Asesinatos en SM causan consternación / Santa Maria homicides stir community

ESPAÑOL

Por/By Keith Carls (KEYT)
redaccion@latinocc.com

El reciente doble homicidio en Santa María tiene a algunos residentes de la ciudad para hacer un esfuerzo en toda la comunidad para detener el alarmante aumento de la mortal violencia juvenil.

Las muertes a tiros de dos jóvenes la noche del martes pasado, tiene a más líderes comunitarios diciendo que ya es suficiente.

«Esta es nuestra comunidad y si existe el temor no sólo tenemos que entender por qué el miedo está ahí y tratar con él y enfrentarlo y llevar la paz y la esperanza y la unidad como, hemos hecho antes», dice Gabriel Morales quien es director del Centro para la Formación en el Empleo en Santa María y es parte de una coalición comunitaria recientemente formada para encontrar soluciones al aumento de la violencia juvenil.

«Ahora mismo es un punto de la fe, que es un punto de pie por lo que creemos y lo que este país representa», Morales dice, «de las reuniones que he tenido, y hay un buen número de nosotros que estamos cansados de estar en las reuniones. Con estas dos muertes recientes, es hora de hacer algo, y una de las cosas simples que podemos hacer es llegar a conocer a nuestra comunidad de nuevo».

Morales ha sido una voz líder en Santa María en los últimos años para tratar de evitar que los jóvenes locales se metan en el mundo del crimen a nombre de las pandillas callejeras u otras razones.

Él dice que es necesario que haya un renovado esfuerzo y compromiso para llegar a los jóvenes de la localidad a una edad aún más joven.

«Ahora es el momento de mirar a la generación más joven, que estoy oyendo que necesitamos para asegurarse de que los niños en el nivel primario están siendo guiados», Morales añade:

«si hay niños de bajos recursos pasando por problemas que no les atienden y si las herramientas no están allí en las aulas o en la comunidad o en la casa, entonces tenemos que prestar esos servicios «.

Morales y otros en la comunidad basados en la fe, están organizando una caminata de oración para este próximo domingo por el barrio donde los tiroteos mortales tuvieron lugar la noche del martes.

«Para algunos de nosotros sólo tenemos que ir en el barrio y comenzar a hablar con las familias y ver si podemos proporcionar algún tipo de esperanza y ayuda», Morales dice.

«Hay programas que tienen que estar en su lugar, el personal que necesitan para ser entrenado, todo, desde la aplicación de ley a los maestros a los padres a los trabajadores de la comunidad para entender la cultura en que vivimos, ya se ha dicho en un par de reuniones que no estamos conectados, así que vamos a conectarnos, unámonos y apoyemos unos a otros y dejemos de señalar con el dedo, vamos a ayudar a estos niños y sus familias y comenzar a tomar medidas «.

«Ellos son nuestros vecinos, son nuestros hijos, y todos los chicos que he trabajado con todos estos años, miles de niños, todos querían hacer bien», dice Morales, «nosotros no les estamos dando a las opciones que saben que quieren o están disponibles para ellos, cuando me ofrezco como voluntario en la prisión o el Centro de Menores muchos de estos niños no sabían que había alguna otra opción, no creían que había alguna esperanza, por lo tanto tenemos que recordarles que si hay esperanza».

LC-MURDERS-012016-1WEBENGLISH

The recent double homicide in Santa Maria has some in the city calling for a community-wide effort to stop the alarming rise in deadly youth violence.

The shooting deaths of two young men Tuesday night has more community leaders saying enough is enough.

«This is our community and if there is fear there we’ve just got to understand why the fear is there and deal with it and confront it and bring peace and hope and unity back, we’ve done it before», says Gabriel Morales who is Director of the Center for Employment Training in Santa Maria and is part of a recently-formed community coalition to find solutions to the spike in youth violence.

«Right now it’s a point of faith, it’s a point of standing for what we believe in, and what this country stands for», Morales says, «from the meetings I’ve been through, and there’s quite a few of us that are tired of being at meetings, with these two recent deaths, its time to do something, and one of the simple things we can do is get to know our community again.»

Morales has been a leading voice in Santa Maria over the years in trying to prevent local young people from acts of violence on behalf of street gangs or other reasons.

He says there needs to be a renewed effort and commitment to reach out to local youth at an even younger age than ever before.

«Now is the time to look at the younger generation, I’m hearing we need to make sure the kids at the elementary level are being guided», Morales says, «if there are any under-served kids going through then they need to get served, and if the skills aren’t there in the classrooms, or in the community or at the home, we need to provide those services.»

Morales and others in the faith-based community are organizing a prayer walk on Sunday through the neighborhood where the deadly shootings took place Tuesday night.

«For some of us we just need to go in the neighborhood and start talking to those families and see if we can provide some type of hope and help», Morales says,

«there are programs that need to be in place, staff that need to be trained, everything from law enforcement to teachers to parents to community workers to understand the culture we live in, its been said at a couple of meetings that we live in silos, that we’re not connected, so let’s connect, let’s unite and let’s support each other and stop pointing fingers, let’s help these kids and families and start taking action.»

«They are our neighbors, they are our kids, and every kid that I worked with all these years, thousands of kids, they all wanted to do well», Morales says, «we’re not giving them the options they know they want or are available to them, when I volunteer at the prison or Juvenile Hall a lot of these kids didn’t think there was any other option, they didn’t think there was any hope, we’ve got to remind them there is hope, regardless of the situation.» ν

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *