían una demanda por daños a terceros y destrucción de propiedad, cuando en una persecución en un ataque de celos chocó repetidamente un automóvil en el que viajaba la ex-de su ahora viudo.

Ese y otros cargos se registran ante la corte de Maryland se describen en el Daily Mail y el periódico The US Sun, años después Babbit contaría también con el equivalente a dos órdenes de restricción.

Babbitt falleció al ser disparada en el pecho mientras intentaba penetrar ilegalmente a un salón interno del Capitolio.

Según investigaciones del FBI, la invasión del Capitolio no fue para nada pacífica, ya que encontraron bombas caseras Molotov, así como diferente tipo de armamento en las instalaciones.

ATAQUE PLANEADO

De acuerdo a Luis Montes, analista político y estratega demócrata con base en Nueva York, el despliegue visto en el Capitolio no se genera de un día para otro.

“Lo que pudimos ver en el Capitolio ese día, fue la culminación de un proceso de toxicidad política que se viene gestando desde el 2009, donde se dio la primera aparición en público de lo que ahora se le conoce como el Tea Party, cuando se manifestaban en contra de la reforma de Salud propuesta por el entonces presidente Barack Obama. Este 6 de enero del 2021 pasará a la historia como el clímax, el punto máximo de la radicalización del partido republicano en EEUU”, señala Montes.

Para Montes, la falta de liderazgo mostrada por el actual presidente fue tangible para muchos, incluso de sus seguidores republicanos, en esta demostración.

“La falta de liderazgo maduro y serio en la Casa Blanca es lo que llevó a esta respuesta que pudimos ver. El responsable intelectual de este acto de terrorismo doméstico tiene nombre y apellido y se llama Donald Trump”, acota el estratega originario de El Salvador y quien cuenta con una Maestría en Ciencias Políticas de La Universidad de Harvard y ha sido jefe de oficina de Congresistas demócratas en Nueva York.

Además, Montes define como pantomima el llamado que hizo Trump en un video pre-grabado donde se escucha al mandatario expresando “siento su dolor, son especiales y los quiero, pero es hora de irse a casa”.

Por su parte, en el contexto mundial este atentado marcará por siempre una página oscura en la historia de los Estados Unidos, donde la última vez que se registró un ataque de esta magnitud fue en el 1814 cuando los británicos y canadienses llegaron a prender fuego al Congreso, en represalia después de que Estados Unidos incendió el edificio del Congreso en Canadá durante la Guerra que Iniciara e 1812.

COMO SE VIVIERON ESOS MOMENTOS DENTRO DEL CAPITOLIO

“Si Mike Pence hace su trabajo y hace lo que tiene que hacer, ganamos la elección”, le decía Trump a sus simpatizantes a unas cuadras del Capitolio.

Tras un enfrentamiento con la policía en las afueras del edificio, miles de personas lograron tomar el recinto, provocando así la suspensión de las sesiones de los legisladores y mientras se daba la orden de resguardo para los congresistas y personal presente, entre los que se encontraba el Congresista local del 24º Distrito, Salud Carbajal.

“Afortunadamente la mayoría del personal de mi oficina estaban trabajando desde casa desde el inició esta pandemia y debido a los protocolos de seguridad. Sólo, mi esposa ‘Gina’, quien había venido a ver mi ceremonia de toma de protesta, y un miembro de mi personal estaban conmigo cuando recibimos la llamada de que la seguridad del Capitolio había sido violada y que permaneciéramos resguardados”, comenta en exclusiva Carbajal desde Washington.

Para el Congresista, cuyo distrito abarca los condados de San Luis Obispo, Santa Bárbara y una parte de Ventura, es profundamente perturbador que la policía estaba tan falta de preparación para defender el Capitolio.

“Nosotros en el Congreso ya nos dimos a la tarea de iniciar la investigación para encontrar dónde y cómo fue que esto pudo ocurrir”, explicó el Congresista demócrata.

Así, mientras el Capitolio era tomado por extremistas y millones de personas eran testigos a nivel mundial de las imágenes, de cómo caía el control en la cámara de representantes y funcionarios se tenían que esconder bajo sus escritorios preocupados por su vida, Trump se dirigía a sus seguidores en las redes sociales, como “grandes patriotas”, explicando el entender su dolor después de que las elecciones le fueron robadas. Dichos mensajes en sus redes sociales le costaron la suspensión de sus cuentas sociales en Twitter, Facebook e Instagram.

HIPOCRESÍA

Muchos analistas a lo largo y ancho del país también alertan que es imposible ignorar la manera en que se contrarrestara la respuesta y el despliegue policiaco que se tuvo el 6 de enero, en el edificio que es el santuario de la política estadounidense.

Los hechos que han impactado al país durante 2020 y lo poco que va en 2021, han sido clave para exponer de manera más clara el sistema de poder que se ha manejado en la historia del país, y lo imparcial que ha sido con las minorías, asegura Simone Akila Ruskamp, Co-Organizadora SB Healing Justice, añadiendo que estos hechos van mucho más allá.

“Tengo sentimientos encontrados, ahorita deberíamos estar celebrando la victoria del estado de Georgia, porque, aunque sabemos que el senador Rev. Warnock es maravilloso, es el primer senador negro de Georgia y el hecho de que él es el primero, es simplemente un reflejo que el sistema ha funcionado muy bien en prevenir que personas negras tengan acceso, o participación. Es lo mismo que vemos en California con Alex Padilla, quien tomará el lugar que deja Kamala Harris y también es el primer latino en la historia del estado”, indica Ruskamp.

Como ejemplo de este contraste, se tiene lo ocurrido en verano en la ciudad de Santa Bárbara donde la policía recibió a manifestantes con un equipo anti motín y una barricada desplegada, después de que los líderes de BLM y activistas pacíficos se congregaran en las afueras de la Corte.

“Algo que realmente era violento (el mitín de Trump minutos antes de la toma del Capitolio), se excusa tras el pretexto de que los manifestantes iban a rezar… mientras en el caso de negros y latinos, al contrario, siempre se busca encontrar algo grave, aunque no haya daño alguno”, señalan Ana Love Zepeda y Chelsea Alexandra Lancaster, activistas comunitarias en entrevista exclusiva para El Latino.

Al mismo tiempo Ruskamp indica que simplemente algo no está bien, lo cual se puede ver ahora mismo a nivel nacional.

“Hay a un supremacista blanco (Trump) que fue impuesto por este sistema que produce este tipo de terrorismo interno”, asegura Ruskamp.

POSIBLES ESCENARIOS PARA LA CAIDA DE LA ERA DE TRUMP

La incertidumbre aún continua cuando en los rincones del mundo se espera la resolución del conflicto, mientras que se debaten los posibles escenarios que estos hechos tendrán a tan sólo unos días de la toma de poder de Biden.

La palabra juicio político, destitución de poder y la aplicación de la Enmienda 25 están en la mente de los demócratas y algunos republicanos, quienes el día lunes 11 presentaron resoluciones para la destitución de Trump de su puesto antes de que termine su periodo presidencial.

Para Carbajal este es el resultado de las irresponsables acciones de Trump al instigar a una insurrección violenta, porque continua en negación sobre los resultados de la elección más segura en la historia.

“Yo no tomo el proceso de destitución a la ligera, pero sus acciones han comprobado una vez más que no es apto para estar en el poder y que representa un peligro para la nación. Es hora de que los republicanos que le han permitido llegar hasta donde está, se pongan de pie y defiendan nuestra democracia y se invoque la Enmienda 25 para remover a Trump”, señaló el Congresista de ascendencia mexicana.

Al mismo tiempo Carbajal enfatizó que si los republicanos se niegan a hacer su trabajo, entonces la Casa de Representantes actuará para hacerlo responsable de sus acciones por medio del proceso de destitución o impeachment.

“Espero que nuestros senadores abran los ojos y voten para declararlo culpable y se prohíba así su posible re-elección en un futuro”, indica Salud Carbajal.

Este proceso de destitución sería el segundo durante el periodo de su presidencia.

Mientras tanto, mientras tanto la Enmienda 25 se refiere al escenario cuando un mandatario no está capacitado para cumplir con su deber, pero tampoco quiere renunciar a su poder, para que esto se lleve a cabo, el Vicepresidente y una mayoría del Gabinete tendrían que estar de acuerdo a que Trump no puede ejercer su cargo, y sería removido.

En caso de que se encontrara responsable de los cargos, Trump perdería la pensión vitalicia de más de $200 mil dólares anuales, $1 millón de dólares anuales para gastos de viaje, además se le eliminaría el beneficio de la escolta de servicio secreto y su habilidad para poder postularse como candidato a la elección presidencial del 2024 o a cualquier otro puesto público.

Así mismo, el Congresista Carbajal indica que es importante no perder el enfoque, en que las personas que invadieron el Capitolio así como las que protestan por un fraude que nunca hubo, por ningún motivo pueden ser considerados patriotas.

“Son un grupo extremista y de terrorismo doméstico, radicalizado por las mentirlas del actual presidente. Es crucial que los equipos de seguridad en todos los niveles aprendan de los errores cometidos por el departamento de policía del Capitolio y que se evite que algo similar vuelva a suceder”, concluyó.

EL PAÍS EN ALERTA

Lo que sí queda muy claro es que la toma de poder de Biden está a tan sólo unos días, y que estará dirigiendo un país en crisis y completamente divido en todos los niveles, grupos extremistas de derecha y supremacía blanca han invitado y confirmado, vía redes sociales, la convocatoria de marchas armadas a nivel nacional en todos los capitolios de los estados entre el 16 y 19 de enero.

Antes de que se cerrara la red social Parler, que es una especie de Twitter pero para simpatizantes de extrema derecha y grupos radicales, los usuarios invitaban a acudir a las marchas armadas preparados a morir con el fin de defender la Constitución y retomar el país.

Lo anterior ocasionó la eliminación de dicha plataforma social de Apple Store y Google Play, así como Amazon retiro su servicio de servidores desde donde operaba Parler.

A nivel local el Capitán del Departamento del Alguacil de Ventura, Eric Buschow, aseveró que aunque sus agentes estarán en alerta no puede dar detalles sobre el plan de acción, pero que la comunidad se puede sentir segura.

“Estamos preparados y monitoreando las planeaciones y amenazas que se registran por internet, en caso de que se presente una amenaza a nivel local. También estamos trabajando con organizaciones y aliados para asegurar la seguridad de nuestra comunidad”, enfatizó el Capitán Buschow.

Por su parte el Supervisor del 1º Distrito del Condado de Santa Bárbara, Das Williams, expresa su preocupación sobre una posible ola de marchas violentas.

“La seguridad el día de la Inauguración (presidencial) ha sido una preocupación mía desde inicios de diciembre, y mientras que no nos es posible dar detalles sobre las preparaciones que se tienen a nivel condal, es importante que nuestros residentes sepan que existe el proceso de planeación en anticipación a este evento, y mucho más ahora que se llevó a cabo la insurgencia violenta del pasado 6 de enero”, señaló Williams.

Para Montes, la posición de Estados Unidos ante las potencias mundiales tomará años para recobrar su credibilidad como un país digno de admiración y regido por la democracia.

Como muestra, es que los ojos del mundo están en EEUU y los pronunciamientos en desapruebo de su credibilidad no se han hecho esperar, sobre todo con posturas de como Rusia, Irán, China donde exponen los hechos desplegados en el Capitolio muestran que “la Democracia Occidental es más frágil de lo que se piensa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *