El sábado pasado el LAFC dio inició oficialmente en su travesía por conquistar la MLS cuando recibió ante casi 5,000 aficionados en el Banc of California Stadium al Austin FC, al que derrotó con cierta facilidad 2-0.

Aún y sin Vela el LAFC debutó con victoria en la MLS

Aún y sin Vela el LAFC debutó con victoria en la MLS

Por Carlos Hernández
redaccion@latinocc.com

El sábado pasado el LAFC dio inició oficialmente en su travesía por conquistar la MLS cuando recibió ante casi 5,000 aficionados en el Banc of California Stadium al Austin FC, al que derrotó con cierta facilidad 2-0.

A pesar de no contar con el uruguayo Diego Rossi y luego su estrella mediática el mexicano Carlos Vela tuvo que salir debido a mala comunicación del cuerpo técnico por una posible lesión, el equipo dirigido por Bob Bradley ganó así sus primeros puntos ante la hinchada que llenó sólo el 33% del bello recinto.

Aunque los de Texas, mostraron cierta motivación por jugar su primer juego oficial en su historia, la verdad nunca inquietaron con verdadero peligro la meta de los angelinos.

En cambio el equipo aurinegro, encimó a su rival con llegadas por las bandas, sobre todo, pero que la defensa rival supo contener. Cabe mencionar que el percance del cambio de Vela, generó molestia en el mexicano, como lo mostraron las camáras de televisión, y fue un incidente que generó un poco de confusión en sus compañeros.

Esto hizo que los ataques del equipo de Bradley fuesen infructíferos en el primer tiempo.

Con el querer y no poder del LAFC se llegó al medio tiempo, dejando sensaciones encontradas, pero que al fin y al cabo se pueden entender por ser el primer juego de la liga.

Los 4900 aficionados del Banc of California Stadium que fueron admitidos bajo estrictas reglas de seguridad y sanidad impuesta por el club, tuvieron que esperar hasta el minuto 60 cuando en un ataque que inició por la banda derecha, le llegó la pelota a los botines del puntero izquierdo, Corey Baird a pase de K. Opoku.

Ahí, Baird de primera y ante la marca de Juan Romaña sacó un tiro raso que fue a parar a la esquina inferior izquierda de la meta de Stuver, cuya estirada fue inútil para evitar que el LAFC abriera el marcador.

El partido transcurrió, en la misma tónica que el primer tiempo, con los angelinos llevando la batuta del encuentro pero sin poder sentenciar el mismo.

No fue hasta el minuto 92 cuando Cifuentes marcó el 2-0 a pase nuevamente del diminuto y habilidoso Opoku.

El africano le robó el balón a Pereira en las afueras del área grande para luego y cuando encaraba a Stuver le sirvió en bandeja de plata el balón a Cifuentes quien acompañaba la jugada dentro del área chica para vencer por segunda vez la valla de los texanos.

Con el triunfo el LAFC lograron su primeros tres puntos y son colíderes de la División Oeste, junto con otros tres equipos. El próximo juego será este próximo sábado cuando los de Bradley reciban al Sounders de Seatlle a las 3:00 p.m.

BRADLEY: “TENGO LA CULPA”

Vela se resintió de la pierna al momento de buscar un balón, por lo que los médicos del LAFC lo atendieron, pero cuando quiso regresar al campo Bradley, ya lo había cambiado.

«¿Por qué me sacaste?» se escucha que le reclama Bob Bradley, sin embargo, cuando el entrenador quiso pedirle una disculpa, se fue de largo directamente hasta los vestidores.

Y es que el entrenador no esperó mucho y pensó que su estrella no podía seguir más y por eso decidió cambiarlo por Opoku.

Tan sólo minutos después, el propio estratega dio la cara y reconoció haberse equivocado durante una mini entrevista que dio a Fox Deportes.

«A lo mejor me precipité, tal vez fue mi culpa. No estoy seguro. Nos dio la señal de que no podía continuar, pero viéndolo bien no puedo decir más que fue totalmente mi culpa» explicó Bradley.